Enlaces accesibilidad

El Departamento de Justicia de EE.UU. retira los cargos criminales contra Michael Flynn, exasesor de Trump

  • Flynn se declaró culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con un diplomático ruso.

Por
Imagen del exasesor de seguridad nacional Michael Flynn llegando al Tribunal de Distrito de EE. UU. en Washington, el 18 de diciembre de 2018. REUTERS/Jonathan Ernst/File Photo

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha retirado este jueves los cargos criminales que había presentado contra Michael Flynn, el primer asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, a pesar de que se declaró culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con un diplomático ruso.

Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional de Trump se declara culpable de mentir al FBI sobre Rusia

Trump ha celebrado la noticia desde el Despacho Oval, donde ha confiado en que "mucha gente pague un alto precio" por cómo gestionaron el caso, en referencia a los fiscales y agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) que iniciaron la investigación en los últimos días del Gobierno de Barack Obama (2009-2017).

"Era un hombre inocente, un buen hombre. La Administración de Obama fue a por él, y fueron a por él con el objetivo de acabar con un presidente", ha dicho Trump en referencia a sí mismo.

"Son escoria humana. Es una traición",  ha agregado sobre esos fiscales, y ha opinado que los medios son "cómplices" por su cobertura de la trama rusa y deberían "devolver los premios Pulitzer" que recibieron.

La portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, ha confirmado en Twitter que esa agencia independiente del Gobierno de EE.UU. "ha pedido al tribunal que desestime el caso contra el general Flynn", algo que aún depende de la decisión de un juez federal.

"Información recién descubierta" 

En un documento presentado este jueves ante ese juez, el Departamento de Justicia alegó que, tras revisar "información recién descubierta", ha concluido que la entrevista que el FBI hizo a Flynn en febrero de 2017 "estuvo desconectada de la investigación del FBI" sobre ese funcionario y "fue injustificada".

El de Flynn fue uno de los casos más importantes que surgieron de la investigación sobre la llamada trama rusa encabezada por el fiscal especial Robert Mueller, que concluyó en 2019 tras presentar cargos contra tres decenas de personas pero sin pruebas de una presunta conspiración electoral entre el entorno de Trump y Rusia.

Sin pruebas de que Trump conspirara con Rusia, aunque el informe no le exonera de obstrucción

Flynn, un general que asesoró a Trump en política exterior durante su campaña electoral, duró apenas 24 días como asesor de seguridad nacional del mandatario una vez que este llegó al poder en enero de 2017.

El general tuvo que renunciar a su cargo tras conocerse que mintió al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y a otros altos cargos del Gobierno sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, Serguéi Kisliak.

Un héroe en el universo de Trump

A finales de 2017, Flynn se declaró culpable de haber mentido al FBI sobre sus contactos con Kisliak, pero después retiró esa declaración y trató de combatir los cargos, mientras sus abogados argumentaban que hubo negligencia entre los fiscales e investigadores que lanzaron el caso.

La idea de que elementos rebeldes del FBI y el Departamento de Justicia decidieron perseguir a Flynn para cobrarse una venganza política contra Donald Trump lleva tiempo circulando en los medios que defienden al mandatario, que no había descartado indultar al general si era condenado.

Los sectores más críticos con Trump consideraron la noticia como una prueba de la politización del Departamento de Justicia bajo su actual titular, William Barr, y denunciaron una "captura del sistema de justicia criminal para el beneficio del presidente", en palabras del grupo Ciudadanos por la Responsabilidad y Ética en Washington.

James Comey, el exdirector del FBI al que Trump despidió en mayo de 2017,  ha escrito en su cuenta de Twitter que "el Departamento de Justicia ha perdido los papeles", pero ha pedido a los funcionarios de carrera que trabajan allí que "por favor se queden, porque Estados Unidos les necesita".

Noticias

anterior siguiente