Enlaces accesibilidad

'Back to black', Amy Winehouse en estado puro

       
  • Su segundo y último álbum cambió el rumbo de la música soul
  •    
  • Canciones como "Rehab" le valieron cinco premios Grammy

Especial: Muere Amy Winehouse

Enlaces relacionados

Por

Back to black (2006)

Island Records

Tracklist:

01 Rehab
02 You Know I'm No Good
03 Me & My Jones
04 Just Friends
05 Back to Black
06 Love Is a Losing Game
07 Tears Dry on Their Own
08 Wake Up Alone
09 Some Unholy War
10 He Can Only Hold Her
11 Addicted

El regreso de Amy Winehouse en 2006 con su fantástico Back to black,  segundo y último álbum de su discografía, fue dentro de un cuerpo  tatuado que coronaba un esperpéntico moño acompañado de un par de ojos  que no hubiera conseguido ni la mismísima Cleopatra.

La declaración de intenciones de la 'Wino' estuvo ahí desde el principio: They tried to make me go to rehab but I said 'no, no, no'.

Aquella sencilla frase negándose a pasar por rehabilitación hizo gracia a un público que se dejó encandilar por ese soul de producción impecable (llamémosla Mark Ronson) y por una voz que todo lo envolvía, con estilo, con musicalidad, con 'onda'.

Era una Winehouse descarada, despreocupada y locamente enamorada de la vida de estrella que pasaba las largas veladas junto a su botella de vino, su crack y su destino fatal como nueva gran dama de la música soul.

Un disco redondo

El de Back to black fue un éxito sin precedentes para un álbum que daba aire nuevo a la escena soul del momento.

Corría el año 2006 cuando Amy y Mark Ronson (productor de Adele, Robbie Williams o Lily Allen) se encontraron y juntos hicieron magia.

La voz de la Winehouse crecía y se hacía enorme en medio de ritmos irresistibles y melodías juguetonas salidas de la cabeza de Ronson, que por entonces contaba sólo con 30 años.

Amy tenía 23 y el mundo a sus pies. Vendió más de 11 millones de copias de su disco, con el que fue número uno en una veintena de países, y consiguió hasta cinco premios Grammy por esos 30 minutos de exquisitez musical que suman los once temas que componen Back to black.

En la producción, además de Ronson, repetía Salaam Remi, y Winehouse se destapaba como una artista prolífica, de cuya alocada cabeza salieron canciones tan celebradas como "Rehab""You know I'm no good" o la soberbia balada "Love is a losing game".

Cinco singles de éxito

El álbum que sucedía al respetado Frank, debut de la arista londinense, dio mucho de sí en todos los aspectos y vimos cómo cinco de sus diez canciones se publicaban en forma de singles: "Rehab", "You know I'm no good", "Back to black""Tears dry on their own" y "Love is a losing game".

Amy Winehouse contribuyó también tocando la guitarra en un disco que contó con la participación de alrededor de 40 músicos y que le valió cinco premios Grammy, entre ellos el de Mejor Disco del Año.

En pleno apogeo del reinado de la Winehouse empezó también su declive: los conciertos tambaleándose, las citas a las que nunca acudió y los fans con los que se encaró en su condición de 'enfant terrible' de la música.

Cinco años después del lanzamiento de Back to black, podemos decir que contamos con una de las joyas de la historia del soul que, sin embargo, descansará muy sola en medio de la casi desierta discografía de Amy Winehouse.

Después de Back to black llegaron las giras arrolladoras, los DVDs y la versión del "It's my party". Ahora, es tiempo para un tercer disco póstumo y las obligadas recopilaciones; elementos que contribuirán a forjar el mito Amy Winehouse, la reina del soul, de los vicios, del desmadre sobre el escenario, tal y como la despedida que nos brindó. Hasta siempre, 'Wino'.

Radio

anterior siguiente