Enlaces accesibilidad
Entrevista en RNE

Las víctimas del terrorismo reivindican que no se olvide: "Recordar es sostener la memoria de los que no están"

 Entrevista   Las mañanas de RNE  

  • Coinciden en que es necesario reparar y atender todos los casos que siguen sin esclarecer.
  • Tres víctimas entrevistadas en 'Las mañanas de RNE' rechazan la utilización política de su dolor

Por
Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Las víctimas del terrorismo reivindican que no se olvide lo que pasó

José Ignacio Ustarán sufrió con 13 años el asesinato de su padre por parte de ETA. Era el año 1980. A Marta Buesa le ocurrió lo mismo en el 2000 y, cuatro años después, Alejandro Benito perdió a su hermano Rodolfo en el mayor atentado de la historia de España, el 11M. Hoy, los tres conmemoran el ‘Día Europeo de las víctimas del terrorismo’ y aprovechan para reivindicar la necesidad de que la sociedad recuerde, divulgue y trabaje para no olvidar nunca lo que ocurrió. “Recordar es sostener la memoria de los que no están”, han dicho en ‘Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso'. “No es sencillo recordar, pero hay que hacerlo”.


Las familias Buesa y Benito han constituido fundaciones para mantener vivo el legado de sus seres queridos. “Nosotros tomamos la decisión de construir a partir de esa situación tan destructiva”, ha dicho Alejandro Benito, cuya organización intenta aportar a la sociedad lo que aportaría su hermano si estuviera vivo. “Es bonita la palabra construir”, añade Marta Buesa. “Nosotros también constituimos una fundación que lo que pretender es mantener vivo su legado. Mi padre era un político que trabajaba haciendo un servicio público y lo que intentaron con su asesinato fue acabar precisamente con eso”.

Recordar es sostener la memoria de los que no están. No es sencillo, pero hay que hacerlo

En el caso de José Ignacio Ustarán, la forma de mantener vivo el recuerdo de su padre es intentar que se esclarezca su asesinato. Es uno de los 300 que siguen sin resolver. “Yo recuerdo cómo entraron en mi casa y se llevaron a mi padre. Tenía 13 años, pero aún no se ha identificado a quienes lo mataron”, afirma. Hace unos años consiguieron que se reabriera el caso y ahora la Guardia Civil trabaja en varias líneas de investigación. “Es gratificante saber que ahora la Guardia Civil está investigando”, ha dicho en ‘Las mañanas de RNE’.

Los tres han hecho un llamamiento para que las instituciones nunca dejen de intentar esclarecer qué y cómo ocurrieron las cosas. Reconocen que en los últimos años se ha avanzado mucho para reconocer y proteger a las víctimas, pero animan a que el trabajo no pare.

Trabajar por la deslegitimación y la reparación

“Deslegitimar los discursos de quienes de alguna forma pueden intentar justificar o esconder la verdad sobre los asesinos es otro de los deberes de nuestra sociedad”, argumentan. Todavía quedan huecos por los que ciertas ideas pueden colarse.

Deslegitimar los discursos de quienes intentar justificar o esconder la verdad sobre los asesinos es otro de los deberes de nuestra sociedad

“En el País Vasco hay que hacer un trabajo específico de deslegitimación”, dice la hija de Fernando Buesa. “ETA pudo mantener durante muchos años su legitimación social y hoy en algunos sitios aún la mantiene. No al mismo nivel, pero la mantiene. Por eso sigue habiendo trabajo dentro del País Vasco, aún hay homenajes a etarras y ataques a lugares de memoria”, advierte. 

En la misma línea, José Ignacio Ustarán, que se marchó de Euskadi tras el asesinato de su padre, defiende que no hay que olvidar que aún queda trabajo por hacer. “Debemos ir en esa dirección. Si no, siempre nos quedará ese hueco, esa puerta medio abierta".

Contra la utilización de las víctimas

Hoy, día de homenajes y de reconocimientos públicos a quienes han sufrido el golpe del terrorismo, estos tres familiares de asesinados en distintos atentados reconocen su repulsión ante ciertos discursos políticos.

“La utilización de las víctimas es algo que me repugna, a cualquier nivel. Debería haber unos límites éticos claros para parar esto”, dice Marta Buesa.

A mí no me gusta nada que muchos partidos pongan voz a nuestros sentimientos

“A mí no me gusta nada que muchos partidos pongan voz a nuestros sentimientos. Esto es algo que pertenece a todos, no a determinados sectores”, añade Juan Ignacio Ustarán.

Por ese motivo, la familia de Rodolfo Benito hace muchos años que dejo de asistir a cualquier acto de reconocimiento que tuviera un tinte político. “La utilización por parte de los políticos es muy tentadora. Por eso dejamos de ir”.

Noticias

anterior siguiente