Enlaces accesibilidad

La ofensiva talibán en Afganistán causa 250.000 desplazados, el 80% mujeres y niños

  • Los insurgentes ya tienen bajo su control 15 de 35 provincias del país asiático
  • 150.000 personas ya tuvieron que abandonar sus hogares entre enero y mayo

Por
Mujeres y niños afganos desplazados por el conflicto talibán EFE/EPA/JAWED KARGAR

El rápido avance de los talibanes en Afganistán ha causado al menos unos 250.000 desplazados desde que comenzó la ofensiva el pasado mes de mayo. Desde la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) apuntan a que el 80% de las personas que se han visto obligadas a dejar sus hogares son mujeres y niños.

Este éxodo se suma a los 150.000 desplazados que ya tuvieron que dejar sus hogares entre enero y mayo, y eleva el total de desplazados internos en el país centroasiático a 3,3 millones, según las cifras facilitadas en rueda de prensa por la portavoz de ACNUR Shabia Mantoo.

"El número de víctimas en las imparables hostilidades es inmenso", ha señalado Mantoo, quien ha alertado que Afganistán "va en camino de sufrir la peor cifra anual de fallecidos civiles en conflicto desde que la ONU tiene registro"

Los insurgentes ya tienen bajo su control 15 capitales de provincia. Este mismo viernes han coseguido tomar la capital de la provincia de Ghor en el oeste de Afganistán, Firozkoh y en las últimas horas también se han hecho con las importantes ciudades meridionales de Kandahar y Lashkargah, capitales de la provincia homónima y de Helmand respectivamente.

En 20 años de conflicto no se había visto un avance tal. Los rápidos ataques han conseguido que el Gobierno afgano haya perdido 15 de las 34 provincias que tiene Afganistán.

La ONU pide un alto el fuego permanente

Mientras se intensifican los combates en 33 de las 34 provincias afganas, en un momento en el que los talibanes ya han tomado la segunda mayor ciudad del país, Kandahar, y amenazan Kabul, la portavoz recordó que la ONU "pide un alto el fuego permanente y una solución negociada por el bien del pueblo afgano".

Mantoo ha detallado que la mayoría de los desplazados por el conflicto han evitado dejar Afganistán y "se mantienen lo más cerca posible de sus hogares", aunque unos 120.000 que han huido de zonas rurales y de provincias han buscado refugio en Kabul y alrededores. La organización ya ha valorado las necesidades de cerca de 400.000 desplazados internos y ha empezado a entregar alimentos, cobijo, higiene y productos sanitarios.

Pese a esa pauta de movimientos, ACNUR ha pedido este viernes a los países vecinos que mantengan sus fronteras abiertas a posibles refugiados y ha aplaudido que la decisión de varios países de suspender temporalmente la deportación de solicitantes de asilo afganos

"Gran crisis humanitaria"

Desde la organización no gubernamental Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) ya han alertado de que el país se encamina hacia una "gran crisis humanitaria".

Tracey van Heerden, directora para Afganistán de la organización ha relatado la difícil situación que viven los ciudadanos afganos y ha contado la historia de Zahra Omari, una mujer que ha escapado a Kabul desde la provincia de Kunduz junto a sus seis hijos "cuando la gente empezó a huir, cogí a mis hijos y me fui". "Ni siquiera cogí leche para mi hija de diez meses. Encontramos un autobús que iba a Kabul que había retirado los asientos para meter a tanta gente como fuera posible. Estaba lleno de hombres, mujeres y niños asustados", ha manifestado.

Asimismo, van Heerden ha destacado que cerca del 80 por ciento de los proyectos del NRC en el país "están afectados por el conflicto", lo que "impacta sobre la entrega de ayuda fundamental a más de 900.000 afganos". "Estamos comprometidos a quedarnos y ayudar", ha añadido

Naciones Unidas va en esta misma línea y han alertado sobre la "dramática" situación alimentaria que vive Afganistán. El portavoz Tomson Phiri, del Programa Mundial de Alimentos, ha explicado que unas 14 millones de personas tienen problemas de acceso a comida.

"Unos dos millones de niños necesitan los programas de nutrición, en un momento en el que el país ha sufrido dos sequías en los últimos cuatro años y se espera una mala cosecha", ha señalado el portavoz, que, además, advirtió que "lo peor está por llegar y se avecina una época de hambrunas".

El conflicto ha empeorado esta situación y la acerca a la "catástrofe humanitaria", ha declarado Phiri, ante lo cual el PMA ha incrementado sus operaciones y en los últimos tres meses ha enviado asistencia alimentaria para 4,1 millones de afganos.

Apoyo de Estados Unidos

Esta semana el Pentágono anunció, que pese a la retirada de tropas del país, Estados Unidos mantendría el apoyo aéreo y antiterrorista "hasta fin de mes", en un intento por frenar el avance de los talibanes en el país.

La portencia norteamericana también mandó un enviado especial a Doha para presionar a los insurgentes e intentar que realizaran una "reducción de la violencia y el alto el fuego"

Noticias

anterior siguiente
-->