Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Las noches de hotel se hunden un 95,1% en junio por las restricciones del estado de alarma

Por
Un trabajador de un hotel prepara las zonas exteriores del complejo para recibir a los turistas
Un trabajador de un hotel prepara las zonas exteriores del complejo para recibir a los turistas EFE/CATI CLADERA

Las estancias en establecimientos hoteleros se desplomaron un 95,1% interanual, hasta superar las 1,8 millones, en contraste con las 37,1 millones de pernoctaciones registradas en junio de 2019, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es el cuarto mes consecutivo en el que, como consecuencia de la crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma, descienden las pernoctaciones en los hoteles españoles tras las bajadas del 66,5% de marzo, del 100% en abril y del 99,2% en mayo.

Desde el día 21 de junio finaliza el estado de alarma, permitiéndose la movilidad de la población en todo el territorio nacional. No obstante, y dadas las restricciones de las tres primeras semanas de junio, solo han abierto 5.896 de los casi 20.000 hoteles existentes en España, un 64,6% menos que hace un año. El total de plazas ofertadas es de 322.508, un 16,7% del total.

Menos del 10 % de viajeros

Durante el mes de junio, 920.778 viajeros se han alojado en algún establecimiento hotelero, con un total de 1.820.455 pernoctaciones. Ambas cifras suponen menos del 10% de los totales estimados para estas variables hace un año, según el INE.

Los hoteles de cuatro estrellas fueron los más visitados, seguidos de los de tres.

La comunidad autónoma con más establecimientos abiertos en junio fue Andalucía, con 916. Los hoteles de Andalucía son, además, los que más viajeros alojaron (208.347, que realizan 386.502 pernoctaciones). Le siguieron Cataluña y Comunidad de Madrid.

Malos datos del primer semestre

En el primer semestre de este año, se han producido 44,1 millones de pernoctaciones en hoteles españoles, un 70,5% menos que en el mismo período de 2019.

Ello impacta igualmente en el empleo: de los 268.016 puestos de trabajo que daban los establecimientos abiertos en junio de 2019, se ha pasado a 28.341. También la estancia media registró un descenso importante: de las 3,3 noches por viajero se ha pasado a solo dos.

Respecto de la ocupación, en junio se cubrió el 18,8 % de las plazas ofertadas, con un descenso anual del 71,5 %. En fin de semana la ocupación fue del 20,4 %. A ello se suma una caída del 11,1 % en los precios, con descensos que alcanzan el 25,5 % en los establecimientos de cinco estrellas.

El turismo cultural, tocado por la pandemia

Baja la rentabilidad

Estos pobres resultados en ocupación y precios arrojan un fuerte retroceso en la ratio que mejor refleja la rentabilidad hotelera: la tarifa media por habitación disponible (RevPAR, en inglés), que depende de ambos factores. En junio cayó a 13,16 euros, un 80,6 % menos que hace un año.

La otra ratio para medir al sector es la facturación media diaria por habitación ocupada (ADR), que bajó de 93 a 57,9 euros, un 37,8 % menos.

Por categorías, la facturación media es de 149,5 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 75,2 para los de cuatro y de 57,3 para los de tres estrellas. Según expertos de STR y Cushman & Wakefield, que ha elaborado un barómetro de la actividad turística, la presión bajista en los precios para mantener la ocupación puede ser protagonista en los próximos meses, lo que puede aplazar la recuperación de los ingresos.

Noticias

anterior siguiente