Enlaces accesibilidad

Pinchazos en discotecas y el riesgo de sumisión química: qué dicen los expertos

Por
Imagen de archivo que muestra personas situadas en la barra de un local de ocio nocturno, con el sello 'VerificaRTVE' en rojo
Imagen de archivo que muestra personas situadas en la barra de un local de ocio nocturno VerificaRTVE

En las redes sociales han proliferado en los últimos días testimonios de mujeres que dicen que han sufrido pinchazos en discotecas y se han sentido indispuestas y de personas que afirman que han presenciado situaciones de este tipo. Las autoridades locales y regionales han mostrado preocupación por estas denuncias y han publicado recomendaciones de actuación. En VerificaRTVE te explicamos con la ayuda de expertos en qué consiste esta práctica y los riesgos derivados.

En Twitter hemos detectado mensajes que dicen que en el concierto de Morad y Beny Júnior el 3 de agosto varias mujeres fueron víctimas de pinchazos. Es falso. Lo desmienten el Ayuntamiento de Cambados, el Servicio de Emergencias de la localidad y el Servicio Gallego de Salud. 

“Están pinchando gente en el conci de Cambados de Morad y Beny, las que seguís cuidaros muco (sic)”, afirma un mensaje en Twitter con más de 100 retuits. “Hoy en el concierto de morad pincharon a más de 5 tías antes de que empezara el concierto”, asegura otro tuit. “La de chicas a las que estan pinchando en el concierto de Morad, esto es super triste”, señala otro mensaje. 

Es falso que se hayan registrado pinchazos con carga química en el concierto de Morad en Cambados. Tino Cordal, primer teniente de alcalde y concejal de Sanidad, niega que hubiera pinchazos con carga química. “Técnicos sanitarios, personal de Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil no tienen constancia de ninguna denuncia ni ningún diagnóstico sanitario”, asegura en conversación telefónica con VerificaRTVE. Desde su cuenta de Twitter, el Servicio de Emergencias de Cambados subraya que “es totalmente falso” que se registraran pinchazos en el concierto. Por su parte, el Servicio Gallego de Salud nos explica que en la noche del concierto fueron atendidas tres personas y que tan solo una de ellas sufrió un pinchazo y que el mismo fue “sin carga química”.

Contenidos que difunden la idea de que se están produciendo pinchazos en el concierto de Morad y Beny Jr en Cambados, con el sello 'Bulo' en rojo

Contenidos que difunden la idea de que se están produciendo pinchazos en el concierto de Morad y Beny Jr en Cambados VerificaRTVE

Los riesgos de los pinchazos y su relación con una posible sumisión química

Los mensajes de redes con testimonios de mujeres que dicen haber sufrido estos episodios hablan de que notaron “un pinchazo” cuando estaban de fiesta (12 y 3). Los expertos consultados coinciden en que se pueden inocular sustancias que causen síntomas como los que aseguran haber sentido las víctimas en redes, pero consideran que por el tipo de pinchazo el riesgo no es tanto la sumisión química como la transmisión de enfermedades.

Bernardo Herradón, investigador del Instituto de Química Orgánica del CSIC, explica a VerificaRTVE que para que haya una sumisión química “el pinchazo debería ser de una cantidad considerable”. “No creo que la víctima no se diese cuenta”, apunta este experto. Coincide en esta línea José Antonio López Guerrero, divulgador científico y director del Departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa: “Un pinchazo sí podría tener efecto, pero el depredador tendría que estar pendiente de la víctima y seguirla, no es algo inmediato. En su opinión, “o te lo hace un amigo que vaya contigo y que esté ahí cuando empiece a hacer efecto o no tiene mucho sentido, ni por la oportunidad ni por el método”.

David Callejo, médico adjunto de Anestesiología en el Hospital Gregorio Marañón, nos cuenta que “existen agujas muy finas que podrían no notarse”. “Sin embargo”, añade, ”una vez que inoculamos un fármaco sí se notaría porque la sensación es de escozor, parecido a cuando te pica una avispa o abeja”. Para que haya sumisión química, según Mireia Ventura, responsable de los servicios de análisis de Energy Control, “se necesitarían 20 segundos de inyección y esto sabemos que no es lo que está pasando” (min.20:51). En el Telediario del 2 de agosto (min. 21:20), Ventura incide en que no conoce “ninguna sustancia que pueda administrarse en este poco tiempo y tenga los efectos que están buscando”. Difiere en cuanto a la duración del pinchazo José Antonio Lorente, catedrático en Medicina Legal de la Universidad de Granada, que ha explicado a la agencia EFE que el tiempo de la punción sería de “uno o dos segundos” y ha insistido en que “cuando la sustancia entra en el cuerpo, se nota, duele”.

Se sigue investigando el objeto utilizado para pinchar a las víctimas. Para Callejo, “las punciones probablemente las están haciendo con una aguja intramuscular y subcutánea y una jeringa. Señala también las “jeringas precargadas como las utilizadas para administrar la insulina”, aunque este anestesista considera que “es un método demasiado sofisticado”. Bernardo Herradón cree que en los pinchazos se podría estar usando “un sistema de inyección similar a los dispensadores de insulina, que suministran una pequeña cantidad”. Sin embargo, apunta que con este método “el paciente es consciente de que está recibiendo una inyección, lo que no ocurre con estos pinchazos en discotecas”.

La doctora Rosa Izquierdo, especialista en Anestesia y Reanimación en el Hospital La Fe, subraya que “muchos pinchazos no han generado síntomas de toxicidad, sino cuadros nerviosos, con signos que coinciden más con crisis de ansiedad.” Por ello, para Izquierdo la principal amenaza de esta práctica es que “a través de una simple aguja utilizada indiscriminadamente podemos transmitir enfermedades y generar situaciones potencialmente peligrosas”. En la misma línea se pronuncia el anestesista David Callejo, a quien le preocupa que “se esté intentando utilizar esto como una broma y que haya gente que esté pinchando en las discotecas utilizando la misma aguja porque se pueden transmitir enfermedades muy graves”. El Consejo General de Enfermería se ha pronunciado precisamente en ese sentido y ha alertado de que las personas que sufran pinchazos en discotecas se exponen a “infecciones por VIH o hepatitis”(pág 3).

Las sustancias inoculadas permanecen poco tiempo en el organismo

Éxtasis líquido, benzodiacepina y ketamina. Estas son las tres sustancias que se podrían estar utilizando, según los expertos consultados por VerificaRTVE. Como señala el investigador del CSIC Bernardo Herradón, “pueden provocar un estado de aturdimiento y somnolencia que puede ser el prólogo para la llamada sumisión química, especialmente si se combinan con el alcohol”. El anestesista David Callejo hace hincapié en que “no existe ninguna sustancia que nos la administren y que nos haga obedecer órdenes, pero sí las que nos ponen en una situación de debilidad a los minutos de administrarse”. Pone como ejemplo “la ketamina o las benzodiacepinas” y señala que “además después pueden provocar amnesia”. Estas sustancias, explica la doctora Rosa Izquierdo, “pueden generar cansancio, debilidad o falsa sensación de bienestar que favorecen los abusos y agresiones”.

En el caso de los pinchazos en discotecas, Izquierdo se inclina porque los autores estén utilizando éxtasis líquido (es la sustancia que se ha encontrado en el único positivo hasta la fecha de publicación de este artículo). Esta experta indica que su “efecto es muy rápido (10-20 minutos) y dura entre 30 y 60 minutos, lo que parece que sucede en la mayoría de las víctimas”. Pablo Gaviña, catedrático de Química Orgánica de la Universidad de Valencia, detalla que para esta sustancia “el pico es al par de horas y los síntomas varían en función de la cantidad administrada”. Además de “confusión mental, desinhibición o mareos”, Gaviña señala que “se pierde la memoria y puede producir efectos alucinógenos”. Recuerda que “una declaración [de la víctima] podría no presentar coherencia”, lo que favorece su uso “como forma de sumisión química para cometer agresiones sexuales”.

Todos los expertos se refieren a la dificultad para detectar estas sustancias en análisis clínicos por lo rápido que desaparecen del organismo. Gaviña, que lidera el proyecto NoSum, especifica que “el éxtasis líquido a las 4 ó 5 horas es muy difícil detectarlo en el organismo, tanto en análisis de orina como de sangre. “A las 12 horas ya no queda nada”, añade. “La vida media de benzodiacepinas y ketamina puede ser de varias horas, pero muchas veces es difícil detectarlas en el momento de llegar al hospital”, explica el anestesista David Callejo. “Si el pinchazo es intramuscular, el efecto de estas sustancias puede ser menor incluso que si es bebido o que si es pinchado en sangre, que sería un efecto mucho más rápido”, concluye este experto.

Sumisión química, un problema real con denuncias

Según explica a VerificaRTVE una portavoz de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, las fuerzas de seguridad se están encargando de la investigación sobre los pinchazos en esta región para determinar si son casos de sumisión química. El hecho de que todavía no se haya confirmado si son casos de sumisión química no implica que no exista la problemática que denuncian las mujeres que han experimentado pinchazos. El Ministerio de Justicia estima que una de cada tres agresiones en los últimos cinco años podría haberse producido con la víctima bajo estado de sumisión químicaEn el año 2021 se registraron en España 3.001 agresiones sexuales. El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) practicó análisis en 994 casos. El resultado fue positivo para el 72% de ellos.

La forma más habitual de sumisión química es la administración de sustancias tóxicas en bebidas. Dentro del Plan Nacional de Drogas, el Ministerio de Salud ha financiado el proyecto NoSum, cuyo objetivo es desarrollar y evaluar un kit personal que permita identificar si en una bebida se ha vertido éxtasis líquido. El Ministerio de Justicia cuenta con una guía de actuación forense e intervención ante la sospecha de sumisión química. Además, con motivo del Día de la Mujer, la ministra del ramo Pilar Llop presentó un kit de muestras para realizar análisis toxicológicos en casos de sumisión química, destinado a los forenses. 

Qué hacer si eres víctima de un pinchazo

El anestesista David Callejo recomienda “avisar a los amigos, al personal de seguridad y a la Policía en cuanto notemos un pinchazo o una sensación de escozor porque tenemos varios minutos hasta que empezamos a notar los síntomas”. La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias ha publicado una infografía con información sobre cómo actuar ante estas situaciones.

El Consejo General de Enfermería también ha publicado una guía para víctimas y acompañantes en la que subraya la importancia de “avisar cuanto antes y actuar rápido para detectar si hay sustancias y tratar los efectos”.

Tras los testimonios de mujeres que denuncian que han sufrido pinchazos en discotecas, el Ministerio de Igualdad ha firmado un convenio con la Federación Nacional de Empresarios de Empresarios de Ocio y Espectáculos para crear puntos violetas en los lugares de ocio. Hasta el momento, las regiones más afectadas por esta práctica son Cataluña y el País Vasco. La Ertzaintza ha informado de que está investigando doce casos de pinchazos y ha publicado una serie de recomendaciones de actuación para víctimas de estas situaciones. En Cataluña, los Mossos están investigando 17 denuncias por pinchazos a mujeres en locales de ocio.

Noticias

anterior siguiente