Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En las circunstancias actuales no hay aglomeraciones en museos como el del Prado, en Madrid, que ahora cuenta con un aforo de 2.500 personas. El Museo de Prado está irreconocible por las medidas de distanciamiento social impuestas por el coronavirus y la mayoría de los visitantes son madrileños y no turistas internacionales. Las mismas medidas se dan en otros centros culturales como la catedral de Sevilla. [Coronavirus: última hora en directo]

Hoy nos colamos en casa de Peio H. Riaño, historiador del arte y periodista. Con él charlamos de su último libro, Las invisibles, en el que denuncia la escasa presencia de las mujeres en el mundo del arte. También hablamos de periodismo –ha dirigido la sección de Cultura de varios diarios como Público o El Español– y recordamos a José María Calleja, uno de nuestros profesores favoritos fallecido recientemente.

La nueva normalidad ha permitido la reapertura de los museos. En el Triángulo del Arte de Madrid, donde se encuentran El Prado, el Reina Sofia y el Thyssen había menos visitantes, todos con mascarillas, más medidas de seguridad y también menos presión y agobio para ver sus obras maestras. La última vez que visitaron las salas fue en enero. La principal pinacoteca española El Prado que recibía una media de 9.000 personas al día, ahora llega a un máximo de 1.800. En el Reina Sofía se acabaron también las aglomeraciones para ver una de las obras más demandadas el Guernika. La disposición de algunas de estas obras en estos museos nos la cuenta Juan Carlos Soriano. 06/06/20

El Museo del Prado ha vuelto a reabrir sus puertas este sábado después de más de dos meses cerrado por el coronavirus. Los famosos cuadros de Velázquez han sido de los primeros en recibir visitantes, sin embargo, para algunos han adquirido nuevos y peculariares significados relacionados con el confinamiento y las medidas del plan de desescalada. Coronavirus: última hora.

Los museos han vuelto a abrir sus puertas. Los visitantes ya pueden disfrutar de las obras del Prado, del Reina Sofía o dl Thyssen. Los cuadros de Velázquez, Goya o Picasso vuelven a estar de cara al público tres meses después. Sin embargo, las condiciones no son las mismas que antes de la pandemia. Controles de temperatura a la entrada, distancia de seguridad o límites de ocupantes por sala son algunas de las normas de seguridad que buscan prevenir contagios.

El Museo Del Prado condensa las obras maestras de su colección en una exposición única, el “Reencuentro”: las 250 obras más importantes de sus fondos concentradas en la Galería Central y salas adyacentes, que destilan lo mejor de la pinacoteca, con obras de Goya, El Greco, Velázquez, Rubens o Tiziano. La reordenación temporal del museo, que abre el sábado solo una cuarta parte de su espacio y con un 30 % del aforo, ha permitido licencias y guiños que de otro modo hubieran sido difíciles. “Las Hilanderas” y “Las Meninas” se reúnen en la misma sala por primera vez desde 1929, y los dos “Saturno devorando a su hijo”, de Goya o Rubens están juntos por primera vez, también los cuadros que retratan los sucesos del 2 y el 3 de mayo de 1808 en Madrid de Goya.

Este sábado, 6 de junio, reabren los tres grandes Museos en Madrid, el Thyssen, el Reina Sofía y el Prado. Este último lo hará con una reordenación histórica de su colección que se podrá ver hasta septiembre. Estamos hablando probablemente de la mayor concentración de obras maestras del mundo por metro cuadrado

El triángulo del arte madrileño vuelve a abrir sus puertas este sábado. El Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen vuelven a recibir visitantes casi tres meses después. El Prado ha preparado una bienvenida especial llamada 'El reencuentro', el Reina Sofía apuesta por el Guernica con todo su simbolismo y el Thyssen ha decidido prolongar "Rembrandt y el retrato"

Informa Ángela Núñez

El plan de desescalada del confinamiento por el coronavirus prevé que los museos abran en la fase I, que si todo va bien, sería el 11 de mayo. Pero algunos de los grandes como el Reina Sofía y el Thyssen creen que sus puertas se abrirán a las visitas, como pronto, a finales de ese mes. Mientras preparan las nuevas medidas. Hemos entrado en el Prado, cuyos inquilinos, llevan, como todos, confinados en sus cuadros, desde el 12 de marzo.

Los especialistas tienen claro que el coronavirus en sí no es una amenaza para una obra de arte, porque no genera biodeterioro en los materiales que forman parte de los bienes culturales. Pero el daño puede venir por el cierre de las instalaciones y la reducción del mantenimiento. Por eso desde el Instituto del Patrimonio Cultural de España recomiendan unos servicios mínimos.

Y advierten que hay que tener cuidado con la limpieza porque las desinfecciones sí que son un peligro. En cuanto a los libros, desde la Biblioteca Nacional recomiendan dejarlos en cuarentena después de usarlos.

Tres propuestas para el ocio recoleto en estos días de reclusión por el coronavirus: la web del Museo del Prado, la del Reina Sofía y #Coronaversos. Hablamos con Miguel Falomir y Manuel Borja-Villel, los directores de los dos museos de Madrid y con el poeta Ben Clark que puso en marcha el hastag de Twetter para recibir poemas con los que disfrutar, escribiendo o leyendo, las horas de permanencia en casa.