Enlaces accesibilidad

Sumisión química, el método que usan cada vez más los delicuentes para robar o agredir sexualmente

 Noticia   La hora de la 1  

  • Los expertos han observado un aumento de las denuncias en un 500 %
  • Unas gotas en la bebida sirven para dejar a las víctimas inconscientes y su rastro queda durante 72 horas en la orina

Por
Drogados hasta anular su voluntad: "Me desperté con un dolor de cabeza muy grande"

Las personas que acuden a comisaría a denunciar que han sido drogadas contra su voluntad han aumentado de manera considerable en España. Se conoce como sumisión química al tipo de drogas que buscan anular la voluntad de la víctima hasta el punto de que no consiga recordar nada de lo sucedido. El objetivo que persiguen los delincuentes con este procedimiento: robar o abusar sexualmente de las personas.

Santiago ha sido víctima de sumisión química y sospecha que le drogaron con una sustancia que le echaron en el café que se estaba tomando. "Ese día fui al cajero a sacar 500 euros y después acudí al bar. Pude ver cómo dos individuos se acercaban a mí. Uno de ellos me preguntó por la dirección de una calle. Al salir del bar me empecé a marear y entre tinieblas pude ver a los dos individuos que me preguntaron qué tal me encontraba", relata en La Hora de la 1. Cuando Santiago se despertó, al cabo de un buen rato, notó un intenso dolor de cabeza y fue consciente de que le habían robado la cartera.

Crecimiento exponencial en los últimos años 

Las sustancias empleadas para la sumisión química suelen permanecer poco tiempo en el organismo. Lo ideal, según aconsejan los expertos, es acudir de inmediato al hospital en las primeras 24 horas, si la persona sospecha que ha sido drogada. Ana Martínez, presidenta de la Comisión de Violencia del Hospital La Paz: "Lo mejor es acudir cuanto antes pero dependiendo de la sustancia, se puede identificar en el cuerpo al cabo de más tiempo".

Los casos se han disparado en nuestro país en los últimos años, según Antonio Barbero de Barbero&Lucas Abogados: "Ha habido un boom en los últimos años. De media han llegado a entrar unos cuatro casos mensuales. Eso es como un 500 % más que hace unos años".

Medidas para evitar la sumisión química 

Javier Rodríguez, inspector de Policía Nacional y portavoz de H50, asegura que es más fácil de lo que parece sufrir este tipo de ataque y explica algunas de las medidas que se pueden tomar: "Cuando estás en un bar te pueden decir: 'mira tu amiga está allí, mírala'. Y ya estaría, en ese tiempo que te giras depositan la droga en el vaso de la víctima. La copa hay que llevarla siempre contigo y más si no conoces a las personas con las que estás".

En el Campus de la Universidad Complutense ya se está impartiendo un curso de la mano de Manuela Peña, del Hospital Infanta Leonor de Madrid. Durante sus clases ha asegurado que en su hospital tienen actualmente de "tres a cinco casos al mes de sumisión química con agresiones sexuales".

Noticias

anterior siguiente
-->