Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Peluquerías, centros de estética y clínicas de fisioterapia: agendas llenas y muchas dudas antes de la reapertura

Por
Listas de espera en muchas peluquerías ante su inminente reapertura

La noticia de la reapertura de establecimientos con cita previa desde el 4 de mayo ha pillado “de sopetón” a fisioterapeutas, peluqueros y esteticistas, entre otros profesionales, que se preparan a toda prisa para poder levantar de nuevo la persiana y atender a un "aluvión" de citas de manera ordenada y con las medidas higienico-sanitarias que demanda la desescalada.

“Pensábamos que íbamos a empezar el día 11 de mayo y todas teníamos nuestros pedidos organizados para esas fechas. El problema ahora es que no nos están llegando las EPIs (material de protección) porque estamos todos demandándolas a la vez y porque no nos ha dado tiempo de organizarlo”, explica a RTVE.es Mercedes Ramírez, que tiene su propia peluquería en un pueblo de la provincia de Granada.

Ella sabe que podrá incorporarse a la actividad durante la primera fase de desescalada, cumpliendo con unos protocolos que serán obligatorios por ley, pero no tiene claro cuándo abrir su salón porque toda la información que reciben, asegura, está siendo “muy caótica”.

Agendas de peluquería "repletas" para todo un mes

“Este es un trabajo de contacto físico y no tenemos protección. Tampoco sabemos cómo hacerlo porque no somos especialistas en ello y tenemos miedo”, confiesa la peluquera, que ya cuenta con la agenda “repleta" para todo un mes. 

"Y, como yo, casi todas las compañeras, porque está todo el mundo deseando ir a las peluquerías", aclara.

Sin embargo, hay un gran obstáculo al que estos profesionales de la belleza se enfrentan a la vuelta y tiene que ver con una nueva organización que permita atender a ese pico de clientes que recibirán durante los primeros días. Ahora tendrán que hacer los cortes de pelo, los peinados o los tratamientos capilares de manera individual y no podrá haber varias personas esperando a ser atendidas en el sofá de la peluquería.

Vamos a atender en el mismo tiempo a la mitad de gente y también vamos a ganar la mitad

“En parte, si tenemos la agenda llena es porque vamos a tratar a las clientas una a una y eso significa que vamos a atender en el mismo tiempo a la mitad de gente y que también vamos a ganar la mitad”, lamenta Mercedes, consciente de que su sector necesitará un tiempo para reponerse.

De hecho, un estudio promovido por la Alianza de Empresarios de Peluquería de España y realizado durante los 40 primeros días del confinamiento revela que la crisis del coronavirus puede provocar la desaparición del 42,4% de las peluquerías como consecuencia del parón durante la cuarentena, lo que podría suponer el cierre de más de 20.000 peluquerías en toda España.

Tendrán que "espaciar" la clientela 

A problemas similares se enfrentan otros centros dedicados a la estética, que también podrán abrir el próximo 4 de mayo y que se esfuerzan para encajar en el calendario la avalancha de citas. 

Así lo explica Carmen, que se dedica a la estética de uñas y que tampoco podrá recibir el mismo número de clientas que antes para poder cumplir con las medidas y tener un mayor margen a la hora de desinfectar los materiales y herramientas que utiliza.

Para muchos va a ser muy difícil pagar impuestos, local y todo, teniendo que reducir la clientela

“Para muchos va a ser muy difícil pagar impuestos, local y todo, teniendo que reducir la clientela para espaciarla”, apunta la joven, que tiene previsto volver a trabajar el 11 de mayo con un refuerzo en las medidas de protección que ya solía usar, como guantes y mascarilla.

También sus clientas, dice, están “como locas” por volver a lucir uñas y espera poder atenderlas pronto con relativa normalidad.

La carrera para conseguir medidas de protección

Otro sector que se prepara a toda velocidad para una reapertura que cumpla con los requisitos sanitarios es el de la fisioterapia y tampoco los detalles del plan de desescalada han sabido dar respuesta a muchas de las dudas que invaden a estos profesionales de la salud.

“¿Cómo vamos a empezar el día 4 de mayo si no tenemos las medidas de protección? A nosotros no nos valen las mascarillas quirúrgicas, necesitamos las de tipo FFP2 y también batas desechables. Desde el colegio de fisioterapeutas nos facilitaron un listado de proveedores pero no tienen stock”, señala Silvia Torralba, responsable de fisioterapia en la Clínica SF, ubicada en Madrid.

Desde que ese centro cerró sus puertas el 13 de marzo, los trabajadores han seguido atendiendo algunas consultas de manera telemática para ayudar, al menos con consejos, a quienes han visto incrementados sus problemas musculares a raíz del confinamiento: "hay lumbagos, esguinces por hacer ejercicio en casa y muchos dolores que no se curan con una pastilla", explica. Ahora, de lleno en la desescalada, se enfrentan a una agenda completa que les ha obligado a dejar a muchas personas en lista de espera.

Todo noticias tarde - Los fisioterapeutas también son sanitarios y se enfrentan al coronavirus - Escuchar ahora

“Es una locura, pero no sé si todos los clientes vendrán solo al principio y luego no volverán”, dice Silvia, que apunta que durante la fase de desescalada tendrán que “filtrar” las citas porque no les dejan atender a personas en edad de riesgo, embarazadas –salvo casos de urgencia- o clientes que tengan patologías de las que agravan la Covid-19.

Quizá a cada servicio le tengamos que descontar unos diez euros por la inversión en material de protección

Todo esto, sumado al parón, hace que las pérdidas estén siendo “brutales”, pero además Silvia incide en que adoptar las nuevas normas de higiene también será muy costoso para las clínicas.

“Si sumas nuestra mascarilla FFP2, cuyo precio no está regulado, más la quirúrgica del cliente, más la bata desechable, más el papel de la camilla, quizá a cada servicio le tengamos que descontar unos diez euros”, calcula la fisioterapeuta, quien tiene “muchas ganas” de volver al trabajo, como el resto de profesionales consultados, pero únicamente si pueden ofrecer la seguridad que los clientes merecen.

Noticias

anterior siguiente