Enlaces accesibilidad
Haití

El primer ministro de Haití destituye al fiscal que le quiere investigar por el asesinato del presidente Moise

  • Las sospechas vienen por conversaciones telefónicas de Henry con uno de los sospechosos horas después del crimen
  • Hay 44 personas en prisión preventiva, entre ellas 12 policías que no reaccionaron ante el ataque

Por
El primer ministro haitiano Ariel Henry 
El primer ministro haitiano Ariel Henry  REUTERS/Ralph Tedy Erol

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, ha anunciado la destitución del fiscal Bel-Ford Claude horas después de que este solicitara a un juez abrir una investigación al jefe del Gobierno como imputado por el asesinato del presidente Jovenel Moise.

Henry ha comunicado la destitución del fiscal en una carta fechada el lunes, pero divulgada este martes por el Gobierno, en la que se justifica el cese por una supuesta "falta administrativa grave" cometida por parte de Claude.

El fiscal solicitó este martes al Tribunal de Primera Instancia de Puerto Príncipe que investigue a Henry como imputado en el caso del magnicidio y también pidió a las autoridades migratorias que le impidan salir del país.

Las sospechas del fiscal

Las sospechas del fiscal sobre el primer ministro fueron suscitadas por dos conversaciones telefónicas que mantuvo Henry con uno de los principales sospechosos del magnicidio, Joseph Felix Badio, tres horas después de que sucediera el crimen, el pasado 7 de julio.

El fiscal asegura que los datos de geolocalización de las llamadas, proporcionados por la empresa telefónica, situaban a Badio en la residencia de Moise, en el sector de Pélerin 5, en Puerto Príncipe, en el momento en el que se comunicó con Henry.

Claude ha puesto en tela de juicio el papel del primer ministro en el magnicidio desde la semana pasada, cuando le cursó una invitación para aclarar las polémicas llamadas.

Una investigación abierta

El caso del magnicidio está en estos momentos en manos del juez Orélien, quien es la única autoridad competente para llamar a declarar a testigos o imputados o para decidir quién es sospechoso por el asesinato.

La semana pasada, el mismo fiscal envió una "invitación" a Henry a comparecer este martes para ser interrogado sobre las llamadas telefónicas, una citación que fue descalificada públicamente por el propio Henry.

"Ninguna distracción, ninguna citación o invitación, ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, ninguna agresión me distraerá de mi misión", dijo Henry el sábado, durante la ceremonia de la firma de un acuerdo político con la oposición.

Las autoridades haitianas han informado de que 44 personas se encuentran en prisión preventiva por el asesinato, entre ellas 18 colombianos acusados de formar parte del comando que asesinó a Moise, además de 12 policías que integraban el cuerpo de seguridad del mandatario, que no reaccionó ante el ataque.

Un mes tras el terremoto

Ariel Henry prometió no cejar en la reconstrucción del sur de Haití, cuando este martes se cumple un mes del devastador terremoto que dejó al menos 2.248 muertos y 690.000 damnificados.

En una serie de mensajes en Twitter, Henry prometió a los damnificados que "ha llegado el momento de la recuperación y la reconstrucción" tras el terremoto que "puso de rodillas la península sur".

"Nada ni nadie, ni siquiera las amenazas de todo tipo, incluidos los ataques físicos, nos distraerá de nuestra voluntad inquebrantable e infalible de esta reconstrucción colectiva, para la felicidad de todas las niñas y todos los hijos de nuestra nación", dijo Henry.

Miles de personas siguen sin hogar en Haití un mes después del terremoto

El terremoto de 7,2 grados en la escala Ritcher, muy superficial, sacudió el suroeste de Haití el pasado 14 de agosto, causando graves daños en toda la península meridional del país.

El seísmo destruyó 53.815 viviendas, causó daños en otras 83.770 casas, lo que ha llevado a 26.245 personas a alojarse en 65 refugios informales, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

También se han registrado cuantiosos daños en carreteras, en cuatro puertos y 62 centros médicos, mientras que 171 escuelas resultaron completamente destruidas y otras 566 sufrieron daños.

Noticias

anterior siguiente