Enlaces accesibilidad

EE.UU. y Reino Unido acusan a agentes rusos de ciberataques a escala global

  • La Justicia estadounidense denuncia injerencia en las elecciones de Francia en 2017 y los Juegos Olímpicos de Invierno en 2018
  • El Gobierno británico apunta a intromisiones de los servicios de inteligencia en los JJ.OO. y Paralímpicos de Tokio 2020

Por
EE.UU. y Reino Unido acusan a agentes rusos de ciberataques a escala global.
EE.UU. y Reino Unido acusan a agentes rusos de ciberataques a escala global. iStock

Estados Unidos (EE.UU.) y Reino Unido han acusado este lunes a Rusia de estar detrás de una ola de ataques informáticos a escala global. El Departamento de Justicia estadounidense ha acusado formalmente a seis agentes de inteligencia rusos por varias rondas de ciberataques, entre ellos durante las elecciones presidenciales de Francia en 2017 y los Juegos Olímpicos de Invierno en 2018 en Corea del Sur. 

"Ningún país ha utilizado sus capacidades informáticas tan maliciosa o irresponsablemente como Rusia, y causando de manera deliberada daños sin precedentes para lograr pequeñas ventajas tácticas y satisfaciendo ataques de rencor", ha afirmado John C. Demers, fiscal general asistente de Seguridad Nacional en rueda de prensa al dar a conocer las imputaciones.

El Gobierno británico también ha señalado a los servicios de inteligencia militares de Rusia (GRU) de haber llevado a cabo ciberataques contra los organizadores de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

"Las acciones del GRU contra los Juegos Olímpicos y Paralímpicos son cínicas e imprudentes. Las condenamos en los términos más enérgicos", ha afirmado el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, que ha asegurado que Londres continuará trabajando con sus aliados para "identificar y contrarrestar futuros ciberataques maliciosos".

Acusan a los mismos responsables de la injerencia en las elecciones de 2016

Los responsables de los ciberataques, según el Departamento de Justicia de EE.UU., son seis informáticos ciudadanos y residentes en Rusia y agentes del Directorio de Inteligencia Principal de Rusia (GRU), y sus actividades se extendieron entre noviembre de 2015 y noviembre de 2019.

Esta unidad es la misma a la que Washington considera responsable de injerencia en las elecciones estadounidenses de 2016 a través del robo de material informático al Partido Demócrata.

De hecho, uno de los acusados entonces, Anatoliy Sergeyevich Kovalev, figura de nuevo entre los responsables de esta campaña de ciberataques.

Por ello, el director adjunto del FBI, David Bowdich, ha recalcado que Moscú "es un adversario informático con gran capacidad, y la información revelada muestra lo generalizado y destructivo que sus acciones cibernéticas realmente son".

Además de Francia y Corea del Sur, el documento judicial también cita ataques al sistema eléctrico de Ucrania y el virus NotPeya, que infectó ordenadores en todo el mundo en 2017, entre ellos los de varios hospitales y centros farmacéuticos en el estado de Pensilvania.

Los cargos presentados ante una corte federal en Pittsburgh (Pensilvania) son conspiración, piratería informática, fraude, robo de identidades y registro falso de un nombre de dominio.

El anuncio se produce a apenas dos semanas de las elecciones generales en EE.UU., en las que el actual presidente, el republicano Donald Trump, busca su segundo mandato frente a su rival demócrata, Joe Biden.

Intromisiones en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020

Londres asegura que esta no es la primera vez que detecta intromisiones similares y que el GRU ya llevó presuntamente a cabo ataques contra la organización de los Juegos de invierno de Pieonchang, en 2018.

En aquella ocasión, los servicios secretos de Moscú marcaron como objetivos a cadenas de televisión coreanas, las instalaciones de una pista de esquí, organizadores y patrocinadores.

El Centro Nacional de Ciberseguridad británico (NCSC, en inglés) asegura que Rusia instaló software diseñado para borrar datos e inutilizar ordenadores y redes de comunicaciones.

Agentes rusos fijaron como objetivos de sus "reconocimientos cibernéticos" a miembros de la organización de los Juegos, empresas de logística y patrocinadores relacionados con ellos, indica el Foreign Office en un comunicado.

Los Juegos de Tokio se iban a celebrar el pasado verano, pero debido a la pandemia de coronavirus se han pospuesto hasta julio de 2021.

Noticias

anterior siguiente