Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Corea del Sur da marcha atrás en su desescalada por el peor rebrote de coronavirus en dos meses

Por
Una pareja camina frente a las tiendas cerradas en Seúl
Una pareja camina frente a las tiendas cerradas en Seúl REUTERS/Kim Hong-Ji

Corea del Sur ha registrado más de un centenar de nuevos casos de coronavirus en los dos últimos días, el peor rebrote en casi dos meses, lo que ha obligado al país a dar marcha atrás en su desescalada y a reforzar las medidas de distanciamiento social hasta el 14 de junio. La mayoría de los casos se han detectado en Seúl por lo que las autoridades sanitarias han pedido el cierre temporal de lugares públicos como bares, cafeterías, clubs, karaokes y academias privadas durante dos semanas en la capital surcoreana y sus alrededores.

La detección de nuevos contagios también ha afectado a la reincorporación escalonada de los alumnos que había comenzado el 20 de mayo, al ordenarse nuevamente la reducción del número de estudiantes que puedan asistir a las clases.  De esta forma, según ha informado el viceministro de Educación, Park Baeg-beom, la ocupación de los colegios de primaria y secundaria no podrá ser superior ahora a un tercio de los del total de los alumnos, mientras que los de bachillerato solo podrán acoger a dos terceras partes. Esto deja a la espera de conocer si se realizarán rotaciones o se apostará otra vez por las clases online.

Las autoridades también han hecho un llamamiento a la ciudadanía a quedarse en sus domilicios el mayor tiempo posible, a que respeten las medidas sanitarias y a que eviten las "reuniones no esenciales", algo que se había relajado desde el pasado 6 de mayo debido al descenso de infectados. Los nuevos contagios elevan la cifra total de casos a 11.402, de los que más del 90% se han curado. La enfermedad ha dejado más de 269 muertos y una tasa de letalidad en el país asiático del 2,4 %. 

Un centro de logística y una discoteca, orígenes de los rebrotes

El plan de acción contra el coronavirus en Corea del Sur fue alabado en numerosos países al conseguir reducir de forma drástica el número de contagios. Su estrategia se basó en la prevención -prohibieron las grandes concentraciones y el cierre de espacios públicos con poco más de un centenar de casos confirmados-, a los análisis clínicos masivos y la nuevas tecnologías que permitían rastrear a los que tuvieran contacto con un infectado.

Sin embargo, dos nuevos focos de contagio han hecho tambalear los buenos datos del país asiático. El último de ellos fue localizado en un centro de logística en Bucheon, una localidad a las afueras de Seúl, donde se registraron más de 79 casos, entre sus trabajadores y personas relacionadas con ellos.  El viceministro de Salud, Kim Gang-lip, mostró su preocupación el jueves por el rebrote y aseguró que el número de positivos ligados a él "irá en aumento" ya que en la empresa trabajan más de 3.000 personas. 

El otro foco se detectó a principios de mayo en el barrio surcoreano de Itaewon, después de que un joven infectado de coronavirus visitara una zona de locales nocturnos, que obligó a su cierre temporal. En relación a este suceso, se han detectado hasta ahora más de 260 positivos relacionados, pero que calcula que más de 3.000 personas pudieron estar en contacto con la zona. Ahora, se investiga si ambos focos están relacionados, según ha informado la agencia Yonhap de noticias. 

Los primeros casos de coronavirus en el país se registraron en febrero y se ligaron a una mujer que asistió a una misa en la ciudad de Daegu a la que asistieron más de 1.000 feligreses  y a un hospital en Cheongdo donde murió la primera víctima mortal del país con el virus. 

Noticias

anterior siguiente