Enlaces accesibilidad

Rebecca Wragg Sykes: "Mucha gente se está ya dando cuenta de que los neandertales no eran tan tontos"

  • La arqueóloga británica presenta su libro Neandertales, en el que ofrece un retrato íntimo pero riguroso de esta especie
  • Estos homínidos han pasado de ser considerados como salvajes, a humanos curiosos y sumamente complejos

Por
La antropóloga británica Rebecca Wragg Sykes posa con un cráneo de neandertal.
La antropóloga británica Rebecca Wragg Sykes posa con un cráneo de neandertal. GEOPLANETA

Desde su descubrimiento en 1856 en el valle de Neander, cercano a la ciudad alemana de Düsseldorf, los neandertales se han convertido en los homínidos extintos más estudiados, aunque solo recientemente se ha comenzado a comprender la verdadera dimensión de estas criaturas fascinantes. En la actualidad, existen más de veinte especies de homínidos identificadas, pero los neandertales fueron los primeros, y tuvieron que pagar un precio muy alto por romper esa visión antigua del universo concebido a la medida exacta del Homo sapiens.

Aunque la imagen que se tiene de ellos ha cambiado, y han pasado de ser considerados como salvajes que vagaban por la Europa de la Edad de Hielo, a humanos curiosos y sumamente complejos, más euroasiáticos que europeos, que desarrollaron una capacidad tecnológica sin precedentes y demostraron una adaptabilidad innata a cualquier tipo de hábitat.

En su libro Neandertales. La vida, el amor, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos (Editorial geoPlaneta), la científica y divulgadora británica Rebecca Wragg Sykes se apoya en los últimos hallazgos arqueológicos para ofrecer una nueva relectura de esta especie, dibujando un retrato íntimo que derriba prejuicios y abre nuevos caminos en esa humanidad diferente y menospreciada durante décadas, tan heterogénea como las 100.000 generaciones de homínidos que les precedieron. Porque, como sugiere la autora, quizá solo comprendiendo a los neandertales podamos llegar algún día a comprendernos a nosotros mismos. 

PREGUNTA: ¿Cuánto queda de los neandertales en el Homo sapiens moderno?
RESPUESTA: 
Es imposible decirlo, porque hasta que no conseguimos secuenciar el ADN no lo podíamos saber. Y ahora que lo hemos hecho, cada persona no tiene el mismo porcentaje de ADN de neandertal. La genética nos sugiere que probablemente hubo varias interacciones y contactos. No tenemos una prueba directa de esos contactos e interacciones, pero sí que hay muchos indicios. De hecho, los estudios recientes demuestran que solo el 10% de nuestro genoma es únicamente Homo sapiens, por lo tanto, seguro que compartimos mucho, porque lo que es cierto es que teníamos un ancestro común.

Los estudios recientes demuestran que solo el 10% de nuestro genoma es únicamente Homo sapiens.

Este aspecto es muy interesante porque podría cambiar nuestras ideas con respecto a los intercambios. Por ejemplo, los neandertales eran euroasiáticos, y tenían un conocimiento desarrolladísimo de las plantas que había en esas zonas, y luego vemos que ese conocimiento también lo tienen los Homo sapiens, como por ejemplo en el caso del alquitrán de abedul, un pegamento natural que ellos utilizaban para producir empuñaduras.

P: El hecho de que fueran los primeros homínidos encontrados, hace más de 160 años, y el contexto social y cultural en el que se descubrieron, ¿ha perjudicado la imagen que tradicionalmente se ha tenido de ellos?
R: Pienso que, efectivamente, fue un aspecto muy importante, porque representó un desafío enorme en aquella época el comprender cuál era el lugar del hombre en el universo. Pero a mí me gusta imaginar cómo hubiera sido, cómo les hubiésemos visto, si se hubiesen descubierto ahora, que ya tenemos las pruebas de ADN que demuestran que hubo mestizaje. Es decir, si hubiéramos tenido esa prueba, quizá no hubiésemos tenido esa actitud de superioridad a los neandertales. Los arqueólogos de aquella época solo tenían los huesos, y los huesos ofrecen una apariencia muy diferente. Por eso el ADN es tan poderoso, porque nos muestra muchas otras cosas, no solo de los neandertales, sino de todas las demás especies.

P: Se sigue utilizando la palabra neandertal como insulto…
R: Esto es cierto, pero yo creo que mucha gente se está ya dando cuenta de que los neandertales no eran tan tontos, y la palabra ahora está adquiriendo otro sentido.

P: Existen más de 20 especies de homínidos identificadas. ¿A qué crees que se debe ese mayor interés por los neandertales?
R: Creo que una razón importante, como ya hemos comentando, es que fueron los primeros en ser descubiertos. Aunque también pienso que tenemos una cierta familiaridad con ellos en la cultura popular, y de alguna manera los neandertales se han convertido en iconos de la cultura popular. Y también porque tenemos muchos más restos arqueológicos de ellos que de otros homínidos, y por lo tanto podemos reconstruir sus vidas con mucho más detalle, y de una manera formal.

P: El cerebro de los neandertales era de un tamaño similar o incluso mayor al del Homo sapiens. ¿De qué manera su inteligencia era diferente a la nuestra?
R: En los antiguos estudios parecía que el cerebro neandertal era mucho más grande, porque generalmente pertenecían a varones, y el promedio es que generalmente son más grandes que los de las mujeres. Pero si comparamos cráneos de neandertales con cráneos de Homo sapiens, hombres también, comprobaremos que más o menos tienen la misma medida, porque el promedio de diferencia del tamaño de cuerpo en los neandertales, según los sexos, es igual que en los Homo sapiens.

Portada del libro 'Neandertales. La vida, el amor, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos'.

Portada del libro 'Neandertales. La vida, el amor, la muerte y el arte de nuestros primos lejanos'. geoPlaneta

Entonces, si nos fijamos en los cerebros de neandertales y Homo sapiens, el tamaño es el mismo, pero la estructura es distinta. Basándonos en la anatomía, podemos esperar que haya diferencias en cuanto a cómo desarrollaban su inteligencia, pero al mismo tiempo vemos que en los humanos actuales los cerebros son muy flexibles, se puede perder la mitad del cerebro y seguir pensando, así que la arqueología no es capaz de ofrecernos evidencias concluyentes al respecto. El problema es que nosotros tenemos la cubierta del cerebro, los cráneos, y no podemos ver esos cerebros a través del escáner. Por eso la arqueología es tan importante, y sabemos que durante el tiempo en el que convivían neandertales y Homo sapiens prácticamente hicieron las mismas cosas.

P: ¿Qué lenguaje crees que tenían los neandertales?
R: Es una pregunta muy difícil. Considero que lo que podemos pensar es que tendrían algún tipo de lenguaje para establecer relaciones sociales dentro de su grupo. Probablemente poseían diferentes palabras para los materiales que usaban, para los animales con los que se relacionaban… Pero no tendrían las mismas categorías que tenemos nosotros. Es algo que vemos por ejemplo en las poblaciones actuales de cazadores recolectores, que la categorización es diferente. La manera de ver el mundo que te rodea depende de tu contexto. Por eso la gente que ha nacido en un ambiente urbano no conoce el nombre de los árboles. Por ejemplo, vemos en algunas poblaciones indígenas ahora mismo que ellos tienen nombres para ciertas plantas que no son iguales a las que usamos nosotros. Eso es etnografía dentro de nuestra especie, pues lo mismo hay que aplicar a los neandertales. Creo que es un campo interesante.

Los neandertales tendrían algún tipo de lenguaje para establecer relaciones sociales dentro de su grupo.

Lo que sí que vemos a través de la arqueología es que ellos conocían y distinguían muy bien las diferentes especies de plantas, de árboles. Había ciertas cosas que ellos diferenciaban igual que nosotros, y eso apunta a que probablemente tenían algún tipo de lenguaje. Cuando hablamos por ejemplo de lanzas, vemos que elegían la madera con la que las construían. Al ver la habilidad que tenían para fabricar ese tipo de objetos, todo apunta a que probablemente tenían un lenguaje.

P: ¿Crees que los neandertales utilizaron su capacidad simbólica para desarrollar algo parecido a lo que nosotros llamamos “arte”?
R: No, porque la idea de cómo usamos los materiales es muy diferente entre las distintas culturas humanas. Nosotros tenemos muy clara la idea de cuando producimos algo, con qué objetivo lo hacemos, y luego lo exhibimos para que lo vea un público. Si dejamos de lado esta idea y nos fijamos en lo que los neandertales hacían, ellos estaban interesados por ejemplo en mezclar colores, diferentes materiales... En cómo podían cambiar superficies a través del color, o haciendo incisiones. Pero lo importante es que aunque tenemos muchas muestras de estas acciones neandertales, están muy separadas, por lo que no podemos hablar de que hubiera una tradición en este sentido.

En el caso de los neandertales, no podemos hablar de una tradición cultural.

Por ejemplo, si nos fijamos en Homo sapiens de Sudáfrica, mucho antes de que aparecieran pinturas rupestres lo que se ha encontrado allí es incisiones en objetos, ese tipo de manifestaciones. Las estructuras es más difícil verlas en los neandertales.

P: ¿Serían algo así como manifestaciones precursoras del arte?
R: Podríamos decir que son como luces que van apareciendo. Por ejemplo, la concha encontrada en la cueva italiana de Fumane, que solo tiene pigmento en una de sus dos caras. Es decir, no tenemos una cultura sistemática, porque igual que aparece esa concha, a mucha distancia espacial y temporal aparece otra concha que sí que tiene pigmentos por los dos lados. O por ejemplo se han encontrado garras de aves que tienen incisiones, pero siempre separadas en el tiempo y en el espacio, por lo que no podemos hablar de una tradición cultural. Así que dentro de los diferentes grupos neandertales, sí que probablemente habría este tipo de primeros pasos, pero lo que no hay es una conexión entre todos que nos haga hablar de tradición.

P: Asegura Yuval Noah Harari en su libro Sapiens que “la tolerancia no es una marca de fábrica de los sapiens”. Numerosos hallazgos arqueológicos sugieren que, en el caso de los neandertales, de alguna manera, pudieron ser más tolerantes que nosotros. ¿Qué opinas al respecto?
R: Creo que es difícil generalizar. Si observamos culturas tradicionales de Homo sapiens cazadores recolectores, hay violencia y a veces también se producen guerras entre diferentes grupos, aunque eso no sea siempre así. Pero por otra parte, también tenemos que los Homo sapiens son, entre todos los primates, los que más colaboran y comparten entre ellos, porque es tremendamente difícil para un individuo sobrevivir por sí solo.

Podemos suponer que la sociedad neandertal estaba basada en una actitud colaborativa.

En el caso de los neandertales, la arqueología nos muestra que su cultura, su existencia, desde un punto de vista económico, era muy similar a la de los cazadores recolectores humanos. Colaboraban en sus actividades, compartían recursos… Podemos suponer que su sociedad estaba basada en una actitud colaborativa y hay pruebas muy claras de que algunos individuos que tenían enfermedades muy graves eran alimentados por alguien. Pero también tenemos que presumir que había neandertales muy violentos, que tenían disputas entre ellos, aunque no más que los Homo sapiens.

P: Imagina por un momento que los neandertales no se hubiesen extinguido y el Homo sapiens no fuera la única especie humana sobre la Tierra, ¿cómo crees que hubiese sido la convivencia entre ambas especies?
R: Es una idea complicada, porque necesitaríamos una máquina del tiempo para verlo. Pero quizá la idea más interesante es si los neandertales hubiesen podido adaptarse para vivir en nuestro mundo. Yo creo que sí que hubieran podido. Ellos tenían una enorme curiosidad, así que les hubiera encantado investigar en nuestra tecnología.

P: En tu libro defines a los neandertales también como "exploradores", que es una de las principales características del Homo sapiens...
R: Ellos tenían que ser muy adaptables, porque se desplazaron por todas partes. Gracias a la arqueología podemos ver cómo experimentaban con ideas, y eso nos sugiere que eran muy curiosos respecto al mundo que les rodeaba.

P: También aseguras que los neandertales “ganaron una inmortalidad parcial en el orden celular”. Hasta donde se sabe, los neandertales se cruzaron con denisovanos y con Homo sapiens… ¿Crees que pudieron hibridarse con otras especies de homínidos?
R: Es posible, pero no hemos visto neandertales en África. Creemos que en este continente hubo otras especies de homínidos aparte de Homo sapiens, aunque todavía no hay pruebas. Pero si hablamos de Eurasia oriental, no sabemos exactamente hasta dónde llegaron y no sabemos si había ahí otros homínidos. Pero es una buena pregunta, porque cuando tienes neandertales que se cruzan con otras especies, tenemos que empezar a pensar quizá en otros nombres para estas otras especies. Quizá fueron más allá de las cuevas de Denísova. Es posible, pero no lo sabemos.

Noticias

anterior siguiente