Enlaces accesibilidad
Documentos TV

'Documentos TV' estrena 'El deshielo del permafrost'

  • Martes 7 de febrero, a las 23:50 horas, en La 2. Y preestreno a las 20:00 horas en RTVE Play

Por
directo_cms_sin_mosca_PERMAFROST_REDES_mezclado_06_02_2023_094454

El exceso de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera está ocasionando el cambio climático de consecuencias dramáticas para nuestro estilo de vida, nuestra salud y nuestro futuro, como muestra esta semana ‘Documentos TV’.

Permafrost, el subsuelo del planeta se deshace

La capa del subsuelo, congelada permanentemente, se está derritiendo y corremos el riesgo de que libere a la atmósfera gases, microbios, bacterias y virus inactivos desde hace miles de años.

El cambio climático es una realidad indiscutible. Cada año, con mayor crudeza, venimos sufriendo sus consecuencias: clima inestable, catástrofes naturales más intensas, temperaturas récord… Según el último Informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, nuestro estilo de vida, nuestro futuro e incluso nuestra salud están en juego. Apuntan que, en los próximos años, las crisis sanitarias podrían multiplicarse. La causa inmediata la tenemos bajo nuestros pies. El permafrost, la capa del subsuelo del planeta que se formó durante la última glaciación, se está descongelando poco a poco. En menos de 50 años, la temperatura de la Tierra ha aumentado 1ºC, pero “el Ártico se calienta tres veces más rápido que el resto del planeta”, avisa el director del Instituto Polar Noruego, Kim Holmen.

En las Islas Svalbard, científicos e investigadores del mundo miden los efectos que el cambio climático está ocasionando en este subsuelo congelado o permafrost. En condiciones normales su temperatura debería oscilar entre los -6 y los -10ºC. Ahora tan solo llega a 2 o 3 grados bajo cero. Y en el suelo que lo cubre, “ya no hay hielo, todo está húmedo, la nieve está aguada”, asegura el glaciólogo Jean Charles Gallet. En los últimos 30 años, la velocidad a la que se descongela el permafrost se ha multiplicado por siete. Si se derritiera por completo, las repercusiones serían dramáticas. Además de liberar metano que elevaría la concentración de gases de efecto invernadero y acelerarían su descongelación, “no sabemos qué podría ocurrir si reaparecieran microbios o virus que datan de hace 2.000, 3.000 o 4.000 años”, advierte el virólogo Jean Marie Claverie. “Sabemos que, en esos suelos congelados desde hace miles de años, hay virus que todavía son virulentos”, prosigue.

‘El deshielo del permafrost’ aborda las graves repercusiones que supone para la humanidad la descongelación del subsuelo congelado. Preservarlo significa asegurarnos nuestro futuro, porque si los peligros que mantiene atrapados en su hielo se despiertan, el permafrost puede convertirse en una bomba de relojería.