Enlaces accesibilidad

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, reelegido con más del 80% de los votos

  • La candidata de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya, logra el 9,9% de los apoyos, muy lejos de los pronósticos

El Gobierno alemán considera que las elecciones en Bielorrusia han sufrido "irregularidades sistemáticas"

Por
Reelegido el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, con más del 80% de los votos
Lukashenko, en el poder desde 1994, iniciará un sexto mandato presidencial tras unos comicios celebrados, por primera vez, sin observadores occidentales. EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko ha ganado las elecciones presidenciales de este domingo con el 80,23% de los votos, según los datos oficiales aún no definitivos ofrecidos este lunes por la Comisión Electoral Central (CEC) de esa antigua república soviética.

La abanderada de la oposición, Svetlana Tijanóvskaya, ha obtenido el 9,9%, y la opción "Contra todos los candidatos", que contempla la legislación electoral bielorrusa, consiguió el 6,02%, y los otros tres candidatos en liza se repartieron el 4,8% restante.

"Por Alexandr Grigoriévich Lukashenko votaron 4.652.000 personas o el 80,23%", ha nunciado en rueda de prensa, la presidenta de la CEC, Lidia Yermóshina, según informa desde Minsk la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.

Protestas de la oposición

Al término de las votaciones, la oposición ha salido a las calles de Minsk y de otras ciudades bielorrusas a protestar contra lo que denunciaron como fraude electoral, y los manifestantes fueron dispersados por la policía antidisturbios, que empleó carros lanzaaguas, gases lacrimógenos, proyectiles de goma y porras.

Según la ONG Vesná, de defensa de los derechos humanos, una persona ha muerto atropellada por un vehículo policial, extremo que no ha sido confirmado por otras fuentes, y más de 120 manifestantes fueron detenidos.

Cientos de heridos en las protestas contra el triunfo electoral de Lukashenko

Los detenidos en los incidentes pueden ser condenados a entre 8 y 15 años de prisión, ha advertido este lunes el director del Comité de Investigación de Bielorrusia, Iván Noskévich, ya que se han abierto causas penales por desórdenes masivos y violencia contra agentes de la policías.

Según la misión de observadores de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI), la única invitada por las autoridades bielorrusas, las elecciones presidenciales se celebraron "de manera organizada y acorde a la legislación bielorrusa".

Lukashenko, de 65 años y en el poder desde 1994, iniciará un sexto mandato presidencial tras unos comicios que no contaron por vez primera con la presencia de observadores occidentales.

Dudas de Alemania sobre las elecciones

El Gobierno alemán ha declarado este lunes que las elecciones presidenciales en Bielorrusia han sufrido de "irregularidades sistemáticas" y no han cumplido los "estándares democráticos mínimos".

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, ha asegurado en una rueda de prensa rutinaria que es "lamentable" que el Gobierno bielorruso no haya permitido trabajar a los observadores electorales de la OSCE y haya empleado la "violencia" contra "manifestantes pacíficos". Tambiénha condenado la detención de periodistas y el bloqueo de internet.

Seibert, que ha instado a Minsk a "aceptar la voluntad ciudadana", no ha llegado a asegurar que el Gobierno alemán no reconocía el resultado oficial, que da la victoria al presidente Alexandr Lukashenko con más del 80% de los votos.

El portavoz ha apuntado que Berlín tiene "grandes dudas" con respecto al proceso electoral y que acordará con sus socios europeos cualquier subsiguiente valoración, porque la UE reaccionará "de forma proporcionada".

Las elecciones bielorrusas serán uno de los temas que se abordará en la reunión que celebrarán mañana en San Petesburgo (Rusia) los ministros de Alemania y Rusia, Heiko Maas y Serguéi Lavrov

Alta participación y bloqueo de internet

De acuerdo con la CEC, la participación fue 84,23% por ciento del censo electoral, cifrado en poco más de 6,8 millones de ciudadanos.

La jornada electoral ha estado marcada por la alta participación, con colas en muchos colegios, incluido el habilitado en la embajada bielorrusa en Moscú, y el bloqueo de internet, que la oposición consideró una estratagema para impedir la movilización popular y un escrutinio paralelo de la votación.

Los sondeos a pie de urna otorgan un sexto mandato al presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko

Durante la campaña el KGB detuvo a dos de los principales aspirantes opositores y un tercero tuvo que exiliarse, a lo que hay que sumar más de un millar de detenidos, entre activistas, observadores y reporteros. Además de impedirle celebrar mítines en Minsk durante la última semana, diez de los colaboradores de Tijanóvskaya, incluida su jefa de campaña, fueron detenidos, algunos en las últimas horas.

Ante los llamamientos en las redes sociales a salir a las calles al cierre de los colegios, Lukashenko ha advertido de que no permitirá un Maidán, en referencia a la revolución en Ucrania, mientras Tijanóvskaya ha instado a todos los bielorrusos, "civiles y con uniforme", a que se abstengan de recurrir a la violencia.