Enlaces accesibilidad

'Documentos TV' estrena 'China, operaciones secretas'

  • Jueves 13 de junio, a las 00:20 horas en La 2. Y preestreno a las 20:00 horas en RTVE Play

Por
'China, operaciones secretas', en 'Documentos TV'

En los últimos años, la gran red de espías chinos distribuida a escala mundial viene sustrayendo decisivos secretos industriales y de la defensa de los países de Occidente, según revela el documental ‘China, operaciones secretas’, que estrena ‘Documentos TV’ esta semana.

Guoanbu, el poderoso servicio secreto chino

Tras un siglo de influencia occidental, China está dispuesta a cambiar el Orden Mundial para 2049, fecha en la que pretende instaurar su hegemonía comercial, militar y tecnológica en todo el mundo, apunta esta producción francesa.

Durante las últimas décadas, las democracias occidentales no han sido precavidas en su relación con China. Europa y Estados Unidos abrieron sus puertas comerciales e intensificaron relaciones de asociación industrial y científica, aparentemente inofensivas, bajo el manto de la amistad. Pero la realidad era otra. Occidente, preocupado por el terrorismo islamista, subestimaron las capacidades de inteligencia chinas destinadas a conseguir las ambiciones de Pekín. “Tienen unos 100.000 empleados, cinco veces más que los mayores servicios secretos que existen”, advierte Nicolas Eftimades, experto en Guoanbu, el poderoso servicio secreto chino.

“Nunca habíamos visto algo así en la historia”, prosigue en ‘China, operaciones secretas’. “Es un cíber ejército”, asegura el exsubdirector de la inteligencia francesa, la DGSE. El exsenador francés André Gattolin, conocido por sus críticas a China, fue víctima de un ciberataque. “Me dijeron que habían extraído todos mis datos”, confiesa el expolítico. Detrás de estos delitos cibernéticos, “hay decenas de miles de militares chinos trabajando en ese campo”, revela el excargo de la DGSE.

Junto al M16 y a la CIA, los tres consideran ahora que la inteligencia china constituye la mayor amenaza en injerencia extranjera. Empresas aeroespaciales, tecnológicas y ejércitos occidentales han estado y están en el punto de mira de los espías chinos. “La escala y magnitud del robo por parte del gobierno chino no tiene parangón”, subraya el exsubdirector del FBI, Joshua Skule. “Hacer negocios en China puede tener un alto coste”, apostilla.

En su afán por cambiar el Orden Mundial, China no ha dudado en emplear todos los medios a su alcance en los ámbitos económico, tecnológico y militar para conseguir su objetivo. La meta que se ha marcado es 2049, centenario del nacimiento de la República Popular China, “la fecha en la que el mundo estará definitivamente bajo el dominio de China”, asegura Gattolin. De París a Washington, de Pekín a Yibuti, “China, operaciones secretas” es la historia de una guerra clandestina destinada a desestabilizar a las democracias occidentales y convertir a China en la primera potencia mundial en menos de veinticinco años.