Enlaces accesibilidad

MasterChef

Juana, última expulsada: "Hablar de Masterchef es hablar de agradecimiento"

  • La eliminada del último programa nos cuenta su experiencia en el programa
  • “Me dolió el comentario de Michael”, ha declarado
  • Su mejor momento fue la visita de su marido después del confinamiento

Por
Entrevista

Ha llegado uno de los momentos que los seguidores de MasterChef no querían: despedir a Juana de las cocinas de esta octava edición. La concursante de 75 años ha sido la última expulsada después de una prueba que no logró superar, pero ella nunca tiró la toalla.

Una concursante que ha llegado al corazón de todos

Sobre su paso por el programa solo tiene buenas palabras. “He recibido muchísimo cariño que es lo que a mí me hace falta, lo valoro que lo he pasado estupendamente y solo hablarme de MasterChef es decir agradecimiento”.

Hemos hablado con la concursante segoviana en su primera videoconferencia para que nos contara por qué ha conseguido llegar tanto, no solo al público, sino también a sus compañeros y a los jueces: “Porque yo soy así. Soy muy transparente”“Jordi, Samanta o Pepe, para mí, como mi familia. Bueno, todos se han portado conmigo mejor imposible. Me he traído mucho cariño de ellos y nunca lo voy a olvidar”, dice dedicando estas palabras al jurado del programa.

Del público, también recibe el cariño cuando sale a la calle. “Pero cómo quieres que piense que yo voy a ser la abuela de España. Hoy estaba comprando y se me acerca una señora diciendo ‘si se hace una foto conmigo haría a mi hijo Alberto feliz’. Pero bueno, es que alucino”.

Además, la vemos muy activa en las redes sociales. “Yo lo llevo bien. Me espabilan. Me duele un poco cuando me dicen algunas cosas injustas, que no es verdad, porque mira, si he metido la pata y es verdad, pues te aguantas, pero hay cosas que me parece que tanta mentira no me gusta mucho. Pero tiene que haber gente para todo”, dice sobre ellas.

La convivencia en la casa y su bonita relación con Alberto

La despedida de Juana ha sido una de las más lloradas por todos, muestra del cariño que le tienen. Ella lo achaca a que cuando das cariño te lo devuelven. “Los quería mucho. Pasábamos mucho rato juntos y contábamos cosas. Yo creo que de mi sabían desde el día que nací hasta el día que me vine. Yo lo cuento todo”, recuerda.

De la convivencia en casa dice que con unos tiene más afín que con otros, pero que no ha habido mucha polémica. “Yo me metí con ellos como una amiga más, como si en vez de tener75 tuviera veintitantos como ellos y lo hemos pasado bien”, cuenta sobre su experiencia con gente tan joven.

De hecho, con los que mejor se ha llevado Juana ha sido con los concursantes más jóvenes: Luna, Iván, Ana y especialmente Alberto. El barcelonés la considera como una abuela, y ha contado en el programa que tenerla cerca le ha recordado a los momentos que vivía con sus abuelas. De ahí las muestras constantes de cariño que él pone en las redes sociales a Juana, y sus lágrimas sin consuelo en la despedida.

“Alberto yo creo que me quiso mucho y a él también, muchísimo. Alberto, al poco que hablabas de cualquier cosa se ponía colarao, era un poco tímido. Pero luego ya conmigo hemos hablado mucho y muy bien”, dice Juana sobre su relación con él. Además, añade que, si tuviera que ser la madrina de la boda de Luna y Alberto lo serían, aunque matiza: “teniendo cada uno su madre él y su padre ella, creo que es lo suyo, pero si me lo pidiera, claro que sí, como no. Sin pensarlo”.

Juana y el edredoning

No hemos podido evitar preguntar a Juana por la confusión que tuvo en el último programa con el edredoning y la fiesta del pijama. “Yo no sabía lo que era el edredoning, que quieres que te diga. Luego allí yo me echaba las manos a la cabeza. Yo tengo en Matabuena una casa grande que cabemos todos y dije que estirábamos los colchones y hacíamos edredoning, pero yo quería como la fiesta del pijama”, nos cuenta entre risas.

Eso sí, también dice que si quieren pueden haber edredoning: “Pero si ellos quieren, lo que haga falta, porque si ellos quieren hacer edredoning yo les dejo arriba y luego cuando el pijama me subo con ellos y ya está”.

Le ha dolido el comentario de Michael

Hace una semana entrevistábamos al undécimo expulsado de MasterChefMichael. Él nos decía que Juana nunca le había visto como un igual: "Creo que para ella ha sido difícil verme como igual, en el sentido de que yo estoy en España, soy extranjero, soy gay”.

“No me parece que él pueda decir eso cuando yo soy de una familia normal de Navafría y él puede ser de una familia de Costa Rica tan normal como la mía. Me duele que diga eso”, ha respondido Juana, que cree que el anterior eliminado quiere ponerle en contra de los homosexuales: “No es verdad, porque todos los que me conocen saben que ni muchísimo menos, que ni el blanco ni el negro, ni el otro ni la otra, soy yo igual que todo ser viviente y cada uno que viva como mejor pueda vivir y sea más feliz”.

Pide perdón a sus compañeros

Juana reconoce que, al ser tan transparente, en algún momento ha podido meter el dedo en el ojo de algún compañero porque cuando se enfada cocinando suelta cualquier cosa que luego le pesa. Por eso, ha querido aprovechar la ocasión para pedir perdón por algunos de esos comentarios: “Lo digo con el corazón, que me perdonen, tanto Michael, como Teresa, como Andy, si he dicho algo de cualquiera que me perdone”.

La visita de su marido, el momento más especial

Hemos preguntado a Juana cuál ha sido el momento más especial que ha vivido en MasterChef once programas. Ella no lo duda: “El momento más especial, cuando llegó mi marido. 50 años casados y 10 de novios, si no me he separado de mi marido nunca. Eso fue para mí el momento más especial. Todo es especial pero cuando vi a mi marido…”.

De él ha estado separada cuatro meses, pero dice que, aunque los ha echado de menos, no lo ha pasado mal. “Mi marido y mi hijo se apañan en casa estupendamente. Me decían que estaban bien y como yo también estaba bien, no lo he llevado mal. Me acordaba mucho, pero lo he llevado lo normal”, cuenta. Ahora están a la espera de saber cuándo se irán a Irlanda por el premio que le tocó en el programa anterior.

Su paso por el programa

Sin ninguna duda, Juana ha ido a disfrutar de la experiencia, y a aprender de cocina. “Hasta la vanguardia, yo tranquilamente en casa lo domino. Sí que de tradicional casi dominaba todo, pero de vanguardia, tranquilamente, sin mirar al reloj y todo eso sí que lo puedo hacer”. Además, también ha ayudado a los demás concursantes cuando le han pedido algún consejo de la cocina más tradicional.

Ha hecho muchos amigos, y entre ellos está Lorenzo Caprile, que ha estado cocinando con ellos en el último programa: “Con Lorenzo me lo pasé estupendamente y ojalá no sea la última vez que nos vemos, y si hubiera sido joven le hubiera dicho que me iba de costurera con él”.

Televisión

anterior siguiente