Enlaces accesibilidad

El Supremo ratifica que todas las escuelas catalanas deberán impartir un 25% de las clases en castellano

  • El tribunal rechaza el recurso de la Generalitat y confirma la sentencia del TSJ catalán que imponía este porcentaje
  • El Govern denuncia este "ataque" al sistema educativo y avisa que la nueva situación no supondrá "ningún cambio" 

Por
 El Supremo ha rechazado el recurso del Govern contra la sentencia del TSJ
El Supremo ha rechazado el recurso del Govern contra la sentencia del TSJ EFE

La Justicia confirma la obligación de enseñar en castellano un 25% de las materias en las escuelas catalanas. El Tribunal Supremo no ha admitido el recurso de casación que la Generalitat presentó contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordenaba al Govern a garantizar que el castellano sea la lengua vehicular, como mínimo, en un cuarto de las asignaturas, por lo que este fallo pasa a ser firme.

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha denunciado que la decisión del Alto Tribunal es "un ataque muy grave" y ha reivindicado que "el catalán en la escuela no se toca". "El modelo de inmersión lingüística ha sido una garantía de cohesión social e igualdad de oportunidades. Defenderemos el modelo de la escuela catalana", ha asegurado este martes.

"Trabajaremos en todas las vías posibles para superar esta situación. No delegaremos las responsabilidades en los docentes, sino que las asumiremos desde la Generalitat", ha añadido Aragonès. Previamente, habían informado de la situación en una rueda de prensa de urgencia el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, y la titular de Cultura, Natàlia Garriga. 

Cambray ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a los centros educativos y ha asegurado que esta nueva situación no supondrá "ningún cambio" en el sistema vigente: "El aprendizaje de las lenguas no va de porcentajes y menos cuando estamos en plena transformación educativa, que ha venido para quedarse", ha añadido.

El conseller ha criticado que "sea un juez quien determine de forma arbitraria el porcentaje de horas que son necesarias para aprender una lengua", algo que ve como "una anomalía y un menosprecio a los profesionales de la educación".

PP, Vox y Cs alertan que se pueda incumplir la sentencia 

"Sánchez debe exigir a la Generalitat que cumpla la sentencia en Cataluña con todos los instrumentos del Estado", ha escrito en Twitter el líder del PP, Pablo Casado. "Incumplir esta resolución para contentar a sus socios sería prevaricar", ha añadido.

Coincide con él la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que ha denunciado que los derechos de los castellanohablantes han estado "pisoteados durante décadas por el nacionalismo". "¿Qué hará el Gobierno de España si sus socios vulneran también esta resolución? ¿Seguir mirando hacia otro lado?", ha asegurado en redes sociales.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Parlament catalán ha asegurado que "El Tribunal Supremo reconoce el totalitarismo de la "inmersión separatista"." "¡Deben acatar la sentencia!", ha reclamado.

Sindicatos y asociaciones piden no acatar la decisión del Supremo

En el lado contrario, entidades de defensa del catalán, sindicatos y asociaciones catalanistas han pedido desobedecer una sentencia "injusta". Así lo ha escrito en redes sociales el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. "Hacemos un llamamiento a desobedecer esta sentencia. La escuela catalana no se toca", ha asegurado. 

El sindicato mayoritario de la enseñanza en Cataluña, USTEC, ha pedido a la Conselleria "que no acate esta sentencia y defienda más que nunca la lengua en el país y en los centros educativos", según ha reclamado su portavoz, Iolanda Segura, en TV3.

Otros sindicatos, como Intersindical y el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) también se oponen a la decisión judicial y piden desobedecerla, mientras que la Plataforma per la Llengua estudiará "todas las opciones legales para forzar a los tribunales españoles a acatar las obligaciones internacionales en materia de lengua".

Reunión de urgencia con las entidades de defensa del catalán

Ante la noticia, Aragonès ha convocado para una reunión del Govern con las entidades sociales de defensa del catalán. Concretamente, acudirán al Palau de la Generalitat Plataforma per la Llengua y Som Escola.

El titular de Educación ha negado que haya un conflicto lingüístico en las escuelas catalanas y, en este sentido, ha asegurado que "desde 2005 solo 80 familias han pedido la escolarización en castellano".

Cambray ha recordado que la Generalitat, tras detectar un descenso del uso social de la lengua catalana entre los jóvenes, ha puesto en marcha un plan precisamente para "reforzar el uso del catalán", algo que harán, ha señalado, "con firmeza, convicción y realismo".

Garriga también ha denunciado "el ataque al modelo de inmersión lingüística" y ha explicado que esta tarde el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha convocado una reunión con todas las entidades educativas y culturales para trabajar una "respuesta conjunta". 

Noticias

anterior siguiente
-->