Enlaces accesibilidad

"Born in the U.S.A.", un himno malinterpretado por el patriotismo

  • Se cumplen 36 años del disco más vendido de Bruce Springsteen, con 30 millones de copias en todo el mundo
  • Concebida como una canción crítica, Ronald Reagan la utilizó como exaltación patriótica en su campaña de reelección

Por
 Born in the U.S.A., Bruce Springsteen (1984)
Born in the U.S.A., Bruce Springsteen (1984) rne

Era el año 1984, el fervor patriótico estadounidense flotaba por todas partes. La cita electoral en la que Ronald Reagan aspiraba a la reelección y la celebración de los Juegos Olímpicos que aquel año se celebrarían en Los Ángeles, había llenado medio país de franjas y estrellas. En ese contexto se publica Born in the U.S.A., el séptimo álbum de estudio de Bruce Springsteen. Aquel 4 de junio, la icónica portada del álbum llenó los escaparates de las tiendas de discos de todo el país. Una fotografía, tomada por la prestigiosa Annie Leibovitz, que muestra el trasero del Boss con una gorra roja saliendo de un bolsillo y con la bandera de los Estados Unidos al fondo. La estampa no desentona para nada con el resto de la parafernalia electoral que revestía el espíritu y las calles del país.

El contexto - Born in the USA - 13/12/17 - Escuchar ahora

Y quizá fue eso con lo que se quedó uno de los asesores del partido conservador de Regan -con eso y con el poder que el cantante desataba ante las masas en todos sus conciertos- cuando propusieron que Springsteen apareciese junto al candidato a presidente en uno de sus mítines. La respuesta de Bruce, confundido quizá porque pensaba que aquellos hombres no habían entendido nada de su último disco, fue un no rotundo desde el principio. Aunque quizá sí habían entendido algo.

La hemerockteca - "Born in the U.S.A.".1984.Bruce Springsteen - 28/03/15 - escuchar ahora

Aquel tipo con vaqueros ajustados y una cinta roja en el pelo le cantaba directamente a las clases trabajadoras y a los más jóvenes. Un colectivo que se le resistía a Regan y al que no estaba dispuesto a renunciar. La estrategia fue sencilla, incluir el nombre del músico de New Jersey, al que todos adoraban, en uno de sus discursos con mayor audiencia. Así fue como Regan pronunció aquello de: “El futuro de América descansa sobre un millar de sueños…; descansa en el mensaje de esperanza de las canciones que tantos jóvenes americanos admiran: las de Bruce Springsteen. Y ayudarnos a hacer que esos sueños se convirtieran en realidad es precisamente mi trabajo”.

En 1984 un Bruce Springsteen más rockero conquistaba el mundo con unaa canción que contaba la historia de un veterano del Vietnam, criticaba la guerra, las políticas sociales y el sueño americano.

Aquellas palabras provocaron que el álbum fuese malinterpretado por el patriotismo americano. Pero lo cierto es que "Born in the U.S.A." -la canción- es en realidad toda una reivindicación de la clase baja estadounidense y, en concreto, de los soldados que regresaron de Vietnam y fueron olvidados por su gobierno. Un critica a la guerra, las quebradas políticas sociales y el sueño americano.

“Pusieron un rifle en mi mano, me enviaron a una tierra extranjera / Ir y matar al hombre amarillo/ … / Llevo diez años quemándome en la carretera / No hay a dónde correr, no tengo a dónde ir”, canta Springsteen en esta canción. Un tema inspirado en las memorias Nacido el 4 de julio del excombatiente en Vietnam Ron Kovic, cuya lectura marcó al músico de New Jersey. De hecho, el nombre de la canción iba a ser Vietnam. Tampoco se compuso para el disco al que daría nombre. En realidad, Springsteen grabó la canción en 1981, en formato acústico, para el álbum Nebraska, pero acabó siendo descartada. Fue, dos años después, cuando la regrabaría con la E Street Band, insuflándole una energía rock que la convirtió en un éxito mundial.

Las mañanas de RNE - Las mejores canciones de Bruce Springsteen - Escuchar ahora

Así, en este disco se sumaban la popularidad ya conseguida por Born to run o The river y la reflexión íntima de su Nebraska, para alumbrar un talento más completo, al lado de su fiel E Street Band. Un retrato costumbrista de Estados Unidos que, lejos del patriotismo, convirtió a Springsteen en uno de los músicos más comprometidos de su tiempo. Todo ello sin olvidar que este trabajo se convirtió en su disco de mayor repercusión internacional. Batió todos sus récords y fue –y sigue siendo- su trabajo más vendido, con 30 millones de copias en todo el mundo y grandes éxitos como "Dancing in the dark", "Cover me" o "Glory days".

Radio

anterior siguiente