Enlaces accesibilidad
ANIVERSARIO

Se cumplen 10 años desde la creación de Instagram: de aplicación personal a herramienta de marketing. ¿Por qué nos engancha tanto?

  • Justin Bieber, Selena Gómez, Taylor Swift y Kim Kardashian, entre las celebrities con más seguidores
  • Los filtros, las stories y la comunicación entre usuarios: ¿las claves del éxito de Instagram?
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
 Instagram cumple 10 años: así es la app que fusionó Snapchat, YouTube y TikTok
PLAYZ

Seamos sinceros, ¿hay alguien 100% consciente de que ha pasado una década desde que Instagram comenzó a existir? A día de hoy, es una de las redes sociales zeta por excelencia, pero si echamos la vista atrás, nos sorprendería la cantidad de acontecimientos de las que ha sido testigo. Las influencers de esta plataforma, conocidas comúnmente como instagramers, han llegado a hacerse de oro al monetizar todo tipo de contenidos. Desde marcas que se fijan en ellos para llevar a cabo sus campañas de marketing hasta artistas que viven por y para Instagram

Si tu artista favorito está sumergido en un nuevo proyecto, tranquilo. Bastará con echar un vistazo a su perfil para saber lo que trama. Porque en los últimos años, Instagram ha pasado de ser una evolución de redes como Tuenti, a aunar en una única app características de YouTube con su particular IGTV, Snapchat con las ultraconocidas stories y filtros pertinentes, e incluso TikTokInstagram Reels fue la última apuesta de una red social que se empeña en no ceder su puesto a sus sucesoras

Por el momento, no se han anunciado nuevas características con motivo de la celebración de su primera década. Pero son muchas las narrativas que han permitido que perfiles con millones de seguidores sigan ampliando su estela de influencia. Atrás quedó Instagram como red personal. Ahora lo que se lleva es convertirla en escaparate de una vida que puede o no ser real, pero que atrae a todo tipo de nichos y genera que sus contenidos estén en permanente cambio.

Comunidad fiel y potente... ¿las claves del éxito?

Seguro que conoces a más de una persona con el siguiente discurso: "Tengo Instagram para cotillear a las celebrities que me gustan". Y como dicen por ahí, si no la conoces, es que eres tú. Al margen del uso que podamos dar a nuestra propia imagen en la plataforma, un gran sector de la población parece haber optado por esta "excusa" para darse de alta y crear su propia cuenta. A día de hoy, es difícil encontrar a un actor/actriz o cantante que no cuente con su perfil en Instagram. Y a las pruebas nos remitimos: las nuevas formas de conectar con el público han creado la falsa sensación de cercanía con artistas de todas las disciplinas. Así que no es raro ver como Justin Bieber, Selena Gómez, Taylor Swift, Kim Kardashian y Kendall Jenner son cinco de las figuras públicas que más comunidad han conseguido a lo largo de estos años.

A este ránking se le suma The Rock, Cardi B, Beyoncé, Kylie Jenner y Ariana Grande. Entre los 10 suman la inmesurable cantidad de 1.641 millones de personas. Como lo lees. Unas cifras que podrían equipararse a la población que posee el continente americano y gran parte del europeo. Y es que a pesar de la comparativa, resulta complicado hacerse a la idea de la ingente cuantía de seguidores que puede aglutinar una única persona si sabe gestionar correctamente los códigos implícitos en redes sociales como Instagram.

Del selfie de los Oscar a las imágenes de las Jenner Kardashian: así son las fotos con más impacto de la década

Estarás harto de ver cómo cada cierto tiempo, los medios de comunicación se hacen eco de cuál es la imagen con mayor número de likes del mundo. Pero... ¿qué ocurre con el impacto? Cantidad e intensidad pueden parecer lo mismo, pero el grado de influencia entre una imagen y otra, dejando al margen los ansiados "me gusta", marcan totalmente la diferencia. ¿O es que ya hemos borrado de nuestra memoria los minutos que copó en nuestras vidas el famosísimo selfie de los Oscar? Una simple instantánea dio la vuelta al mundo y se convirtió en todo un icono. ¿El motivo? Ninguno, pero ahí radica la clave del éxito: nadie sabe cuál es la fórmula para alcanzar la viralidad.

If only Bradley's arm was longer. Best photo ever. #oscars

Una publicación compartida de  Ellen DeGeneres (@theellenshow) el 

Alicia Keys o Beyonce son dos de las cantantes con mayor capacidad de influencia en Instagram. La intérprete de "No One" publicó en 2016 la primera imagen con el rostro completamente libre de maquillaje. Un acontecimiento que marcó tendencia y al que sigue siendo fiel desde que lo puso de manifiesto a mediados de la década. Por su parte, Beyonce alcanzó los 11 millones de likes al publicar la primera instantánea de su embarazo. Dos ejemplos de viralidad que poco tienen que ver entre sí, pero que consiguieron impactar entre la sociedad de aquel momento.

Y aunque no estaba entre sus propósitos iniciales, Instagram también se ha convertido en herramienta de expresión ante temas como el racismo sistemático, la desigualdad o la difusión de movimientos tales como el Black Lives Matter, Me Too o Love Wins.

"Nuestro objetivo es acelerar los métodos para que los creadores vivan de su contenido y para que las pequeñas empresas vendan sus productos. En todos estos cambios, la comunidad sigue siendo el corazón de Instagram, y nos concentraremos en mantener la seguridad de los usuarios y desarrollar nuevas funciones para combatir el bullying, favorecer la igualdad, conservar la objetividad y ayudar a que las personas se sientan contenidas". Con estas palabras, Adam Mosseri, responsable de Instagram, mira al futuro previendo todas las adaptaciones que deberá sufrir la plataforma si pretende seguir acompañándonos durante los próximos años. ¿Será capaz de prevalecer ante la ingente cantidad de aplicaciones que llegan a nuestro día a día?

PLAYZ

anterior siguiente