Enlaces accesibilidad

Rusia envía 15 buques al mar Negro y la OTAN pide que frene la escalada militar en la frontera con Ucrania

  • El ministro de Exteriores ucraniano pide ayuda militar y más sanciones a Rusia
  • La OTAN afirma que será la Alianza y no Moscú quien decidirá sobre si Ucrania se une en el futuro

Por
Aumenta la tensión entre Rusia y Ucrania por la presencia de barcos militares en el Mar Negro

Rusia ha trasladado 15 buques del mar Caspio al mar Negro después de que Estados Unidos informara del envío de dos barcos de guerra a la zona para mostrar apoyo a Kiev ante la escalada militar rusa en la frontera con Ucrania.

El movimiento de las 15 embarcaciones, entre ellas ocho lanchas de desembarco y tres cañoneros, se enmarca en un procedimiento "rutinario" de revisión de las capacidades de las Fuerzas Armadas rusas tras el fin de la temporada de invierno, según indica un comunicado castrense de Moscú.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha exigido este martes a Moscú que detenga de forma "inmediata" la movilización militar en la frontera con Ucrania y ha insistido en que la Alianza, y no Rusia, será quien decidirá si Kiev se une a ella en el futuro. Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, ha llamado a la OTAN y a occidente a actuar para evitar una escalada de violencia entre Rusia y Ucrania y ha pedido más ayuda militar y sanciones contra Moscú.

Rusia tacha de "provocación" el envío de buques de EE.UU.

Estados Unidos comunicó a Turquía el viernes que enviará dos buques de guerra al mar Negro, de acuerdo con el tratado de Montreux, que otorga a Estambul el control del estrecho del Bósforo. Las embarcaciones estadounidenses estarán en la zona hasta el 4 de mayo.

El viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, ha advertido este martes a Washington sobre el aumento de su presencia en el mar Negro. "Avisamos a Estados Unidos de que se mantenga lejos de Crimea y nuestra costa del mar Negro. Eso será por su propio bien", ha señalado, según la agencia TASS.

El diplomático ha tachado el envío de los buques de Estados Unidos a la región de una "provocación", que busca "poner a prueba" a Rusia. "Pero no van a conseguir nada", ha recalcado Riabkov, añadiendo que la política estadounidense aumenta el riesgo de "incidentes" en la zona y subrayando que las maniobras de Washington se producen "a miles de kilómetros" de los puntos de despliegue de sus fuerzas navales.

Por su parte, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha anunciado que Rusia realizará "ejercicios militares" cerca de la frontera con Ucrania, en reacción a las "amenazantes" actividades de la OTAN. 

Biden pide a Putin "rebajar la tensión"

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pedido en una llamada telefónica con su homólogo ruso, Vladímir Putin, que "rebaje las tensiones" con Ucrania. Durante la conversación, el mandatario estadounidense ha expresado su "preocupación" por la movilización militar rusa en la frontera con ese país.

Biden le ha propuesto a Putin mantener "una cumbre en un tercer país" en algún momento de los "próximos meses" y ha enfatizado "el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la soberanía e integridad territorial de Ucrania", según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

La OTAN pide frenar la escalada militar a Moscú

El secretario general de la OTAN, Jens Stolternberg, ha exigido este martes a Moscú que detenga "de forma inmediata" la movilización militar rusa en la frontera con Ucrania, algo que ha considerado "injustificado" y "profundamente preocupante".

"Rusia debe poner fin a esta concentración militar en Ucrania y sus alrededores, detener sus provocaciones y desescalar inmediatamente", ha señalado el político noruego en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores ucraniano. Según la oficina de prensa del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la frontera de Rusia con Ucrania y en Crimea hay alrededor de 80.000 soldados rusos, aunque el jefe del Estado Mayor, Ruslán Jomchak, afirmó a la cadena estadounidense CNN, que eran unos 50.000.

Crece la tensión entre Rusia y Ucrania tras el despliegue de tropas rusas cerca de la frontera

Asimismo, Stoltenberg ha recalcado que será la Alianza, y no Moscú, quien decidirá si Ucrania se une a la OTAN en el futuro. "Corresponde a los 30 aliados de la OTAN decidir cuándo Ucrania está lista para ser miembro. Nadie más tiene derecho a intentar entrometerse o interferir en este proceso", ha indicado. "Rusia está tratando de restablecer algún tipo de esfera de influencia en la que intentan decidir qué pueden hacer los países vecinos", ha aseverado el secretario general de la Alianza.

Ucrania pide ayuda militar y más sanciones contra Rusia

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, ha instado a la OTAN y a los países de occidente a actuar rápidamente para evitar una escalada de violencia entre su país y Rusia. El ministro también ha pedido ayuda militar y que se impongan más sanciones contra Moscú.

"A nivel operativo, necesitamos medidas que disuadirán a Rusia y que contendrán sus intenciones agresivas. Esto podría ser una nueva ronda de sanciones que elevarían el precio de la agresión rusa", ha asegurado Kuleba. "Esto podría ser un apoyo directo destinado a fortalecer las capacidades de defensa de Ucrania, porque sabemos que Rusia no escatima esfuerzos para evitar que terceros países cooperen con Ucrania en defensa. Rusia está trabajando duro para socavar nuestras capacidades de defensa", ha añadido.

Por su parte, el viceprimer ministro de Ucrania, Reznikov Oleksii, ha afirmado que su país "no planea ninguna actuación que se pueda entender como una escalada" de la confrontación con Rusia. Oleksii ha recalcado que, a pesar de que Kiev cuenta con "4.000 soldados preparados para luchar contra la intervención", no piensa en "ninguna provocación".

Noticias

anterior siguiente