Enlaces accesibilidad

El Departamento de Justicia de EE.UU insta al juez a que abandone el caso contra Michael Flynn, exasesor de Trump

  • El juez del distrito, Emmet Sullivan, responde que no es un "mero ratificador" de las solicitudes del departamento
  • Flynn se declaró culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con un diplomático ruso

Por
Imagen del exasesor de seguridad nacional Michael Flynn llegando al Tribunal de Distrito de EE. UU. en Washington, el 18 de diciembre de 2018. REUTERS/Jonathan Ernst/File Photo

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha pedido al juez que ponga fin a la persecución penal del exasesor de seguridad nacional de TrumpMichael Flynn, a lo que el juez del distrito, Emmet Sullivan, ha respondido que no es un "mero ratificador" de las peticiones.

Desde el departamento han recordado que Sullivan debería haber concedido ya su solicitud para retirar sus cargos criminales contra Flynn el 7 de mayo, en lugar de continuar con el procedimiento. Pero el juez se ha defendido afirmando que lo apropiado era buscar opiniones externas. 

Sus abogados han afirmado que no es un "mero ratificador" y que es necesario considerar cuidadosamente la petición "sin precedentes" del departamento.

Los demócratas y los exfiscales federales han acusado al Fiscal General, William Barr, de politizar el sistema de justicia penal para aligerar los casos de Trump.

Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional de Trump se declara culpable de mentir al FBI sobre Rusia

A principios de mayo, el Departamento de Justicia alegó que, tras revisar "información recién descubierta", había concluido que la entrevista que el FBI hizo a Flynn en febrero de 2017 "estuvo desconectada de la investigación del FBI" sobre ese funcionario y "fue injustificada".

El exasesor se había declarado culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con un diplomático ruso y tuvo que dimitir apenas un mes de la llegada de Trump a la Casa Blanca. 

El de Flynn fue uno de los casos más importantes que surgieron de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Muller sobre la posible injerencia rusa en los comicios estadounidenses.

El informe de Muller concluyó en 2019 tras presentar cargos contra tres decenas de personas, que no existían pruebas de una presunta conspiración electoral entre el entorno de Trump y Rusia.

Sin pruebas de que Trump conspirara con Rusia, aunque el informe no le exonera de obstrucción

Noticias

anterior siguiente