Enlaces accesibilidad

Brasil sobrepasa las 60.000 muertes con COVID-19 en cuatro meses de pandemia

Por
Un miembro del equipo médico de las Fuerzas Armadas Brasileñas examina a un hombre de la etnia indígena yanomami, en medio de la propagación de la enfermedad de coronavirus (COVID-19).
Un miembro del equipo médico de las Fuerzas Armadas Brasileñas examina a un hombre de la etnia indígena yanomami, en medio de la propagación de la enfermedad de coronavirus (COVID-19). cropper

Brasil supera la barrera de las 60.000 muertes con COVID-19 cuando se cumplen cuatro meses desde la detección del primer positivo por coronavirus SARS-CoV-2 en el país. Aunque el brote está "bajo control" en tierras indígenas, según el gobierno, y Río de Janeiro retoma el ritmo de actividad, las cifras continúan creciendo de forma acelerada.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, Brasil ha alcanzado este miércoles las 60.632 muertes con coronavirus y los 1.448.753 casos confirmados de la enfermedad desde que registró el primer caso el 26 de febrero pasado.

El país latinoamericano, que suma 1.038 muertes y 46.712 casos en las últimas 24 horas, se consolida como epicentro de la pandemia en América Latina y segundo país más afectado en el mundo, solo superado por Estados Unidos.

Los datos del Ministerio de Salud brasileño indican que la tasa de muertes con la enfermedad es de 29 por cada 100.000 habitantes y la de contagios de 689 por cada 100.000.

En cualquier caso, el 57,1 % del total de infectados ya se ha recuperado y ha sido dado de alta, esto es, 826.866 pacientes con COVID-19.

Tercer mayor número de contagios diarios y más de 1.000 muertes en 24 horas

La cifra diaria de muertos está lejos del récord de 1.473 registrado el 4 de junio, pero la de contagios es la tercera mayor desde el comienzo de la pandemia, tras los 54.771 casos contabilizados el 19 de junio y los 46.860 del 26 de junio.

Pese a que el número de casos en Brasil continúa creciendo, la curva de contagios es diferente dependiendo de la región, debido a que hay algunas ciudades y estados que ya pasaron por el pico y otros que aún no se han acercado. Por ello, una gran parte de los Gobiernos regionales y municipales ha iniciado la flexibilización de las medidas de distancia social que rigen desde marzo.

La desescalada es incentivada por el propio presidente brasileño, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y que defiende la inmediata normalización de todas las actividades.

La COVID-19 está "bajo control" en tierras indígenas, asegura el Gobierno

La pandemia del nuevo coronavirus se encuentra "bajo control" en las tierras indígenas del norte de Brasil, donde el patógeno ya deja casi 6.500 casos confirmados y 156 muertos, según ha explicad este miércoles el ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva.

El ministro se ha desplazado hasta la aldea de Surucucu de la etnia Yanomami, el mayor territorio indígena de Brasil y donde el Gobierno inició este lunes una misión interministarial para reforzar la asistencia sanitaria en la región ante la propagación del patógeno.

Río de Janeiro abre bares y restaurantes

Río de Janeiro es una de las ciudades que más ha avanzado en su proceso de desescalada, la única en toda Sudamérica que autorizó el reinició del fútbol profesional y ya tiene previsto para este jueves la reapertura de restaurantes y bares.

Según los especialistas, Río de Janeiro ya pasó por el pico de su curva de contagios, pero corre el riesgo de sufrir una nueva onda por su rápida desescalada.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, ha afirmado este miércoles que en el estado más poblado de Brasil, con 46 de los 210 millones de habitantes del país, la curva ya tiene una tendencia de aplanamiento y que la previsión es que el número de casos comienza a retroceder.

La estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro, iluminada para rendir homenaje a las personas fallecidas con COVID-19.

La estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro, iluminada para rendir homenaje a las personas fallecidas con COVID-19. MAURO PIMENTEL / AFP

Según el boletín de este miércoles, Sao Paulo acumula 289.935 casos y 15.030 muertes por la enfermedad. Le sigue Río de Janeiro, tercer estado más poblado de Brasil, con 115.278 contagios y 10.198 víctimas.

En medio del avance de la pandemia, el Gobierno de Brasil ha prorrogado por otros 30 días la medida mediante la cual restringió la entrada al país de extranjeros de cualquier nacionalidad.

Las elecciones municipales, aplazadas

De la misma forma, el pleno de la Cámara de Diputados de Brasil ha aprobado este miércoles, en las dos votaciones necesarias, la enmienda constitucional que aplaza por seis semanas la primera vuelta de las elecciones municipales en Brasil, prevista para comienzos de octubre, por la crisis de la pandemia del coronavirus.

El aplazamiento de los comicios busca evitar posibles aglomeraciones en los actos de campaña electoral en medio de la pandemia, lo que puede agravar la crisis sanitaria.

Noticias

anterior siguiente