Enlaces accesibilidad
Crisis migratoria en Canarias

Casado responsabiliza a Sánchez del "efecto llamada" en la crisis migratoria en Canarias

  • El líder del PP afirma en Arguineguín que Sánchez pasa "del Open Arms y el papeles para todos a las devoluciones en caliente"
  • Ábalos dice que "no se va a estabilizar ningún campamento" en las islas ni habrá traslados a la Península

Por
Casado responsabiliza a Sánchez de la crisis migratoria en Canarias

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha responsabilizado a Pedro Sánchez del "efecto llamada" en la crisis migratoria que viven las islas Canarias por la llegada masiva de migrantes en las últimas semanas. Desde el muelle de Arguineguín, donde hay 860 migrantes, el líder de la oposición ha criticado que el Ejecutivo pase "del Open Arms y el papeles para todos a las devoluciones en caliente".

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha insistido por su parte desde el archipiélago en que la situación es temporal y "no se va a estabilizar ningún campamento" en las islas, al tiempo que ha negado que vayan a producirse traslados a la Península.

El Gobierno habilitará con carácter de urgencia campamentos con 7.000 plazas en las islas de Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura para poder acoger a los inmigrantes que están llegando a las islas y, de forma paralela, trabajará para dotar otras 7.000 plazas más estables en el interior de inmuebles, según afirmó este viernes el ministro José Luis Escrivá.

Casado ha exigido sábado al Ejecutivo que, de forma inmediata, se pongan en marcha las repatriaciones, el cumplimiento de los protocolos de la Unión Europea y la ley de extranjería, ha reclamado que se desarrolle la cooperación internacional y que España recupere el liderazgo perdido.

El presidente del PP ha recordado que la frontera sur de Europa está en Canarias y ha pedido al Gobierno más medios para las fuerzas de seguridad, así como para el personal sanitario y las organizaciones no gubernamentales, y que se pongan en marcha los servicios de vigilancia que están inactivos.

Acusa a Sánchez de "cobardía"

Pablo Casado ha acusado de "cobardía" al presidente Sánchez por "no dar la cara y sin embargo enviar a numerosos ministros a la zona de la crisis".

A pesar de ello, el líder de los populares ha ofrecido al Ejecutivo su apoyo en materia de seguridad, política internacional, políticas sociales y sanitarias, y ha lamentado que el PSOE prefiera socios como Podemos, Bildu y Ezquerra Republicana. Ha asegurado que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias "está desafiando la política internacional de España sin contar con el Gobierno y el Congreso".

Para abordar la situación migratoria, Casado ha opinado que el Gobierno no puede estar dividido y ha considerado que es una irresponsabilidad que Pablo Iglesias "ataque" a la ministra de Defensa, Margarita Robles".

Robles pide "lealtad" y "humildad" a Iglesias y recuerda: "El presidente del Gobierno es Pedro Sánchez"

En su visita al muelle de Arguineguín, ha querido acceder a la zona en la que están los inmigrantes pero no ha sido posible, y ha dicho que las decisiones las toma el Gobierno, y éste considera que el jefe de la oposición no puede hablar con personal de Cruz Roja y otras ONG que atienden a los inmigrantes en el muelle.

Ábalos habla de situación temporal

El ministro Ábalos ha afirmado por su parte que el Gobierno no pretende estabilizar un campamento o centro en Canarias y que las 7.000 plazas anunciadas por el ministro Escrivá solo aspiran a proporcionar condiciones humanitarias “lo más decorosas posibles”, antes de que los inmigrantes sean devueltos a sus países de origen.

Ábalos, en rueda de prensa en el aeropuerto Tenerife Sur, se ha reafirmado en que no se abrirán los traslados a la Península, pues “no dejamos de ser la puerta de entrada a Europa” y, por tanto, “no podemos dar un mensaje de que estas cosas son posibles; lo podemos admitir”.

Tanto el presidente regional de las islas, Ángel Víctor Torres, como Podemos Canarias, critican esta medida, y piden que parte de los migrantes se trasladen a la Península. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, viaja este sábado a Senegal en busca de compromisos con los países de origen y evitar así que la situación se agrave.

Noticias

anterior siguiente