Enlaces accesibilidad
MÚSICA

Nueva estética, autenticidad y valentía: las claves del nuevo proyecto musical de Alfred García

Por
 Autenticidad y valentía: las claves del nuevo proyecto musical de Alfred García
PLAYZ

Que Alfred García es capaz de reinventarse con cada paso que da no es ninguna novedad. El artista marcó un antes y un después en la edición que nos devolvía a las paredes de la Academia de Operación Triunfo y, entre los motivos, bien podrían estar la versatilidad que tanto le caracterizó, la cultura musical de la que siempre hizo alarde o la curiosidad que le guio durante su paso por el concurso. Ahora que echamos la vista atrás, podemos decir sin temor a equivocarnos que el intérprete de "De la Tierra hasta Marte" ha conquistado a un público que no se cansa de ver cómo su música adquiere cada vez un matiz más maduro, más independiente y completamente libre y alejada de cualquier prejuicio.

El talent show no solo permitió que el catalán adquiriera aún más conocimientos sobre música, sino que también le brindó la oportunidad de estar en el lugar perfecto para que su mente siguiera girando y creando composiciones. De hecho, muchas de las canciones que escuchamos tras salir de OT fueron compuestas a raíz de su experiencia en el programa. Una de las más aclamadas fue "Que nos sigan las luces", un tema que creó junto a Nil Moliner y que ya nos mostraba el camino musical que podría adquirir lo que posteriormente conocimos como 1016, su álbum debut.

"Honesto" y "auténtico" fueron algunos de los adjetivos que marcaron el rumbo de un disco que fue en completa sintonía con un Alfred que venía de defender su paso por Eurovisión con una balada que cautivó a todo el país. "Tu canción" dejaba entrever que el intérprete es capaz de enfrentarse con maestría a cualquier tipo de ritmo, pero proyectos como los llevados a cabo por compañeros de profesión como Pereza o Love of Lesbian siempre fueron la brújula durante sus inicios. Es por ello que los toques del rock más clásico o algún que otro detalle soul se convirtieron en la seña de identidad de 1016. Un álbum en el que pudimos conocer a un Alfred consciente de la música que quería sacar adelante y convencido de que sus letras decían mucho más de él que cualquier titular promocional que pudiera aparecer en los medios de comunicación.

"Tenemos miedo a sentirnos diferentes, pero somos suficientes siendo humanos"

Si hay algo que nos dejó claro su primer trabajo es, sin duda, la gran intimidad con la que barnizaba cada una de sus canciones. ¿Quién no recuerda el dúo "Et vull veure" o la intensidad volcada en "La ciudad"? La calidez con la que abrazó cada trozo de sí mismo proyectado en forma de música le hizo recorrer toda la geografía española con una gira que le permitió demostrar dos cosas: una, la seguridad con la que es capaz de pisar un escenario; la otra es sencilla, y es que simplemente perdió cualquier tipo de miedo de mostrarse tal y como es a través de unas letras que narraban con absoluto detalle el momento vital en el que se encontraba.

"Wonder", "La ciudad", "Madrid", "Volver a empezar" y... apagón. O al menos así catalogaron muchos la ausencia de Alfred. Pero quizás no nos paremos lo suficiente a pensar que sí, que todos nosotros necesitamos un momento de cambio, de parón y de desconexión absoluta para volver a ser. Sin más. Y eso fue precisamente lo que hizo el catalán. Después de un ritmo incansable de trabajo, el exconcursante de Operación Triunfo decidió alejarse de las tablas -que no de la música- para volver a encontrarse y dedicarse a sí mismo el tiempo que se había estado negando hasta entonces.

Alfred García se sincera: "Soy así gracias a haber pasado una depresión"

De este proceso sacó una enseñanza: "Al final esa etapa me llevó a ser el mejor para mí en algunos aspectos de mi vida. Con ser tú es suficiente. Con abrazarte a ti mismo, tus rarezas, tus cosas buenas y malas. Suficiente. No hay que tener miedo a ser como eres, eso debería ser ilegal", indicaba en una entrevista. Y quizás fue esta etapa de su vida la que le llevó hacia el cambio. Y también, evidentemente, en el terreno musical. Tras más de un año de parón, Alfred sorprendía con un regreso que hablaba por sí solo: "Los Espabilados"

Compuesto y producido por él mismo, el tema formaba parte de la BSO de la serie homónima creada por Albert Espinosa. El proyecto sorprendió a sus seguidores, pero también a quiénes quizás no lo fueran hasta ese momento. "Esta canción no deja de ser una transición entre lo que dejé atrás y lo que vendrá ahora", explicaba tras el lanzamiento. Y nada más lejos de la realidad: "Todos estamos más o menos igual de manera personal, y creo que es muy interesante que también me esté pasando a nivel profesional. El tema en sí habla un poco de eso, de cómo seguir adelante en tiempos de incertidumbre".

"Este disco va a ser absolutamente transparente"

Melódicamente, "Los Espabilados" se alzó como una de las mejores composiciones de Alfred hasta el momento. Con un sonido que ya rompía con lo que venía haciendo hasta entonces, puede que muchos de sus seguidores siguieran teniendo en mente los ritmos que seguían sonando con 1016. Pero el intérprete ya había decidido: su proyecto se convertiría en una nueva versión de sí mismo. Así lo demostró cuando lanzó "Praia Dos Moinhos", el segundo adelanto de su próximo álbum.

El intérprete ponía abiertamente de manifiesto las emociones y sentimientos que surgen tras dejar una relación, pero también después de disfrutar del mejor verano de tu vida: "Es una canción muy cruda, pero no la he cantado desde ningún tipo de rencor, odio o emoción absurda. Evidentemente se centra en una relación que acaba, como bien podéis percibir, pero habla sobre toda una sensación que tuve durante mucho tiempo y que no la quería vomitar, sino que la quería cantar desde la calma", confesaba a PlayzTrends.

"En cuestiones técnicas, es evidente que la producción no tiene nada que ver con el primer álbum porque lo hice con los recursos que tenía y el tiempo del que disponía", continuaba explicando. "El próximo disco va a ser sin filtros. En conjunto creo que es algo hasta experimental. No quiero decir que las canciones sean experimentales en sí, porque "Los Espabilados" y "Praia Dos Moinhos" me parece algo bastante pop, pero he experimentado mucho. Experimentar viene de experiencia, y yo he tenido mucho tiempo para poder hacer este disco y para poder hablar sobre lo que quería. Creo que la experiencia al final es eso: poder contar desde la vivencia", concluía.

"Toro de cristal", así es su nueva cara

Si progresivamente nos habíamos ido percatando del cambio de ritmos y estética en los proyectos de Alfred, quizás haya sido "Toro de cristal" la canción que más claro nos lo ha dejado. Con una ruptura total a lo que conocíamos sobre el cantante hasta la fecha, el intérprete ha apostado por un estilo completamente diferente y dirigido por Eduardo Casanova. El director de Pieles dejó su sello de identidad en un videoclip que ha despertado absoluta curiosidad y que sigue la estela del giro marcado por "Los Espabilados".

Maduro y directo, el tema habla sobre la superación y todo lo que conlleva conocerse a uno mismo. Fuerte como un toro, frágil como el cristal, pero siempre dispuesto a demostrar el desafío que supone enfrentarse a experimentar con lo desconocido. Y es que el tercer single de Alfred evidencia que luchar para mostrar una nueva versión no deja de ser símbolo de una valentía y calidad y que, como bien explicó durante su entrevista, "he necesitado tiempo para conseguirla y poder quitarme todos esos aditivos que no fueran musicales".