Enlaces accesibilidad
La Hora

Las claves para sacar tu coche de la nieve o el hielo tras la borrasca Filomena

 Noticia   La hora de la 1  

  • Es necesario tener un calzado adecuado para evitar accidentes
  • La nieve y el hielo afectan especialmente a los cristales y carrocería
  • ¡Ojo!  No hay que aplicar calor en la cerradura, te contamos cómo hacerlo en La Hora

Por
La Hora - Así debemos arrancar el coche tras la nevada

La nieve y el hielo que ha traído consigo la borrasca Filomena afecta especialmente a la carrocería y los cristales de los coches. El viernes fueron miles de ciudadanos los que tuvieron que dejar sus coches en las carreteras ante la imposibilidad de seguir circulando por el mal tiempo.

Por eso, ahora que empiezan a despejarse las calles, en ‘La Hora de la 1’ hemos querido hablar con, Chema Quezada, técnico de la Escuela Race de conducción, para que nos aconseje qué hacer cuando vayamos a buscar nuestro vehículo. El experto recomienda primero quitarle toda la nieve posible y luego, con todas las medidas de seguridad, proceder a sacarlo del sitio donde se tuvo que dejar.

Así debemos arrancar el coche tras la nevada
Así debemos arrancar el coche tras la nevada

Así debemos arrancar el coche tras la nevada

¿Cómo puedes limpiar tu vehículo?

  1. Ten a mano las herramientas necesarias: trapos, limpiacristales, palas y mucha paciencia son básicos para empezar a realizar esta tarea.
  2. Usar antideslizante es básico. Es importante tener un calzado adecuado que nos permita trabajar con seguridad. Si no tienes a mano o tus zapatos no agarran bien, un truco casero podría ser poner unas gomas en la suela del calzado.
  3. Retirar toda la nieve acumulada. Bien con una pala si hay mucha, o con la mano bien cubierta por unos guantes.
  4. Si no tenemos mando a distancia y la cerradura de la puerta está congelada, lo que hay que calentar con un mechero es la llave. ¡Ojo! nunca la cerradura. Lo más adecuado para quitar hielo de las cerraduras es el alcohol.
  5. Una vez dentro, arrancaremos el motor para que se vaya calentando tanto éste como el parabrisas. Así luego podremos liberar con mayor facilidad el parabrisas de hielo.
  6. Liberar el coche para que pueda moverse. Es importante quitar la nieve de las ruedas motrices.

¿Cómo moverlo?

  1. Hacer un surco en la nieve que cubre el pavimento. Tendrá que tener al menos dos metros de largo y el ancho de la rueda.
  2. Liberar el parabrisas con un limpiacristales y un trapo específico. Como ya hemos encendido la calefacción previamente, este proceso será más fácil. Eso sí, cuidado con echar agua caliente sobre la luna ya que podría resquebrajar el cristal.
  3. Entrar al coche y ponerse el cinturón. Usar las medidas de seguridad es básico siempre, aunque vayamos simplemente a arrancarlo.
  4. El coche ya está listo para marcharnos con mucho cuidado.

Noticias

anterior siguiente