Enlaces accesibilidad
Córdoba

María Jesús, la única universitaria de España tetrapléjica y con ventilación mecánica

  • A punto de graduarse en Comunicación, estudia turismo, teatro musical, doblaje y es actriz. 
  • "Me han llegado a decir que mi trabajo es de teleoperadora. Para eso no he estudiado 4 años de universidad"

Por
María Jesús sufrió un atropello cuando tenía 2 años y medio RTVE ANDALUCÍA

María Jesús, con 25 años, es pura energía. Sin movilidad en gran parte de su cuerpo, necesita una máquina para respirar. Explica que, desde los dos años, cuando fue atropellada por un coche, ha subido muchos escalones para llegar a ser la única universitaria española tetrapléjica y ventilodependiente. “No daban un duro por mí. Estuve en coma, con traumatismo craneal”, dice. “Agradezco al Hospital de Pozoblanco, al principio, y actualmente al Reina Sofía, ambos en Córdoba, así como al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, que me facilitó un moderno respirador que me dio independencia”.

No daban un duro por mí. Estuve en coma, con traumatismo craneal

A la espera de poder presentar el trabajo de fin de grado en Comunicación, una obra de teatro escrita, dirigida e interpretada, cuando se pueda, por ella, continúa su formación. Actriz de teatro y cine, sigue sus cursos anuales de estas materias, además de doblaje y teatro musical en la escuela Actúa de Córdoba. Aprovechó mucho el confinamiento con cursos de la Fundación Mujer y un grado de Turismo que continúa actualmente online. Además, recibe clases de modelo en una academia que se salta los cánones estéticos convencionales.

La dificultad de encontrar empleo con una discapacidad

Después de haber hecho prácticas en seis medios de comunicación quiere encontrar trabajo, aunque se encuentra con dificultades. "Pido que las empresas se dejen de tonterías". "Si vas en silla de ruedas te preguntan cómo manejas el ordenador, cómo usas el móvil, cómo presentarías. ¿Perdona? ¡Soy una persona normal y corriente! Consiste en cambiar el chip. ¿Qué no pueda trabajar con un ratón normal? Eso no significa que no pueda trabajar, tengo adaptado el mío".

A veces no digo que soy universitaria para que me entrevisten

De hecho es muy activa en redes sociales y reconoce que, a veces, solo para poder acceder a una entrevista laboral ha borrado de su currículo la formación universitaria. “Me han llegado a decir que mi trabajo es de teleoperadora. Me niego, para eso no he estudiado cuatro años de universidad”.

Lucha contra los prejuicios

No soy de piedra, necesito cariño como todos

Otra de las diferencias que nota es que, a menudo, sus amigos no le demuestran cariño. "Ellos se dan la mano o se abrazan y, cuando llegan a mí, es como si dijeran: ¡dios!, a María Jesús no la toquemos. ¿Por qué?. No lo entiendo. Yo no me puedo tocar la mano, ni chuparla y cuando llego a casa me lavan y no hay problema. Dicen: abrazos no, ni tocarte la mano. No soy de piedra".

Noticias

anterior siguiente