Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

3 heridos y 11 detenidos, es el balance que ha dejado, en Medellín, Colombia, el tiroteo entre una banda organizada y la policía que logró evitar el atraco en un almacén de oro, en el barrio de Manila. Los delincuentes, que según los agentes llevaban meses ideando el plan, fueron detectados justo en el momento del golpe por los agentes. La mitad de la banda fue detenida. Ahora buscan al resto que lograron huir en motos, a gran velocidad, y que ahora parecen haber desaparecido de la faz de la Tierra.

En la bodega del Restaurante Atrio, en Cáceres, se ha producido un robo millonario. Se han llevado 45 botellas, 45 joyas, algunas del siglo XIX y de gran valor. Una de las botellas robadas de este restaurante, que posee dos estrellas Michelín, está valorada en 350 mil euros.

Los hechos sucedieron sobre la 1 y media de la madrugada del 26 al 27 de octubre. Dos personas alojadas en el hotel entretuvieron al empleado de noche, aprovechando para romper las cerraduras de la bodega y llevarse todo lo que pudieron en varias bolsas. Después, sobre las 5, pagaron su estancia y se marcharon. Los hechos están siendo investigados por la brigada provincial de la Policía Judicial y de la Científica.

La Hora de la 1 ha hablado con el sumiller de Atrio, José Polo.

En La Hora de la 1 han analizado el aumento de casos que se han registrado de sumisión química, una nueva forma de anular la voluntad de las personas. Introduciendo unas pastillas en el café o sustancias en la copa, los delicuentes drogan a sus víctimas. Los objetivos principales que persiguen son robar o abusar sexualmente.

Tras el consumo de estas sustancias, las víctimas aseguran "no recordar nada" y levantarse con un "enorme dolor de cabeza". Las denuncias se han disparado un 500 %.

La reapertura parcial de los salones de juego en España ha puesto en evidencia un problema del sector: la seguridad. En el primer trimestre del año ha habido 90 atracos violentos a esos locales. La patronal está activando modernos sistemas de seguridad para protegerse de los ladrones. Muchos atracadores son jugadores que ya conocen el funcionamiento de salones por dentro.

A principios de los años 90 un anticuario hispano - suizo vende un casco realmente único al Museo Central Romano Germánico de Mainz. Se cree que en total había 19, excepcionales, símbolo de las élites guerreras celtibéricas. Provenían del yacimiento de Aratis, en Aranda de Moncayo, Zaragoza, expoliado durante 25 años sin que nada ni nadie lo impidiera.

Ese caso de expolio, uno de los más mediáticos de los últimos decenios en nuestro país, acabó con la detención, enjuiciamiento y condena a cárcel de dos personas en 2018. El expolio arqueológico es un mercado negro que mueve mucho dinero: alguno de los cascos subastados por Christie's alcanzaron los 70.000 euros. Los arqueofurtivos no solo se apropian de algo que es de todos, también destruyen la posibilidad de conocer nuestro pasado. Nos roban dos veces. Un reportaje de Luisa Pérez.

Se lo robaron a Corrado Bolsi, director de la orquesta de la Cambra de Granollers, mientras viajaba en tren después de un ensayo con su orquesta. Una patrulla consiguió recuperarlo en el Raval. El violín se fabricó en 1829 y sonó en grandes clásicos del cine como Lo que el viento se llevó o Casablanca. Tiene por tanto un gran valor económico -200.000 euros- y también emocional. La Guardia Urbana de Barcelona continúa ahora con la investigación, porque aún faltan dos arcos.

El ministerio de Cultura ha abierto una investigación para esclarecer el robo de un tratado astronómico de Galileo en la Biblioteca Nacional. Los investigadores sospechan que fue un robo muy planeado porque hubo que falsificar el libro y sortear toda la seguridad de la Biblioteca para dar el cambiazo sustituyendo el original por el falso manteniendo su encuadernación, detalle que provocó que las restauradoras de la institución no se dieran cuenta del robo hasta 2014, diez años después de que se produjera. Hay sospechas de que el autor del robo pudo ser César Ovino Gómez Rivero, ciudadano de origen uruguayo que consultó la obra y al que se le relaciona también con la sustracción de dos mapamundis de Tolomeo cortados a golpe de cúter.

Javier Madariaga, librero anticuario, ha explicado en '14 horas' que las falsificaciones de libros son menos frecuentes que las de pintura porque son más complejas técnicamente. "Me llama la atención todo este montaje para robar una pieza que no es única. Es un libro impreso del que habrá 40 ó 50 ejemplares", ha asegurado. Madariaga calcula que la obra puede tener un valor de entre 500.000 y 800.000 euros.

Manifestantes violentos intentaron asaltar la Bolsa durante la quinta noche de disturbios en Barcelona. Otro edificio histórico que sufrió la ira de los violentos fue el Palau de la Música. Allí lanzaron piedras a cristales y vidrieras históricas. Por quinta noche consecutiva los más perjudicados fueron los comercios del centro de Barcelona. Los radicales saquearon tiendas de marcas muy conocidas. Y algunos cajeros y cristales de muchos escaparates quedaron totalmente rotos. También quemaron contenedores y formaron barricadas. Los agentes de los Mossos cargaron contra los manifestantes en el centro y arrestaron a 31 personas en la ciudad condal por desórdenes públicos y pillaje. Las protestas se produjeron tambien en otras ciudades catalanas, como Tarragona o Lleida.

Foto: Manifestantes saquean una tienda en el centro de Barcelona (REUTERS/Nacho Doce)

En Madrid, decenas de personas aprovecharon la noche de la histórica nevada que dejó a su paso el temporal Filomena para robar un camión cargado con 20 toneladas de comida que se dirigía a un centro comercial. Ocurrió en la M-30, a la altura de Moratalaz. El conductor fue a pedir ayuda tras quedarse atrapado en la nieve. Al volver, se encontró con el saqueo.

Pedro Águeda nos traslada hasta el 6 de octubre de hace 40 años, cuando se estrenó Navajeros de Eloy de la Iglesia. Su protagonista es el Jaro, personaje inspirado en un delincuente juvenil que con su banda de adolescentes tuvo en jaque a la policía de finales de los años 70. Su nombre es José Joaquín Sánchez Frutos y nació en la localidad toledana de Villatobas en 1962. Él y sus hermanos no lo tuvieron fácil. Su padre se ganaba mal la vida en el campo y los niños quedaban al cuidado de una madre alcohólica. Cuando José Joaquín tenía ocho años emigraron a Madrid y vivían en una casa abandonada. Era un chaval bajito, de piel clara, con unas dotes únicas de líder, según reconocía la propia Policía. A los doce años entró por primera vez en un reformatorio, después habría hasta una treintena de entradas y salidas. Hasta cuarenta jóvenes llegaron a integrar su banda, la banda del Jaro, llevando a cabo atracos a tiendas, tirones, robos de coches y hasta alguna sucursal bancaria. En el verano de 1978, con 14 años, asaltaron un chalet en Somosaguas y hubo un enfrentamiento a tiros con la Guardia Civil.

A lo largo de la historia de la música, siempre ha habido quienes no han encontrado la inspiración en las musas, sino en otros músicos. Hay casos sorprendentes en el cine, como La guerra de las galaxias (John Williams) o Amor a quemarropa (Hans Zimmer), pero también en el pop: My Sweet Lord (George Harrison) o Chica de ayer (Antonio Vega).

Con Marc Gasca, conductor del programa musical El hexágono en Radio 3.

La policía italiana ha hallado en la región de Abruzos, en el centro del país, una puerta de la sala de conciertos Bataclán decorada con un mural que se atribuye a Banksy. Una puerta intervenida en el que se conmemora a las víctimas de los atentados terroristas de 2015, y que había sido robada el 26 de enero de 2019. El artista urbano habría dejado su sello artístico en esa puerta a finales de junio de 2018, pero solo medio año después, en enero de 2019, la discoteca anunció en sus redes sociales su desaparición.

El estado de alarma decretado por la pandemia del COVID-19 ha traído consigo un importante descenso del número los delitos en nuestro país. Esa bajada es particularmente destacada en los primeros 15 días del confinamiento donde cayeron un 73'8%, pasando de de 75.000 en 2019 a 19.500 en las mismas fechas de este año. Ese descenso es aún mas significativo en comunidades como Madrid que registró una  bajada de los delitos del 84%.
Los robos con violencia, hurtos y robos en viviendas son los que mas descendieron, Sin embargo, han crecido algunos delitos nuevos como son las estafas relacionadas con las compras de mascarillas y material para hacer frente al coronavirus.