Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Estados Unidos supera las 150.000 muertes con coronavirus, el 22% del total mundial

Por
El equipo médico de un hospital de Houston, Texas, atiende a un paciente de COVID-19 que precisa de un respirador
El equipo médico de un hospital de Houston, Texas, atiende a un paciente de COVID-19 que precisa de un respirador Go Nakamura/Getty Images/AF

Más de 150.000 personas han muerto en Estados Unidos con COVID-19, la enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, una cifra que supone más de un 22% del total de muertes de la pandemia.

En el país más afectado del mundo, los contagios siguen aumentando en el oeste y sur del país, y ya suma 4,4 millones de casos confirmados, esto es, un 26 % de las estadísticas globales. 

El recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins ha cifrado en 150.649 los fallecimientos debido a la pandemia, lo que eleva el recuento global a 662.297.

California, que de ser un país sería la quinta economía mundial y cuenta con una población cercana a los 40 millones habitantes, está al frente de las cifras nacionales, con 483.843 casos.

Le siguen Florida, con 451.423 positivos, Texas (417.646) y Nueva York (413.593), que fue a comienzos de la pandemia el estado más afectado en cuanto a enfermos y fallecidos.

Los trabajadores "esenciales", los más afectados

En California, las últimas semanas se han registrado varios récords en número de casos y muertes. Este miércoles, las cifras oficiales daban cuenta de 8.883 fallecidos por el coronavirus en ese estado, cuyos principales focos se localizan entre los trabajadores "esenciales": empleados de supermercados, manufactura, agricultura y logística, entre otros.

La Administración del gobernador californiano, Gavin Newsom, considera que la solución pasa por que las medidas de seguridad "mejoren drásticamente" mediante el uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia de seguridad en los lugares de trabajo.

Organizaciones como la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW, en sus siglas en inglés) han denunciado que los empleados de ese sector están especialmente expuestos, dado que no pueden faltar al trabajo aún estando enfermos si quieren cobrar y porque tienen miedo de reivindicar mejoras en sus condiciones de trabajo -en muchos casos irregulares-, por temor a ser despedidos.

Negocios cerrados por las autoridades tras tratar de esconder brotes

Los funcionarios de salud pública del condado de Los Ángeles han ordenado en las últimas horas el cierre de tres instalaciones de distribución de alimentos que no informaron de brotes que enfermaron a más de 140 empleados, según las autoridades.

Desde el inicio de la pandemia, al menos 246 empresas, restaurantes, universidades y oficinas gubernamentales en el condado angelino han tenido tres o más casos de COVID-19 entre sus empleados, alcanzando más de 3.000 contagios, de acuerdo con informes del diario Los Angeles Times.

Estas cifras incluyen los brotes que ocurrieron en las tiendas de la marca de ropa LA Apparel, que tomó la decisión de cerrar temporalmente sus puertas al público tras registrar casi 400 casos en tres de sus establecimientos.

Florida frente a un ciclón y la pandemia 

El estado de Florida ha marcado este miércoles su segundo día consecutivo de récord de fallecidos, al sumar 271 muertes en las últimas 24 horas, aunque los nuevos contagios se mantienen por debajo de la barrera de los 10.000.

Paralelamente, el estado se prepara para la posible llegada en los próximos días del potencial ciclón "Nueve", que tiene un 90 % de probabilidades de convertirse en tormenta tropical. Algunos municipios de la zona como Miami-Beach ya estan en alerta. 

Controles para frenar contagios, aunque con dificultades judiciales

Este miércoles, la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, ha extendido hasta el 31 de agosto la orden de usar mascarillas u otro cobertor facial en público, que entró en vigor el pasado 16 de julio, como parte de su plan "Más seguro en casa".

Otro gobernador que ha adoptado nuevos controles es el de Carolina del Norte, Roy Cooper, quien el martes prohibió la venta de alcohol en los restaurantes después de las 23.00 horas

No han corrido la misma suerte las medidas del Ayuntamiento de Columbus, en el estado de Ohio, que buscaba obligar a los bares, clubes y restaurantes a cerrar sus puertas desde las 22.00 horas. Un juez local ha tumbado la orden en respuesta a una demanda interpuesta por dueños de negocios.

Noticias

anterior siguiente