Enlaces accesibilidad

EE. UU.

Trump firma un decreto que pone fin al trato preferencial a Hong Kong

  • La ciudad semiautónoma no podrá exportar "tecnologías delicadas" a EE. UU. y recibirá el mismo trato que China continental
  • La decisión es parte de las represalias al Gobierno de Pekín por la aprobación de la controvertida ley de seguridad nacional

Por
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa desde la Casa Blanca, en Washington
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa desde la Casa Blanca, en Washington EFE/EPA/TASOS KATOPODIS / POOL

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado un decreto que pone fin al trato económico y comercial especial que el Gobierno estadounidense daba a Hong Kong, además de una ley por la que impondrá nuevas sanciones a China por haber "extinguido la libertad" de la ciudad con la ley de seguridad nacional.

"He firmado un decreto que pone fin al trato preferencial de Estados Unidos hacia Hong Kong. Ahora les trataremos igual que a la China continental", incluida la imposición de aranceles, ha informado Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Trump: "Les trataremos igual que a la China continental"

La medida forma parte de las respuestas de EE. UU. por la aprobación de la controvertida ley de seguridad nacional sobre Hong Kong, con la que Pekín podrá perseguir los actos que considera delitos de "subversión contra el Gobierno" central chino en la ciudad semiautónoma y que Estados Unidos considera una vía para "oprimir" a los ciudadanos del territorio y acabar con sus derechos civiles y libertades.

Protestas: entra en vigor la ley de seguridad nacional en Hong Kong

Fin de la exportación de tecnología 

El decreto retira el trato económico especial de Hong Kong, que no podrá exportar a Estados Unidos "tecnologías delicadas". 

"Además, ya saben que hemos puesto aranceles masivos a China", ha recordado también Trump, sugiriendo que esas tasas se aplicarán también a los productos procedentes de Hong Kong.

La decisión de este martes supone un paso más respecto a su anuncio de mayo, cuando ya ordenó a su Gobierno reducir al mínimo el trato preferencial que da a Hong Kong, un estatus que contribuyó a que esa antigua colonia británica se convirtiera en centro financiero global a lo largo de las dos últimas décadas.

El presidente considera que la decisión provocará que "mucha gente abandone" la ciudad y que Estados Unidos "tenga más volumen de negocios, porque acaba de perder a un gran competidor".

Sanciones a las empresas que colaboren con China 

El presidente ha firmado también la Ley de la Autonomía de Hong Kong, aprobada recientemente por el Congreso y que permite a su administración imponer sanciones contra personas y bancos extranjeros que hayan contribuido a la presunta erosión de la autonomía de ese territorio.

"Hoy he firmado una ley que me da herramientas nuevas y poderosas para que rindan cuentas aquellas personas y entidades implicadas en la extinción de la libertad de Hong Kong", ha subrayado.

El anuncio de Trump ha llegado horas después de que China anunciara sanciones a la empresa armamentística de origen estadounidense Lockheed Martin, y en plena escalada de tensiones con Pekín por Hong Kong, la pandemia de la COVID-19 y otras cuestiones.

El acuerdo comercial entre EE. UU. y China 

En su comparecencia, el presidente Trump, que en noviembre se presenta a la reelección, ha cerrado la puerta de la "Fase 2" de las negociaciones comerciales con China. 

Trump: "No estoy interesado ahora mismo en hablar con China"

"No estoy interesado ahora mismo en hablar con China", ha respondido a una pregunta de los medios sobre su intención de retomar las conversaciones con Pekín, tras la firma de un acuerdo en enero.



"Hicimos un gran trato comercial", ha valorado Trump, "pero tan pronto como se hizo el trato, la tinta ni siquiera estaba seca, y nos golpearon con la peste". El presidente de Estados Unidos ha culpado en numerosas ocasiones a China de la propagación del coronavirus, cuyo origen estaría en la ciudad china de Wuhan.

En la "Fase 1" de su acuerdo, China se comprometió a aumentar las compras de productos agrícolas, bienes estadounidenses, energía y servicios por 200.000 millones de dólares durante dos años, pero Trump ha dicho que la pandemia ha cambiado su opinión sobre el acuerdo.

Noticias

anterior siguiente