Enlaces accesibilidad
VIRAL

Ibai Llanos se pronuncia sobre la salud mental: "Sé que da vergüenza pedir ayuda, pero es totalmente necesario"

Por
 El valioso consejo de Ibai Llanos sobre la salud mental
PLAYZ

Que Ibai Llanos se ha convertido en la voz de muchos de los jóvenes de su generación es un hecho. No deja de batir récords con los proyectos que lleva a cabo, pero en multitud de ocasiones se ha convertido en el centro de la conversación social precisamente por la capacidad que tiene de describir con exactitud lo que piensa o siente. En este caso, el streamer quiso evidenciar lo importante que es poseer una correcta salud mental y pedir ayuda cuando sea necesario.

"Cuidad siempre vuestra salud mental. Pedid ayuda a la gente que os rodea y acudid a un profesional. Sé que a veces es complicado o da "vergüenza" buscar ayuda y contar los problemas pero hay momentos donde es totalmente necesario. Cuidaos mucho por favor", indicaba en su perfil. En menos de nueve horas, el tuit en cuestión alcanzó miles de interacciones alabando sus declaraciones y ensalzando lo importante que es tomar al pie de la letra un consejo como este. 

Sin embargo, algunos usuarios comenzaron a buscar el porqué de tan repentino mensaje. Y algunos parecieron dar con la clave. Aunque aún no hay confirmación oficial, todo parece apuntar a que iba por Gabriel Chachi, compañero de profesión que podría haber sufrido algún tipo de enfermedad mental durante los últimos meses. "Os agradezco mucho que os hayáis pasado hoy, porque he tenido la pérdida de un amigo muy cercano que de hecho tiene mi edad. Ha sido una absoluta desgracia", confesaba en su último Twitch.

"Nadie debería decirnos cómo sobrellevar la tristeza"

Aunque Ibai siguió sin pronunciarse al respecto, sus últimos stories evidenciaban el mal momento por el que está pasando el streamer:  "Mi gente, ¿qué tal? Nada, me pasaba por aquí para deciros que hoy no habrá directo porque estoy teniendo unos días de mierda, la verdad. Vuelvo a estar en ese ciclo de dormir muy poco y levantarme como a las 7 de la mañana sin tener que madrugar porque mi mente no puede dormir más. Pasé por esto el verano pasado y me da como un poco de miedo volver a caer en lo mismo. Simplemente eso, no sé si mañana haré directo o no, todo depende de cómo me encuentre. Pero aquí estamos, tirando hacia delante y a ver si dentro de poquito podemos estar ready otra vez", comenzaba explicando.

"He visto algún comentario que me decía “joder Ibai, si estás mal... ¿por qué haces directo?”. Bueno, lo primero es que he leído a mucha gente absolutamente estúpida que te dice cómo tienes que estar triste", continuaba argumentando. "Creo que es absurdo porque cuando a una persona le pasa una desgracia lo que tienes que hacer es mandarle ánimos y no preguntarse por qué no está llorando todo el día. Cada uno gestiona la tristeza como buenamente puede. Para mí hacer directos me sirve de autoterapia porque sirve para que mi mente no esté pensando constantemente en mierda pura y me permite salir del pozo en el que te puedes meter. Por eso hacer directo durante una hora me permite evadirme del pozo de mierda que es quedarte en tu habitación".

Para finalizar, el vasco quiso dejar clara su posición respecto al malestar psicológico que siente actualmente: "Está bien tener tiempo para ti, pensar, pasear, hablarlo con tus colegas, llorar si es necesario, desahogarte… En fin, todo lo que está bien cuando uno está jodido, pero creo que no debemos juzgar a lo que hace la gente para sobrellevar la tristeza. Habrá quien le guste jugar a LOL o echarse un FIFA porque de esa manera evita pensar constantemente en lo mismo. Para mí es lo más importante cuando uno está jodido: intentar de alguna manera salir adelante poco a poco, porque no te queda otra. No te puedes quedar llorando toda la vida en tu habitación, pero ni yo ni nadie. Simplemente eso, que tengáis un feliz día y suerte en los exámenes", concluía.

Celebrities que visibilizan los problemas de salud mental

Cada vez es más habitual ver como artistas de medio mundo reconocen que padecen enfermedades mentales tales como la depresión o la ansiedad. Hace unos meses, J Balvin se pasaba por sus redes sociales para confesar que se encontraba sumido en un proceso de ansiedad y depresión que vino a raíz del confinamiento. "Aunque se vea de color, muchas veces está oscuro por dentro. Pido por la salud mental de todos los que la necesitamos, la ansiedad y la depresión son una realidad. No tengan miedo a aceptarla y buscar ayuda profesional, sé lo que se siente. Lo vivo y entiendo a quienes lo padecen".

A escasos días de terminar el 2020, J Balvin decidió colgar unos stories que no dejaban duda alguna: seguía en su empeño de visibilizar un problema que él mismo había vivido en sus propias carnes. "Celebren la verdadera riqueza: la salud mental y física. Algunos dicen: "Ese man con dinero y fama sufre de depresión". Es como decir que la gente con dinero y fama no pueden tener cáncer. Es un problema de salud y punto", concluía contundente en su cuenta oficial de Instagram.  

Siguiendo la estela del colombiano, María Pombo también copó la conversación social cuando confesó cómo se encontraba tras los meses de confinamiento: “Me siento una persona muy afortunada con todo lo que me está pasando, pero a la vez creo que casi todo el mundo estamos pasando por una época de mucha incertidumbre en cuanto a lo que va a pasar en un futuro. Llevo unos meses con más ansiedad de lo normal porque han sido entre los mejores y los peores de mi vida. El confinamiento ya de por sí fue muy estresante, pero a mí me llegaron varias noticias en esos momentos que me hicieron estar con la ansiedad por los aires”, confesó durante su aparición en el canal de YouTube de Luc Loren.

"Siento que no se puede decir en alto cuando estás en una situación de privilegio como la mía. Si digo que estoy mal, me juzgan. Me siento muy afortunada por unas partes, pero por otro lado no dejo de preocuparme. Me da miedo decir en alto que tengo ansiedad o que me gustaría mejorar varias partes de mi vida", apuntaba la influencer.

Angy Fernández también acudió al programa de Luc para hablar sobre la depresión que padece desde que era una adolescente:  "A mí no me cuesta hablarlo. Hay gente que se sorprende porque lo cuento como si me hubiera roto una pierna. Pero en verdad es como hay que hacerlo para normalizar la salud mental. La depresión es una enfermedad silenciosa y que no se ve. No es como cuando te rompes algo. Al principio no se ve, pero cuando llevas un tiempo hay gente que adelgaza, engorda… Yo lo que viví es que cuando me daban ataques de ansiedad, terminaron ocurriéndome casi a diario. ¡Y además estaba en la serie! En Física o Química. Ahí empecé a tener problemas de estómago y me descubrieron que también era celíaca. Empecé a encontrarme fatal, pero además me sentía triste y que no valía para nada. Tenía momentos de euforia y de estar bien, pero luego me daba un bajón muy tremendo al llegar a casa y no querer levantarme al día siguiente", indicaba la artista durante su charla.

Ester Expósito también quiso dar voz a una problemática cada vez más extendida en nuestra sociedad. ¿Es contradictorio tener una vida privilegiada y no contar con una buena salud mental? La actriz de Élite cuenta con 26,5 millones de seguidores en Instagram, pero nadie se pregunta quién hay detrás de la persona que ven en sus feeds. “Sufrí mucha ansiedad. Yo de por sí soy una persona con mucha ansiedad, es algo con lo que tengo que vivir todos los días, pero con la pandemia se me disparó. Cuando viví el boom de la fama fue muy chocante al principio, y a veces muy cansado, pero al final me he ido haciendo a ello. Creo que es la clave: dejar que las cosas se vayan absorbiendo poco a poco", comentaba durante su entrevista en la revista Semana.

¿Nos avergonzamos de sentir tristeza? ¿La sociedad nos impide estar mal? ¿Llorar es símbolo de debilidad? Juzgad vosotros mismos pero, ante todo, que no decaiga el importante mensaje que personas como Ibai Llanos, Angy Fernández, J Balvin, María Pombo y Ester Expósito luchan por visibilizar.