Enlaces accesibilidad

Día de la Libertad de Prensa

La FAPE: "Una sociedad sometida a bulos, mentiras, manipulaciones y desinformación es una sociedad sumisa"

Por
La FAPE: "Podemos hablar, sin duda, de la mayor oleada de noticias falsas, bulos y mentiras de la historia"

La crisis sanitaria del coronavirus ha incrementado "de una manera tremenda" las noticias falsas y las manipulaciones de la verdad, ha asegurado en RNE el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez.

Rodríguez señala que esta situación compone un "panorama preocupante sobre el estado de la libertad de prensa", cuyo Día Internacional se conmemora este domingo. La FAPE lo denuncia en una declaración en la que abordan el problema.

Pregunta. ¿Existen demasiadas amenazas sobre un derecho tan valioso como es el de la información?

Respuesta. Hay una serie de amenazas, riegos que hemos constatado en el último año. Riesgos para el derecho a la información del ciudadano y para la libertad de prensa. Hay amenazas a periodistas y a medios, de cierre de medios. Hay vetos a medios y a periodistas para impedirles el acceso a actos de partido. En esto el partido que más ha destacado en este tipo de medidas es Vox. Ha habido limitaciones en las ruedas de prensa.

Ha habido limitaciones en las ruedas de prensa

Metidos de lleno en el asunto del coronavirus hemos tenido diferencias importantes con el gobierno en el enfoque de las ruedas de prensa para informar sobre la situación de la crisis. Negociamos con el gobierno y conseguimos que se cambiara el formato de las ruedas de prensa, que nos parecía que tenía un formato restrictivo de la libertad de prensa.

"Gravísimo problema de desinformación"

Y luego tenemos el gravísimo problema de la desinformación. Las estrategias de desinformación mediante bulos y mentiras, que se han incrementado notablemente durante estas semanas de pandemia. Se ha incrementado de una manera tremenda. Podemos hablar, sin duda, de la mayor oleada de noticias falsas, bulos y mentiras de la historia. Todo esto compone un panorama preocupante sobre el estado de la libertad de prensa, que nosotros denunciamos hoy en una declaración en la que abordamos todos estos aspectos del problema.

Podemos hablar, sin duda, de la mayor oleada de noticias falsas, bulos y mentiras de la historia

P. ¿Esas fábricas de bulos, de mentiras..., son la mayor amenaza para la libertad de prensa y el derecho a la información en este momento en nuestro país?

R. Es una gran amenaza. Y en este momento, de afrontar una crisis sanitaria como la del coronavirus, es la gran amenaza. Porque distorsiona la realidad, aumenta la incertidumbre y el miedo que ya existe ante un virus desconocido de una virulencia extrema. Que ha puesto patas arriba la situación social, política de los gobiernos en todo el mundo. Aumentar la incertidumbre y el miedo en estas circunstancias es una amenaza contra la libertad de prensa y contra el derecho de información de los ciudadanos.

Los ciudadanos quieren información cierta, con la máxima transparencia, para poder luego tomar sus propias decisiones. Si estas las han tomado en base a bulos y mentiras, serán decisiones erróneas. Una sociedad sometida a bulos, mentiras, manipulaciones y desinformación es una sociedad sumisa.

Grupos extremistas detrás

P. ¿Quién aprovecha, quién nutre de esas informaciones falsas, que además alimentan el discurso del odio?

R. Hay grupos de extremistas volcados en esa tarea. Hay políticos que contribuyen en esa tarea, la de difundir bulos, difundir mentiras. Hay gente que de manera individual se aprovecha para aumentar el discurso del odio.

Hay una panoplia de elementos que están influyendo en todo el mundo para convertir la estrategia de la desinformación en una estrategia que logre imponer un determinado discurso político. También hay gobiernos que participan de esta estrategia de la desinformación en esta crisis, con intereses políticos.

Hay políticos que contribuyen en esa tarea, la de difundir bulos, difundir mentiras

P. Es confundir el derecho a la información con el derecho a mentir...

REl derecho a la información es un derecho de los ciudadanos, nosotros, ejerciendo libremente el periodismo garantizamos el derecho de los ciudadanos. ¿Cómo se garantiza? Con información veraz. Si la información es falsa no contribuimos a ese derecho que tienen los ciudadanos, y lo que hacemos es contribuir a la incertidumbre y al miedo.

De ahí nacen las tendencias de odio. Si, mediante noticias falsas nos dedicamos a culpar a colectivos, como los extranjeros, los inmigrantes, estamos fomentando un discurso de odio hacia ellos. No garantizamos el derecho a la información de los ciudadanos, sino que contribuimos con la desinformación.

Precariedad e indefensión ante los poderes

P. La crisis perpetua de la profesión, la precariedad de los periodistas..., ¿también es un obstáculo en la garantía de la libertad de información?

La precariedad laboral y salarial generaliza el miedo a perder el empleo

R. La precariedad laboral y salarial generaliza el miedo a perder el empleo. El temor a ser despedido te coloca en una situación de indefensión ante los poderes. Con lo cual estamos reduciendo el nivel de la libertad de prensa que tenemos. Venimos de una crisis durísima, el decenio negro de 2008 – 2018, durante la recesión en la que se perdieron 18.000 empleos, y ahora creo que vamos a entrar en otra crisis que puede ser tan grave como la otra aunque seguramente no llegue a ese elevado numero de despedidos. Las redacciones están al mínimo.

Estamos en una situación muy precaria que puede aumentar. Desde la FAPE hemos pedido un plan de ayuda al Gobierno para los medios de comunicación condicionado a que se mantenga el empleo. El plan de choque no ha llegado todavía, y vemos que los medios están aprobando ERTES, y me temo que esos despidos, dadas las consecuencias de la crisis, el hundimiento de la publicidad y la recesión económica que viene aparejada a la del coronavirus, va a propiciar que esos ERTES se conviertan en definitivos.

Noticias

anterior siguiente