Enlaces accesibilidad
Haití

Asesinado a tiros el presidente de Haití, Jovenel Moïse

  • Hombres armados le han matado en su residencia y han herido a su esposa, que se encuentra grave
  • Los asesinos eran mercenarios "profesionales" y se hicieron pasar por agentes estadounidenses

Por
El asesinato del presidente de Haití agudiza la crisis política y social del país

El presidente de HaitíJovenel Moïse, ha sido asesinado este miércoles por hombres armados, según ha informado el primer ministro interino, Claude Joseph. Los asaltantes han entrado de madrugada en la residencia del presidente, en el barrio de Pelerin de la capital, Puerto Príncipe, y también han herido de bala a su esposa, Martine Moïse, que ha sido evacuada a un hospital en Miami en estado grave.

"Esta mañana mismo, a la una de la mañana, 7 de julio, un grupo de personas no identificadas, que hablaban en español e inglés, asesinaron al presidente de la República. El presidente ha muerto a causa de sus heridas", ha asegurado Joseph, que ha calificado el ataque de "acto de barbarie".

El primer ministro interino ha declarado el estado de sitio durante dos semanas para contribuir a la búsqueda de los asesinos. Joseph ha dado el anuncio en una declaración televisada, rodeado del director de la Policía Nacional, Leon Charles, y otras autoridades. "Se han tomado todas las medidas para asegurar la continuidad del Estado. Pido a todas las fuerzas vivas de la nación acompañarnos en la batalla, a acompañarnos en la continuidad del Estado", ha asegurado.

Joseph ha pedido calma de la población y ha asegurado que la "situación de seguridad del país está bajo control". Sin embargo, en Puerto Príncipe pueden escucharse disparos, según informa Reuters.

República Dominicana ha cerrado la frontera común a consecuencia del atentado. El presidente Luis Abinader ha ordenado el cierre de los cuatro pasos fronterizos y ha dispuesto el refuerzo de la vigilancia en la zona, según ha asegurado un responsable del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront). Los dos países cuentan con cuatro pasos fronterizos oficiales, aunque la mayor parte de la frontera, de cerca de 380 kilómetros de extensión, no cuenta con vallas divisorias.

Los autores del crimen eran mercenarios "profesionales" extranjeros

Los presuntos asesinos eran mercenarios "profesionales" y se hicieron pasar por agentes de la DEA, la agencia estadounidense encargada de la lucha contra las drogas, según se puede ver en vídeos de seguridad a los que ha podido acceder el Gobierno haitiano. Así lo ha afirmado el embajador del país caribeño en Estados Unidos, Bocchit Edmond,
aunque las grabaciones no son públicas.

Edmond ve posible también que los asesinos hayan huido ya de Haití, probablemente hacia República Dominicana. Hay una investigación en marcha para dar con el paradero y nacionalidad de los autores del crimen, que hablaban entre ellos en español, ha asegurado.

El ministerio de Exteriores español ha reiterado su recomendación de no viajar a Haití, en vigor desde hace meses, y ha pedido a aquellos españoles que se encuentren en el país que se mantengan en "un lugar seguro" y "eviten todo desplazamiento".

Un país en profunda crisis

Haití, el país más pobre del continente americano, está sumido en una profunda crisis social, política y de seguridad. Los enfrentamientos entre bandas y los secuestros son habituales y la población acusaba a Moïse, que tomó posesión en 2017, de inacción.

El presidente había designado a Ariel Henry como nuevo primer ministro para sustituir a Joseph, que tan solo lleva tres meses en el cargo. El nombramiento era el resultado de las conversaciones de Moïse con otros partidos políticos aliados y de la oposición moderada para formar un gobierno de consenso.

Sin embargo varios partidos de oposición, en su mayoría de izquierdas, no se sumaron a estas conversaciones porque consideran que Moïse debió concluir su mandato en febrero de 2021. El presidente, con el apoyo de los jueces, les acusó entonces de intentar un golpe de Estado

Las autoridades electorales han convocado para el próximo 26 de septiembre elecciones presidenciales y legislativas, a las que Moïse no se podía presentar. En la misma fecha, el presidente había convocado un referéndum para votar una nueva Constitución, que no contaba con el apoyo ni de la oposición ni de la comunidad internacional. 

El Consejo de Seguridad de la ONU, los Estados Unidos y la UE consideran que la celebración de elecciones es prioritaria para superar la crisis de un país que sobrevive gracias a las ayudas internacionales. 

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el jueves

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha condenado el asesinato de Moïse, que ha calificado de "crimen atroz". Asegura que la situación es "preocupante" y que aún necesitan más información sobre los hechos, pero ha añadido que Estados Unidos está "preparado para asistir a Haití".

También ha condenado el asesinato el secretario general de la ONU, António Guterres, que ha pedido que los responsables deben ser llevados a la Justicia. Ha pedido además a todos los haitianos preservar el orden constitucional. "Permaneced unidos frente a este acto aberrante, rechazad cualquier tipo de violencia", ha reclamado, según su portavoz. 

El Consejo de Seguridad se reunirá el próximo jueves para analizar la situación, algo que había pedido el primer ministro haitiano. En un comunicado, Joseph también ha reclamado una investigación a la comunidad internacional.

La Organización de Estados Americanos, por su parte, ha condenado un asesinato que ha calificado de "político". "Deploramos con la mayor vehemencia esta tentativa de socavar la estabilidad institucional del país", ha señalado en un comunicado del secretario general del organismo, Luis Almagro.

Noticias

anterior siguiente