Enlaces accesibilidad

Masterchef

Así ha cambiado el coronavirus Masterchef

  • Importantes modificaciones en el concurso para cumplir con las normas de seguridad sanitaria
  • Los aspirantes estuvieron confinados juntos durante 42 días
  • Juana de 74 años afirma que el 'edredoning' ha llegado a Masterchef
  • Las mejores historias de Masterchef están en Corazón y tendencias

Por
MasterChef 8 - Primer regreso a las cocinas tras el confinamiento

El último programa de Masterchef ha sido el primero grabado en la época Covid-19. Y ya hemos visto que el coronavirus ha cambiado notablemente el concurso de cocina. La primera imagen que nos ha llamado la atención es en la que vemos a los jueces separados. Samantha, Pepe y Jordi ocupan por completo el estrado y se distancian entre ellos más de un metro y medio como ordenan las autoridades sanitarias. Pero ese no ha sido el único cambio que hemos podido ver en el concurso. Así ha afectado la pandemia a Masterchef.

Los concursantes de Masterchef: confinados en la grabación

Los aspirantes de las cocinas de Masterchef viven juntos en un chalet mientras permanezcan en el programa. La pandemia de Covid-19 les pilló cuando iban a grabar el programa 10, así que los 8 concursantes que quedaban, se tuvieron que encerrar en la casa porque la producción del programa se paró.

42 días han permanecido Juana, Iván, Luna, Alberto, Ana, Jose Mari, Michael y Andy confinados en casa. Si ya ha sido duro para todos nosotros, para esta compañía forzada, que además no se llevaban muy allá, podría haber sido horrible.

Pero no. En la primera prueba del último programa de Masterchef, los concursantes nos han contado que tantos días juntos les han hecho convertirse en una familia. La concordia y la buena convivencia les han hecho descubrir lo bueno que tiene cada uno de ellos.

De hecho, se lo han pasado tan bien, que grabaron diferentes números cómicos en la casa que compartían:

Cuarentena en casa: pelo largo y más morenos

Como en toda España, en esa casa han faltado unas tijeras...¡Qué pelos han traído los concursantes a plató! Se nota que estas seis semanas de parón de la grabación no han disfrutado del trabajo de las peluqueras de Masterchef. La melena de Andy se ha vuelto más ingobernable todavía.

Se nota, eso sí, que han sido unos privilegiados y han vivido la cuarentena en una casa con jardín. Todos vienen con muy buen color. Jose Mari está súper moreno.

Los concursantes de Masterchef: los únicos que adelganzan en la cuarentena

Se han dedicado a cocinar mucho. A investigar y estudiar muchas técnicas culinarias, "sobre todo las dos últimas semanas" decía Ana. Y a pesar de haberse comido todas sus nuevas recetas, son la única 'familia' que ha salido más delgada del confinamiento. La culpa la tiene Iván. El gallego, que es entrenador personal los ha puesto a tono. Alberto se ha puesto cachas, Luna se ha olvidado de su yoga y ha quemado calorías con los ejercicios de Iván y Juana ¡ha perdido cinco kilos! No precisamente por hacer mucho deporte. Ha hecho la dieta que le ha propuesto Iván: "Desayunar poco, comer poco y cenar menos".

Los concursantes de Masterchef cocinan con guantes

Los aspirantes ahora preparan sus elaboraciones con las manos protegidas. Mucho más separados. De hecho se ha notado en la prueba de exteriores. Han cocinado en grandes mesas cuadradas. Dos enormes muebles por cada equipo. Alejándolos así entre ellos y además del equipo de reporteros que graba cada uno de sus movimientos.

Los familiares de Masterchef van, pero sin abrazos

MasterChef 8 - Un encuentro con familiares muy especial

Es un clásico. En todas las ediciones de Masterchef, los familiares visitan a los concursantes. En esta ocasión, no podían faltar. Y más, cuando llevan 16 semanas (quién se lo iba a decir en enero) fuera de casa.

El marido de Juana, el de Michael, los hermanos de Luna y Ana, la madre de Alberto y las novias de los tres gallos del corral, Andy, Iván y Jose Mari, les visitaron en plató. Estuvieron a dos metros de distancia. Se lo dijeron todo con la mirada y ya. No tuvieron ocasión de tocarse. Ni un beso, ni un abrazo. Las medidas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus son así de duras.

Los jueces tampoco saludan tan efusivamente como nos tienen acostumbrados a los chefs que visitan el programa. Los abrazos, los apretones de mano se han sustituido por el choque de codos...¿Se quedará este saludo en nuestra cultura para siempre?

Televisión

anterior siguiente