Enlaces accesibilidad
Caso Samuel

Las cámaras muestran que el grupo de Samuel discutió con los agresores en la discoteca horas antes de la paliza mortal

  • Las imágenes están incluidas en el sumario del caso, que revela que el joven recibió más de 40 golpes durante la paliza
  • Horas después del crimen, uno de los principales responsables repitió insultos homófobos contra Samuel en un parque

Por
Las cámaras muestran que el grupo de Samuel discutió con los agresores en la discoteca horas antes de la paliza mortal

El grupo de Samuel Luiz, el joven de A Coruña que fue víctima de una paliza mortal el pasado mes de julio, había discutido con los agresores en el interior de una discoteca dos horas antes de la agresión grupal, según revelan las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del local. 

Las fotografías están incluidas en el sumario del caso, al que ha tenido acceso a TVE, y prueban que tanto el grupo de amigos de Samuel como la pandilla de jóvenes que agredieron hasta la muerte al chico habían tenido un encontronazo dentro de la discoteca El Andén, ubicada en el Paseo Marítimo de A Coruña. Hubo empujones entre ellos y en un momento tuvo que intervenir el portero.

Las cámaras de seguridad grabaron el momento en el que llegan a la discoteca Alejandro y Diego, que son, para la Policía, los principales responsables del crimen. Una hora después llegan Samuel y su amiga Lina y, a las 01:00 horas, dos horas antes de la brutal paliza, es cuando ambos grupos se enzarzan en una discusión en los reservados del local.

Insultos homófobos y más de cuarenta golpes

El sumario tiene, hasta la fecha, 300 documentos judiciales. El más relevante de todos es el atestado de la policía, donde se explica con total detalle lo ocurrido aquella noche en el paseo marítimo de la ciudad gallega.

Hasta ahora, lo que se sabía es que, según algunos testigos, Diego había lanzado un insulto homófobo a Samuel antes de empezar a agredirle. Lo que el sumario recoge, tras la declaración de una testigo ajena al grupo agresor, es que, pocas horas después del crimen, el mismo Diego se reúne en un parque de A Coruña y vuelve a repetir insultos homófobos contra Samuel, que ya está agonizando en el hospital.

Por otro lado, las imágenes que ha podido ver TVE muestran cómo Alejandro esconde una botella de alcohol al salir de la discoteca. Podría tener relación con el hecho de que a Samuel le rompieran una botella en la cabeza durante la agresión mortal, como ha podido probar la Policía.

Según la autopsia, Samuel recibió más de cuarenta golpes durante la paliza.

La Fiscalía pidió la pasada semana a la jueza que lleva la investigación por el crimen de Samuel Luiz que se impute a los cuatro investigados adultos un delito de asesinato.

Además, solicita para el joven que presuntamente se llevó el móvil de Samuel un delito de robo con violencia. También pidió que los hechos relacionados con las lesiones sufridas por una de las personas que intentó ayudar a Samuel -uno de los dos senegaleses que acudieron en su ayuda- sean juzgados en un procedimiento aparte al margen del Tribunal del Jurado.

Los investigados adultos son tres varones, que permanecen en prisión provisional en la cárcel de Teixeiro, y una joven que está en libertad con cargos. Además, hay, por estos hechos, detenidos otros dos jóvenes que, por su edad, se encuentran en un centro de menores.

Noticias

anterior siguiente