Enlaces accesibilidad
Historias para no dormir

Dani Rovira e Inma Cuesta hacen temblar 'El asfalto' en 'Historias para no dormir'

  • Bajo la dirección de Paula Ortiz, el cuarto capítulo de la serie ha comenzado su rodaje

Por
 Dani Rovira en 'El asfalto'
Dani Rovira en 'El asfalto' Enrique Carrillo


Esta semana ha comenzado el rodaje de ‘El Asfalto’, el cuarto de los episodios autoconclusivos del reboot de ‘Historias para no dormir’, la icónica serie de terror de Chicho Ibáñez Serrador producida por VIS, una división de ViacomCBS, junto con Prointel e Isla Audiovisual para Amazon Prime Video y RTVE.

Dirigida por Paula Ortiz, y con la participación como protagonistas de Dani Rovira e Inma Cuesta, esta adaptación combina el terror con el surrealismo de una forma tan rompedora y diferente como en su día lo hizo la original.

‘El Asfalto’ narra la historia de Baldo (Dani Rovira, Premio Goya al Mejor actor revelación 2015), un abatido y frustrado repartidor de comida, casado felizmente con Rut (Inma Cuesta, Premio Feroz a la Mejor actriz 2016 y 2019), cuyos pies se quedan incomprensiblemente atrapados en el asfalto. Sus esfuerzos por liberarse sólo logran que se hunda más y más entre la indiferencia de quienes pasan a su lado. Sus llamadas de auxilio son estériles y sólo reciben incredulidad o pasividad como respuesta, y Baldo, entre el asombro y la desesperación, sigue hundiéndose centímetro a centímetro.

Paula Ortiz, nominada a Mejor Director Novel en los premios Goya 2011 por su primera película ‘De tu ventana a la mía’ y con 12 nominaciones a los premios Goya en 2016 por ‘La Novia’, será la encargada de dirigir este thriller psicológico, con guión de Manuel Jabois y Rodrigo Cortés, y que cuenta con la participación de Dani Rovira (‘Ocho apellidos vascos’) e Inma Cuesta (‘La novia’, ‘Todos lo saben’…) como protagonistas de una historia de terror y desesperación con una marcada crítica a la sociedad.

Junto con ‘La Broma’ (Rodrigo Cortés), ‘El Doble’ (Rodrigo Sorogoyen) y ‘Freddy’ (Paco Plaza), este brillante relato de unos cincuenta minutos de duración pone fin a la grabación de un formato que promete volver a dar al público lo mejor del género de terror con el poder y el talento del cine moderno.

RTVE

anterior siguiente