Enlaces accesibilidad
Lotería de Navidad 2020

Así es el décimo de la Lotería de Navidad: mucho simbolismo en los detalles

Por
 Así es el décimo de Lotería de Navidad de 2020
Así es el décimo de Lotería de Navidad de 2020 SELAE

Este año, a pesar del coronavirus, la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) ha querido que se viva el día del sorteo de la Lotería de Navidad con la misma ilusión con la que los niños viven la noche de Reyes. De ahí que la ilustración del décimo para esta ocasión sea la imagen central del tríptico de la 'Adoración de los Magos' o 'Tríptico de la Epifanía' del pintor holandés Hieronymus Bosch, también conocido como El Bosco y que se encuentra expuesta en el Museo del Prado.

La escena se enmarca en una cabaña de construcción rústica con techo de paja en unos tonos muy vivos, que contrastan con la humildad que transmite el portal, donde se encuentra la virgen María con el niño Jesús en brazos. También están los tres Reyes Magos, majestuosos, "dos arrodillados y el africano de pie, vestidos con una ropa muy extraña, con unos cuellos y unos motivos decorativos muy elegantes, con mucha fantasía", ha afirmado a RTVE.es el jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado, Alejandro Vergara.

El rey africano es uno de los personajes que más destacan en la obra "por lo fantasioso y lo bonito de su vestimenta. Además, lleva una esfera en la mano y encima de esta hay un pájaro que representa al Ave Fénix, que se mataba así mismo para alimentar a sus crías y por eso se identificaba con Cristo. El nacimiento que llevará a su sacrificio es el tema principal de esta obra", ha indicado Vergara.

 'La Adoración de los Magos', una obra de El Bosco se expone en el Museo del Prado

'La Adoración de los Magos', una obra de El Bosco se expone en el Museo del Prado Museo del Prado

Sin embargo, Vergara ha apuntado que en la representación hay una figura que "identificamos como un anticristo". De la misma manera que vemos "bondad y reconocimiento en primer plano".

"Detrás hay unos personajes deformes, con rostros caricaturescos que llevan la ropa mal puesta, aparentemente lujosa, pero llena de espinas, que infunden un poco de miedo", ha añadido.

La obra vista por detrás

El tríptico tiene dos alas laterales con imágenes religiosas que, a su vez, están pintadas por detrás. Para Vergara "esta parte es muy importante porque tiene escenas muy curiosas, como la de San José, que está lavando y secando la ropa. Presumimos que las prendas son de la Virgen y no del niño".

Estas escenas relacionadas con la pasión de Cristo están realizadas en grisalla, una técnica basada en una pintura monocroma que produce la sensación de relieve y que El Bosco, "un pintor con mucha imaginación y peculiar", utilizó sobre el gris como único color, con algunos toques en rojo, como si fuera "una antorcha con fuego", ha agregado Vergara.

Según el experto del Prado, la conservación del cuadro es "muy buena". "Se ve la textura. Cuando el pintor arrastra el pincel y lo hace con una pasta pictórica con algo de densidad, se aprecia muy bien, así como los pequeños matices que hay entre un milímetro y otro, o los cambios de tono".

La obra conserva incluso su marco original y esto "permite ver el cuadro tal y como lo concibió el autor", ha puntualizado el jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado.

El cuadro está lleno de detalles pequeños con mucha simbología, que según Vergara, recrean "la necesidad que tenemos de que alguien venga y nos redima, según la doctrina cristiana siempre". Destaca, también, la parte de arriba de la escena central: "una ciudad con su propia arquitectura, en la que el pintor se puede referir" a Belén, a Jerusalén o puede que sea "una ciudad celestial con un color azul maravilloso". 

Lotería con arte

Para Vergara, la obra es un contraste entre dos ideas: "La fealdad del mundo y la belleza del cielo, el bien y el mal, lo hermoso y lo feo, Dios creador por un lado y el mundo terrenal por otro”.

La obra elegida por la SELAE forma parte de la colección permanente del Museo Nacional del Prado que, precisamente esta semana, reabría la sala dedicada a El Bosco, cerrada desde el comienzo de la pandemia.

Loterías y Apuestas del Estado selecciona desde 1960 una obra artística con motivo religioso para ilustrar el décimo de la Lotería de Navidad con el objetivo de difundir la cultura religiosa. Una vez elegida la ilustración que llevará el décimo, Loterías la envía a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que se encarga de su impresión.

El año 2019la obra seleccionada para el décimo de Navidad fue ‘La Virgen de la Rosa’, del italiano Rafael Sanzio, que también se conserva el Museo del Prado. La imagen escogida se debió entonces al homenaje del segundo centenario de la pinacoteca.

RTVE

anterior siguiente