Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El juez se opone a prohibir las reuniones de más de diez personas en l'Hospitalet y ratifica el resto de medidas

Por
Unos vecinos cruzan el puente de la Torrassa, este sábado, en L'Hospitalet de Llobregat.
Unos vecinos cruzan el puente de la Torrassa, este sábado, en L'Hospitalet de Llobregat. EFE/Toni Albir

El Juzgado de Instrucción número 16 de Barcelona ha avalado esta madrugada las medidas de restricción de la actividad anunciadas por la Generalitat de Cataluña en varios barrios de l'Hospitalet​ de Llobregat (Barcelona) para contener la expansión del coronavirus, salvo la prohibición de reuniones superiores a 10 personas por considerarla "desproporcionada".

El departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña ha decidido imponer restricciones en determinadas actividades sociales y limitar los aforos de reuniones para incentivar el autoconfinamiento y tratar de contener los brotes de coronavirus en tres barrios de la ciudad de l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que ya han superado los 300 contagios.

Entre las medidas decretadas por el Govern, que de momento estarán activas durante 15 días y afectan a unos 100.000 vecinos de los barrios de La Torrassa, Collblanc y La Florida, se encuentra la recomendación de la permanencia en el domicilio y que se reduzca el tránsito por las vías públicas salvo para realizar compras, acudir a trabajar y en casos de fuerza mayor o necesidad.

En una resolución de madrugada el juzgado de Instrucción, en funciones de guardia, ha señalado que "las medidas cuya autorización se solicitan no ofrecen problema jurídico alguno en lo que respecta a las recomendaciones".

El juez ha afirmado que se trata de "una concreción geográfica de las medidas que en el Plan de Desescalada" aprobado por el Gobierno central el 28 de abril, mezclando las fases 1 y 2. Según aquel Real Decreto-ley, "corresponderá a los órganos competentes de la Administración General del Estado, de las comunidades autónomas y de las entidades locales, en el ámbito de sus respectivas competencias, las funciones de vigilancia, inspección y control del correcto cumplimiento de las medidas" y el juez ha recordado que la norma está vigente mientras no se levante la emergencia sanitaria por el Gobierno.

Excluida la limitación de reuniones de diez o más personas

Aunque acepta las principales medidas de movilidad, la justicia se opone a prohibir las reuniones de diez o más personas, como solicitó el Gobierno autónomo catalán, "porque esto sí que implica la limitación del derecho consagrado" y porque la "reforma del decreto ley no contempla una medida de tal envergadura".

"La medida es desproporcionada"

"Nada se opone a que se produzcan reuniones de diez personas si estas respetan las obligaciones impuestas como el uso de mascarillas, separación de metro y medio, etc., pues solo se correría riesgo si alguno de los asistentes está contagiado y existen otros mecanismos menos gravosos" que pueden aplicarse para detectar casos sospechosos, ha resaltado.

"Apoya esta decisión el hecho de que el informe de la Agencia Catalana de la Salud no la proponga. La medida es desproporcionada", ha subrayado el escrito, apuntando que la "Administración solicitante carece de título habilitante para acordarla".

Horas después, la Generalitat ha anunciado que recurrirá la decisión, al considerar que el conjunto de medidas "son absolutamente necesarias para frenar los contagios" y que "no puede haber ninguna interferencia judicial que entorpezca el combate colectivo contra la pandemia".

Bares al 50 % y recomendación de permanecer en casa

Con la resolución validada por la justicia, las autoridades sanitarias catalanas recomiendan no salir de casa, salvo para ir a trabajar, acudir al médico o asistir a personas dependientes.

Asimismo, recomienda limitar los movimientos que no sean para comprar alimentos o acudir a entidades financieras e insiste en que cualquier otro tipo de actividad comercial se realice con cita previa. A los comerciantes, les insta a evitar el contacto directo con los clientes de los establecimientos y, sobre todo, a vigilar muy bien los aforos de los locales.

En cuanto a los bares y restaurantes, el aforo interior quedará limitado al 50 % y el consumo deberá ser siempre en mesa. En las terrazas, deberá respetarse una distancia de seguridad de dos metros entre mesas o grupos de mesas.

L'Hospitalet registra 300 casos en 24 brotes de coronavirus.

Cierre de centros deportivos y discotecas

Por otra parte, según ha detallado la alcaldesa de l'Hospitalet, Núria Marín, las actividades culturales y recreativas, los espectáculos públicos y los centros deportivos y de ocio nocturno estarán prohibidos durante dos semanas a partir del próximo miércoles 15 de julio.

"Recomendamos la eliminación total de los encuentros sociales más allá de las burbujas familiares", ha asegurado Marín, que ha recordado la reclamación del consistorio de refuerzos de la atención primaria, con un incremento de la plantilla, para que todos los centros de asistencia abran con horarios normales.

"Somos una ciudad que está rodeada de ciudades, formamos parte de la red metropolitana y lo que le va bien a L'Hospitalet le va bien al área metropolitana [de Barcelona]", ha afirmado.

Más allá de estas limitaciones, sí estarán abiertos y continuarán funcionando las colonias de verano, en las que se calcula que participan unos 3.000 menores, así como las bibliotecas y los museos. Del mismo modo, y siempre que lo autorice el comité técnico del PROCICAT, equipamientos sociales y educativos seguirán atendiendo a personas vulnerables durante la ola de calor, siempre con cita previa y manteniendo un registro de datos de contacto.

Noticias

anterior siguiente
-->