Enlaces accesibilidad
Publica 'Cantinela': 100 canciones en 20 años

Rayden: "Aceptar la vulnerabilidad es una fortaleza, desde la inseguridad se crece mucho"

  • El cantautor y escritor madrileño celebra dos décadas de música en un concierto especial el 6 de noviembre
  • Coincidiendo con el concierto, ha publicado un libro en el que recoge las 100 canciones que ha escrito hasta el momento

Por

El cantautor madrileño cumple dos décadas en el mundo de la música
El cantautor madrileño cumple dos décadas en el mundo de la música Sonde3

Tras dos décadas de música ininterrumpida, seis discos con 100 canciones de por medio, otros seis libros, y dos más en camino, David Martínez Álvarez, más conocido musicalmente como Rayden, celebra en noviembre sus 20 años de música en un concierto especial en el WiZink Center de Madrid en el que repasará casi la mitad de sus canciones.

Letras que se recogen en su totalidad en 'Cantinela', un cancionero en el que el cantautor alcalaíno vuelve a "mostrarse cien por cien" para explicar una a una cada una de sus letras y como ha sido el camino hasta el WiZink que culminará el próximo 6 de noviembre.

Un camino que ha repasado con RTVE y en el que ha hablado también de la crítica, la salud mental, el odio de la sociedad, de las colaboraciones que le faltan por cumplir, de sacar a pasear el actor que lleva dentro o de que, advierte, estas 100 canciones son el ecuador de su carrera porque le faltan aun "seis discos" más por hacer. 

PREGUNTA: ¿Cómo nace la idea de hacer este libro? 

R.: La idea nace por Homónimo. Quisimos hacer una versión premium para el público y una de las opciones era que viniera con un libro que se llamaba 100 canciones y 99 finales alternativos’, eran las letras de las de las 12 canciones del disco más poemas que convivían en cada uno de los temas y fotografías de los 20 años de carrera. Cuando terminé esto pensé que sería muy bonito que no se quedase solo en 12 canciones y llevarlo a las 100.

P.: Si en tus canciones ya de por sí te desnudas y muestras una versión de ti muy íntima, ahora con el cancionero vas más allá. 

R.: Y me mojo. Me mojo porque creo que cualquier persona que escuche todas mis canciones, se hace una idea de por lo que estoy pasando, aunque sea a toro pasado. Me parece como el café para muy cafeteros. Si a alguien le gusta mi mundo, ahí va a encontrar las capitales de mi música y el por qué de cada canción. Y lo más interesante, creo que me muestro cien por ciento. Me parece algo muy bonito.

P.: Le falta quizás eso también a la sociedad, mostrarse 100%. Muchas veces vamos con el freno de mano echado. 

R.: Hace poco descubrí que desde la inseguridad se crece mucho. Muchas veces asociamos la vulnerabilidad como algo malo y creo que la vulnerabilidad es aceptación, incluso comunicarlo activamente. Creo que es un principio de fortaleza. Si fuésemos sinceros con nosotros mismos, si nos viésemos sin tanto prejuicio para mostrarnos vulnerables y para confesar que lo somos, sería un punto de partida para crecer. Creo que le falta mucho a la sociedad e incluso me ha pasado a mi durante muchísimos años. Hasta hace poco de hecho.

P.: Cuando llegó el libro a mis manos se lo mostré a una persona que te sigue, y su primera reacción fue: “La biblia”. Y es verdad, aunque fuese porque es gordo, tapas duras… Esta es la Biblia de Rayden, aquí está todo tu evangelio.

R.: La tipografía y todo está hecho así adrede. No es casualidad, está hecho aposta. Puede ser el evangelio de Rayden, sí.

P.: Este es el quinto libro, y va en camino una novela. 

R.: En camino una novela y un poemario que será el último en mucho tiempo, se llama Amoratado. No lo sabía nadie, pero ya te puedo decir que sale en febrero. Y luego la novela de La Mujer Cactus y el Hombre Globo que saldrá a finales del próximo año.

Lo siguiente va a llegar mucho antes de lo que la gente espera.

P.: En el libro diferencias sobre visión optimista y actitud optimista. Lo has aprendido durante estos años.

R.: Sí. Cuando tienes una visión optimista estás tuerto y pierdes profundidad. Nosotros necesitamos los dos ojos para ver el volumen de las cosas en profundidad. Si nos empeñamos en solo ver la mitad del camino, sólo la parte bonita, vamos a perder una cosa importante que nos va a seguir. Y por eso prefiero tener una actitud frente a lo que venga, intentar colocarlo de la mejor forma posible, aunque sea desde la tristeza. Que a mí me hace gracia cuando la gente dice anímate porque estás triste, como si la tristeza no fuese un estado de ánimo.

P.: Y musicalmente, ¿cómo se encuentra Rayden? 

R.: Me he dado cuenta de que es un momento dulce. Lo siguiente va a llegar mucho antes de lo que la gente espera.

P.: Algo nuevo está próximo, y no es un libro como has adelantado hace nada.

R.: Bueno, sí, es próximo. De hecho, es un concepto que justo terminé de cuadrar este agosto en Madrid. En definitiva, estoy en un momento muy bueno.

P.: ¿David cuando va por la calle, escucha Rayden en sus cascos?

R.: Escuchar sí. Si voy a correr a lo mejor salta alguna canción o al ducharme… Puede ser que ahora esté escuchando más porque estoy con canciones antiguas para el concierto del WiZink. Además, ahora estoy escuchando las maquetas de lo que viene. No me escucho más de una vez, como mucho dos canciones si estoy muy empanado, pero me escucho porque me encanta lo que hago, no veo que lo haga nadie en España. No me escucho todo el tiempo, pero tampoco reniego de escucharme.

Del miedo del principio a la persona emocionalmente trabajada

P.: Porque para quién no lo sepa, ¿Quién es David y quién es Rayden o ya es un sino como uno de los últimos discos, Sinónimo

R.: Cuando empecé tenía miedo de que Rayden como personaje se comiese a la persona, a como se expresa David. David era una persona muy introvertida, en contraposición a Rayden que se sube al escenario y era lanzado. Ahora creo que David le da mil vueltas, David creo que es una persona que se está trabajando emocionalmente, que comunica bien... Entonces yo creo que ahí le he comido la tostada. Y ahora es Rayden el que tiene que aprender de David.

P.: De cara al WiZink, qué esperamos, qué puedes contar. 

R.: Que va a haber muchas sorpresas, que la gente va a flipar, un concierto de tres horas, que cualquier persona que vaya y si tiene alguna canción favorita mía la va a escuchar y si no pasará una hoja de reclamaciones. Van a ser 48 canciones. Con la tontería no son 100, pero casi la mitad. Creo que la gente se va a quedar impresionada porque va a flipar.

P.: Por cierto, desde tus inicios, en tus letras se mezcla la ironía y el juego de palabra. Muchas veces ligado a la crítica de que no haces rap. ¿Veinte años después te sigue cansando el mismo tema?

R.: Yo me río y me río, cada vez más. Sobre todo cuando veo discursos vacíos de esos artistas que presumen del "yo tengo", si hablase yo de todo lo conseguido, empezaría otro libro con traducción cinco idiomas. No sé, ya es algo que ya creo que forma parte del anecdotario y ya está. Ya no me siento parte, creo que lo mío está yéndose por otros derroteros tan lejanos que ya creo que no forma parte de ese mundo.

P.: Nos despedimos entonces de los ‘pogos’ en tus conciertos o te niegas. 

R.: Es lo que me hace gracia, y es que posiblemente, te lo voy a decir, puede que el concierto más bestia que haya de rap sea el mío y el de SFDK.

Un concierto de tres horas, 48 canciones y multitud de sorpresas

P.: De hecho, tú dices aquí en el libro que un concierto de bien es aquel en el que te revientan las encías... Pero en cambio el del Wizink, no va a ser así, hay que estar sentados. 

R.: Yo lo entiendo cómo que va a haber va a haber casi 9.000 astronautas sentados con un cohete que va a ir para arriba. Legislación, no podemos hacer otra cosa.

P.: Muy largo el camino hasta aquí, una pandemia de por medio, cuatro conciertos que tenían que ser hace un año se juntan ahora en el del WiZink. Ya no te planteabas volver a aplazarlo aunque fuese a primavera, no más. 

R.: Yo tengo que dejar mi ego aparte y cuidar a todo mi equipo técnico porque no tiene una solvencia como la mía, viven más al día. Es por eso que aunque haya que hacerlo sentado se hace. Y también porque yo no he parado de hacer canciones, yo estoy preparando lo siguiente y tampoco voy a ir estirando las entradas de hace dos años.

Es una cosa decidida el año pasado, hablé con la oficina de Sonde3, lo dejé claro e hicimos la apuesta de ir a por el WiZink, siempre dije que el primero sería para celebrar 20 años en la música, y es ahora. Y si tiene que ser así es por algo. Yo ya me he rendido lo aceptado y con eso voy a dar el mejor concierto en mi vida.

P.: En 20 años se reciben infinidad de felicitaciones y algunas críticas. ¿Ha cambiado la manera de llevar la crítica del David que empezó, que en el disco de Mosaico tenía un tema sobre la crítica, a cómo la llevas ahora? 

R.: Ya no afecta nada. Antes leía mil bien y una mala y me desviaba a esa mala crítica. Llegué a buscar incluso si por un tuit se podía acceder a la IP porque a mí me nacía explicarle a esa persona mi forma de ver la canción y que seguro que así la entendería. Y ahora lo veo y digo, pero a dónde ibas David, a donde llegaba tu inseguridad.... Según creces estás más orgulloso de lo que haces y dependes menos de la opinión de los demás, ya no me afecta nada.

P.:  ¿Y la fama? Es directamente proporcional a la par que la crítica o no. 

R.: Lo veo lo agradecido cuando me paran y sin problema. Es verdad que flipo, porque veo que no tengo cabida, cuando salgo en las noticias del Hola porque he salido a cenar con mi novia, pero bueno, por lo menos todavía no me ponen lo de 'La nueva ilusión de', que es lo típico. Quitando eso, que es secundario, si que es más o menos agradable porque mi público es la leche.

P.: Y por último, para cerrar, este bloque: ¿te ha moldeado a ti la fama y la crítica o la has moldeado tú a ellos para que no te afecte?

R.: Creo que lo he moldeado yo, la gente que criticaba se ha cansado porque voy haciendo más.

'Habla bajito', su canción más política 

P.: Cuentas en el libro la experiencia al acabar el tercer disco, Alma y Hueso, con BoaMusica. Te sentías muy encajonado ahí, necesitabas salir y agradeciendo el trabajo de Boa.

R.: Eso es. Creo que el hacer un género propio o un intento de género propio pasaba por salir de un tema de una discográfica supeditada al rap. Necesitaba salir ya de esto.

Me di cuenta de que soy de comer aparte y fiché por Warner, aunque antes ya había podido firmar por una multinacional. Y tengo que decirlo, yo le he hecho bullying a Warner, el primer disco no lo pudieron escuchar hasta que iba a ir a la fábrica. Me hace gracia el discurso 'underground' de "es que suenas como quiere la multinacional", y yo les tenía amargaditos, a Warner el segundo disco ya les dejé escucharlo cuando todo se iba a mezclar casi.

P.: De hecho sales y el primer tema que haces con Warner es muy sutil y con esa ironía que te gusta: "No hago rap"

R.: Claro que a lo mejor también era algo que tenía mucho que ver con los libros, también dentro del mundo de la poesía, de que lo mío no tenía que ver con la poesía decían. Si hay haters en el rap, en la poesía también había puristas, era de Guatemala a Guatepeor. Pero pensé mira, si sirve para que a lo mejor a partir de mis libros lleguen a otras cosas más densas para adelante. Y lo mismo pasa con el rap, si a raíz de eso se quieren adentrar en la cultura, pues genial, y por eso hago y me gusta 'No hago rap', no lo hago y a la par, hago más por.

P.: "Meteorito", del disco de Antónimo. ¿Tu canción más política? 

R.: No, es "Habla Bajito". Ahí digo algunas cosas que en tiempos de la censura... Digo que el único Borbón bueno por casualidad el del disparo... Me parece raro que no llamen a mi puerta, que no me hayan dicho nada porque digo en mis canciones digo burradas.

P.: Lo pasa es que están de forma elegante, sutilmente. 

R.: Sí, están bien tiradas. Meteorito sigue su línea de equivalencia en el siguiente disco con "Habla bajito", y a su vez, la saga continua en el último disco con "Dios Odio". Creo que siguen esa ironía, ese símil, esa fábula a partir de la que construye de una forma elegante una caricatura.

P.: Vamos que después de estos tres temas, en lo que nos has adelantado que está por venir musicalmente muy pronto, la serie política va a continuar. 

R.: Sí.

Rayden, 'Sinónimo' de empoderamiento de la salud mental

P.: Sinónimo. Un disco íntegro, en el sentido más literal, en el libro cuentas que lo habías producido tú, y, por algunas cosas que cuentas en ese capítulo, hubo momento muy fastidiados a nivel de salud mental.

R.: Es el disco donde más me he llevado al límite a nivel mental y físico, donde más he hurgado. Homónimo me encanta y tiene unas canciones increíbles, pero entiendo que para mucha gente el mejor disco que han escuchado es Sinónimo, tiene un componente de verdad, que en Homónimo no me atreví.

Me di cuenta de que hay que arriesgarse, que hay que enfangarse, que hay que bregar. Y para eso tienes que estar fuerte y aguantar la embestida de ti mismo, de tus fantasmas, de tus inseguridades. Sinónimo es eso, es hurgar dentro y sacar toda la mierda tanto lo más positivo, como lo menos.

P.: Pero debe ser muy complicado ir a trabajar con un ataque de ansiedad o de pánico. 

R.: Es una situación que te destroza porque, por lo menos en mi caso, creo que la ansiedad muchas veces viene cuando ha pasado todo. Estaba en discusiones porque de la anterior oficina me quería ir, de discusiones familiares, discusiones con mi pareja de entonces...Me acuerdo de estar en Estudio Uno, donde grababa el disco, y en una sala se estaban probando guitarras y yo en un sofá en otra sala, en posición fetal llorando, que me faltaba el aire, que necesitaba estar solo. Encima yo desde pequeño tengo cefalea crónica, que si me da tengo que estar a oscuras y todo esto grabando un disco y pensando que me lo estaba cargando, imagínate.

P.: Es a raíz de este momento, de este disco, ¿cuándo más has crecido?

R.: Donde más. Mi público quizás lo que busca en mi es verdad, y dar. El dar lo que a lo mejor no le doy a los demás. Si no puedes hacerlo perfecto hazlo sincero digo, esto es Sinónimo, sinceridad. Y haciendo autocrítica, en Homónimo me he cagado, no he querido hurgar tanto. Entonces bueno, es una cosa que he aprendido y volverá en lo próximo, porque mi público lo valora más también.

P.: Cuando uno se muestra tal como es a alguien, ya sea el público, tu pareja o quién sea, es cuando más te acercas a una persona, ¿no crees? 

R.: Si, se trata de eso. Es una de las cosas que he aprendido y que estoy poniendo en funcionamiento.

Un país para escucharlo - Escuchando Madrid - Rayden y Ariel Rot "Haz luz"

P.: Estás poniendo en funcionamiento la salud mental dices. Qué importante es. Tú que tienes un público joven, aprovechas también esa posición de referente para verbalizarlo.

R.: Siempre me gusta verbalizarlo, porque me parece muy importante trabajarse. Trabajarse no es un fracaso, sino ser feliz. Al igual que es verdad que con un esguince vas al médico, si quieres arreglar algo y te falta vas a una ferretería...Deja de esquivar cosas, ve a la salud mental y trabájatelo porque ahí vas a ganar en salud valga la redundancia.

Me gusta verbalizarlo, a través de un post en instagram, a través de una canción como "Los dioses también sangran’, y lo hago porque hay personas que están a nada de atreverse a dar el paso, y quizás que vean a alguien tan empoderado, abierto, con tanta fortaleza lo hace puede servir a muchísima gente.

P.: Necesito preguntarte en este disco de Sinónimo por "Haz de luz". 

R.: Por la pandemia ha cambiado el significado. Creo que creo que todos tenemos un primer abrazo apretado a alguien de más de 10 segundos. "Haz de Luz" es eso. Me he dado cuenta que las canciones son puntos de encuentro, si alguien se ve motivado a invitar a otra persona a un concierto para escuchar esa canción y mirarse entre ellos... "Haz de Luz" tiene esa esencia. Y es curioso, porque otra de las cosas que me di cuenta, las canciones que nacen desde el punto de que su ADN no es para estar dentro de un disco, son las que luego para el público son las mejores.

P.: "Caza de Pañuelos", una canción feminista contra las agresiones sexuales. En el libro, atención spoiler, dices que no la vas a volver a cantar. Y das unos motivos de peso, y con mucha razón. ¿Te equivocaste al escribirla? 

R.: No. No creo que me equivocara porque creo que ha hecho mucho bien, está recaudando dinero para la Asociaciónn Bizirik, y genial, pero no la volveré a cantar. Nació para suturar un asco que sentía y cuando me di cuenta que empezaron a llamarlo como himno feminista y demás vicios, dije, ostras, me han perdido las formas. Creo que podía haber utilizado mi espacio para dar cabida al discurso de una mujer y no lo hice, todo lo que se puede solucionar con un: "Cállate pavo", y no me callé…Creo que no tengo que encabezar esto, es espacio para una mujer, no para mí.

Caza de pañuelos - Rayden

P.: Llegamos al último disco, Homónimo, empiezas preguntando en el disco que cabe en una canción, pero yo te pregunto que cabe en una carrera de 20 años.

R.: Bueno, cabe hasta despertarse de un sueño para luego volver a dormir. Sinónimo lo abría y cerraba Gloria Fuertes con su aforismo, aquí lo hace mi público. Me parece la leche. Parece una forma de demostrar todo lo que soy después de 20 años, yo soy mi público.

P.: "El mejor de tus errores", buen tema de tu último disco, pero ¿cuál ha sido el mejor de tus errores en estos 20 años de música? 

R.: Empezar a hacer música para contentar a mis amigos un 27 de agosto de 2001. Y todo por no quedarme atrás porque iban a hacer un grupo y dije pues venga. Fue el mejor aro por el que he pasado.

P.: En 20 años, ¿Hay alguna canción que le hayas dedicado a alguien, o algún tema que lo escuchas ahora y ves que quizás estabas equivocado? 

R.: Siento que muchas veces le he llamado amor a cosas que creía que estaba completamente enamorado, y que ahora sé que no es así, ya fuese porque eso estaba idealizado o lo decía desde la inseguridad. Me doy cuenta que muchas veces me he llenado la boca de palabras que todavía no sabía su significado.

Hace años no veía más allá de 2021

P.: Canción 100, "Himno del Centenario" podemos decir que es la banda sonora de Cantinela. 

R.: Sí, sí, sin duda.

P.: Después de 100 canciones, que colaboración te falta y te dices a ti mismo, antes de retirarme, esta no puede faltar. 

R.: Con Robe Iniesta, Fito, Vetusta Morla, Nicki Nicole, Luz Casal, Love of Lesbian, Travis Birds, Valeria Castro, Guitarrica de la fuente, Pablo Nutini, Anderson Paak, Jack White....

P.: Algunos de estos estarán en tu próxima producción. 

R.: Sí (ríe).

P.:Un concierto de todos estos años. Va a ser el del 6 de noviembre. 

R.: No, no voy a decir ese porque sería ir a lo fácil. Si es de festivales, con el primero que hice en el Arenal Sound, pensamos que no iba a vernos más de 100 personas y cuando nos dimos cuenta había 10 mil personas. Ahí me di cuenta que mi música había atravesado estilos. A nivel de gira, un concierto en la Riviera de la Gira de Antónimo en el que el público se puso de acuerdo para levantar unos carteles que decían Soy porque somos.

P.: Y una canción. 

R.: "Haz de Luz".

P.: Una colaboración

R.: "Finisterre", con Leiva. Yo aún no me lo creo, es el mejor de este país.

P.: No está anunciado para el WiZink. 

R.: (Silencio). Lo que está anunciado está anunciado, lo que salga…pues la sorpresa os la llevaréis. Sí que es cierto que hay muchos invitados que no están anunciados.

P.: Y después de esto, qué viene. 

R.: Es curioso porque hace años no veía más allá de 2021 y ahora veo algo que es muy guay que ya escucharéis.  Estoy a mitad de camino, todavía me quedan seis discos.

P.: Esta última pregunta es un espacio para ti, para decir lo que quieras, agradecer, reivindicar o lo que sea tras 20 años. 

R.: Simplemente bueno, que si alguien ha llegado a este final de la entrevista y ha conectado algo con lo que hemos hablado de salud mental, pues que pida ayuda. No le convierte en una persona más débil, al revés, lo que le da es una fortaleza de atreverse a querer trabajarse, a creer, es decir, a querer dar lugar. Es el primer paso y de verdad que sirve. Yo he ido de una psicóloga a un psicoanalista y de verdad que ahora me siento en el momento idóneo.

P.: Muchas gracias David.

R.: A vosotros.

Noticias

anterior siguiente