Enlaces accesibilidad
Salud

Durante el embarazo, cero alcohol porque "No hay cantidad segura"

  • El TEAF es el Transtorno del Espectro Alcohólico Fetal, una enfermedad derivada del consumo de alcohol
  • Puede provocar efectos irreversibles a nivel cognitivo y de conducta durante toda la vida

Por
Durante el embarazo, cero alcohol. No hay cantidad segura

El consumo de alcohol durante el embarazo es la primera causa de discapacidad intelectual no genética en occidente. El 9 de septiembre se celebra el día mundial del Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF). Este trastorno se produce precisamente por el consumo de alcohol en cualquier momento del embarazo. Puede generar consecuencias irreversibles para el resto de la vida del afectado. El TEAF afecta a 5.000 recién nacidos al año en España, el 3% de los neonatos en la Región de Murcia.

Una copa puede ser suficiente para crear lesiones neuronales

Una cerveza o una copa de vino durante el embarazo puede ser suficiente para producir en el feto lesiones neuronales, en el ámbito cognitivo y el conductual. "El alcohol ataca directamente al cerebro en primer lugar. Ese cerebro dañado puede provocar diferentes discapacidades que van a afectar a la persona toda su vida" asegura Nati Ruiz, Presidenta de Zero SAF, una asociación de padres con hijos afectados del trastorno de espectro alcohólico fetal, con sede en Murcia.

Mi hija tenía múltiples diagnósticos, incluso discapacidad intelectual leve

Las personas con TEAF pueden parecer normales y tener una inteligencia aparentemente normal, pero sus cerebros dañados pueden dar pie a dificultades en el aprendizaje, impulsividad, berrinches, violencia o agresión. Nati conoció el síndrome por su hija adoptiva. Notó que tenía dificultades en el aprendizaje y relaciones sociales, hasta que fue diagnosticada. "Mi hija tenía múltiples diagnósticos, TDH, dislexia, discalculia... incluso discapacidad intelectual leve..." Nati pensaba que eran demasiadas cosas para que lo tuviese su hija, pero entonces descubrió que lo que tenía era TEAF.

Natalia, su hija, lleva una vida normal con su familia y amigos, pero ha tenido que recorrer un camino complicado. "Me ha costado mucho estudiar, de siempre. Pero no sólo tenía  ese problema, en el tema social, para buscar amigos también me costaba mucho" nos cuenta. "La mente al final se hace fuerte y bueno, si pones mucho trabajo, se llega a un momento en el que estás bien dentro de lo que cabe".

Es 100% evitable

El tratorno de Espectro Alcohólico Fetal no es genético, Sólo lo padece la persona cuya madre ha bebido alcohol durante el embarazo y se puede prevenir sólo si no se consume alcohol durante esa época. Es decir, es 100% evitable. 

Noticias

anterior siguiente