Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Sánchez allana el camino de la última prórroga del estado de alarma con la abstención de ERC y el 'sí' del PNV

Por
El Gobierno contrará con la abstención de ERC para una nueva prórroga del estado de alarma

ERC se abstendrá y el PNV votará a favor en la que será la última prórroga del estado de alarma tras alcanzar sendos acuerdos con el Gobierno de Pedro Sánchez, que finalmente llevará el próximo miércoles al Congreso de los Diputados esa sexta prórroga, según han informado este sábado las dos formaciones. Con su apoyo directo e indirecto, el Gobierno prácticamente se garantiza esa última prórroga deseada para finalizar el proceso de desescalada y lo hace a cambio de que las autonomías tengan más peso en el mismo. 

En un comunicado, ERC asegura que el pacto alcanzado con el Ejecutivo central incluye que la Generalitat podrá gestionar los Fondos Europeos de Reconstrucción y el compromiso para avanzar en "el retorno pleno" de competencias a la comunidad. 

Tanto con los republicanos como con los nacionalistas vascos el Gobierno ha acordado que "en el transcurso de la Fase 3 corresponderá al lehendakari, al presidente o a la presidenta de la comunidad autónoma respectiva, la adopción, supresión, modulación y ejecución de medidas correspondientes a esa fase del plan de desescalada, salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación".

Serán las comunidades autónomas, rezan ambos pactos, las que puedan proponer al Ministerio de Sanidad, con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la Fase 3 de la desescalada en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad y, por tanto, "su entrada en la nueva normalidad".

El pacto con ERC, que no incluye la reanudación de la Mesa de diálogo en Cataluña, en el centro de las relaciones Gobierno-Generalitat, antes de la pandemia de coronavirus, incluye además el compromiso del Gobierno de priorizar medidas legales diferentes al estado de alarma en un futuro, como podrían ser las leyes sanitarias, para garantizar la "cogobernanza" con las comunidades autónomas ante posibles rebrotes. Las reformas legales necesarias serán presentadas en una comisión de evaluación que se creará en el Congreso para que sean tramitadas en unos tres meses desde su creación.

El acuerdo recoge también que el Gobierno impulsará una prestación a los trabajadores de empresas de la Conca d'Òdena, en el área de Igualada (Barcelona), que viven fuera de la zona y que no pudieron entrar a trabajar cuando el territorio estaba confinado.

Y el acuerdo con el PNV precisa que, en el caso de Euskadi, la unidad territorial será el conjunto de la comunidad autónoma, y no los territorios.

Con estos dos acuerdos, que no ha confirmado Moncloa y basados en la recuperación por parte de Cataluña y País Vasco de sus competencias, Sánchez allana el camino de cara a esa votación que se celebrará el próximo miércoles en el Congreso. La firma con el PNV llega después de que el Ejecutivo haya pactado con los nacionalistas vascos transferir las competencias del ingreso mínimo vital, aprobado este viernes, a País Vasco y Navarra.

Sánchez ha ido reduciendo los apoyos pleno tras pleno para sacar adelante las sucesivas prórrogas. El presidente tenía la intención de aprobar en el último pleno celebrado una prórroga más larga, de un mes, que asegurase el estado de alarma hasta finales de junio, pero no fue posible y finalmente se aprobaron esos 15 días, que finalizan el 7 de junio. La sexta prórroga alargaría el estado de alarma hasta el 21 de junio.

Nuevo giro del Gobierno: de Ciudadanos a ERC

El pasado 20 de mayo el Gobierno sacó adelante la quinta prórroga del estado de alarma tras firmar un pacto con Ciudadanos y con el apoyo del PNV, que ahora mantiene, en un pleno en el que se evidenciaron las fisuras en el bloque que hizo posible la investidura de Sánchez, especialmente con ERC, que votó en contra; y cargado de polémica tras el pacto de PSOE, Unidas Podemos y Bildu para derogar de forma íntegra la reforma laboral, a cambio de su abstención. Pacto que finalmente fue modificado.

En los últimos días el Ejecutivo no había descartado solicitar un nueva prórroga pero, consciente de lo ajustado de los votos para conseguir el apoyo del Congreso, había planteado incluso un plan B: un decreto ley con las "medidas mínimas" para "ordenar la desescalada".

"El gobierno español se ha visto forzado a replantear su postura tras el toque de atención de los republicanos en la negociación fallida por la prórroga anterior", señala el comunicado de este sábado de ERC, cuyo portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, instó a Sánchez a volver a mirar a la mayoría de la investidura avisando de la pérdida de su apoyo si seguía negociando con Ciudadanos. Los 13 diputados republicanos pasarán del 'no' a la abstención.

Pese a que la Ejecutiva de ERC ha dado luz verde a esta intención de voto en una reunión de urgencia, la decisión debe refrendarse en la reunión de la Comisión Permanente del partido del próximo lunes. 

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha avisado este sábado de que se volverá a oponer a la prórroga del estado de alarma si no se retornan a la administración catalana las competencias ahora bajo el mando único del Gobierno central. Tendrá ocasión de planteárselo al propio presidente en la videoconferencia con los presidentes autonómicos que mantendrá este domingo. De momento y tras darse a conocer el pacto con ERC, Junts per Catalunya ha dicho que no compromete a la Generalitat porque es un acuerdo entre partidos.

Noticias

anterior siguiente