Enlaces accesibilidad
Día del libro

El hilo virtual que une a escritores y lectores durante la cuarentena

Por
Imagen de libros junto a un ordenador itstock

Lorenzo Silva es Patricia Kal. El pseudónimo que escogió el escritor madrileño para crear Y te irás de aquí, una novela que alumbró el pasado verano como experimento: probaría suerte ante editores “sin la losa de la autoría y sus prejuicios” parapetado tras el anonimato de la debutante Kal y la aspiración secreta de conseguir su publicación.

Silva se hallaba en este intríngulis literario cuando la pandemia vino a trastocarlo todo e inclinó la balanza: decidió regalar este libro inédito en formato digital (se puede descargar de forma gratuita en este enlace durante la cuarentena).

“Renuncié al experimento personal que hasta me parecía fuera de lugar y decidí ayudar con lo único que sé hacer que es escribir. La respuesta está siendo muy emocionante. Lo han usado hasta estudiantes de secundaria para un trabajo”, explica el autor de la célebre serie de los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro.

Lorenzo Silva presenta la nueva aventura de su detective Rubén Bevilacqua,

El escritor madrileño Lorenzo Silva. EFE J.J.Guillen

Más detalles: Y te irás de aquí es una historia de amor fou y Patricia Kal el nombre que le hubieran puesto sus padres si hubiera nacido chica. Un guiño obligado de Silva a sus progenitores en tiempos oscuros para los mayores en la sociedad.

El encierro ha ejercido de antídoto para curar, de momento, la aversión del escritor a las redes sociales: “He hecho siete videos leyendo cuentos y hasta un directo por primera vez en Facebook que yo ni tenía. También he abierto un diario y cada día genero contenido, propongo lecturas y comparto reflexiones”.

Elísabet Benavent: "Me piden que escriba una historia de amor en el confinamiento"

Con un Día del Libro descafeinado-sin entrega del Premio Cervantes a Joan Margarit, Sant Jordi aplazado y librerías cerradas- la separación obligada de escritores y lectores se está saldando con un vuelco en Internet durante el confinamiento [Mira en esta noticia todas las actividades del Día del Libro desde casa]

El movimiento literario es frenético en una reinvención de las agendas digitales: se han multiplicado los directos de novelistas en Instagram- que se ha destapado como una de las herramientas más efectivas-, los clubes de lectura y hasta los “cafés” online.

Esta misma semana dos autores de relumbrón como Eduardo Mendoza, Premio Cervantes 2017, y John Carlin filosofaban con lucidez sobre el efecto coronavirus. Mendoza señalaba con agudeza que “toda la reflexión que ha habido se olvidará en 24 horas. No será así para quien haya tenido la pérdida real de un ser querido, pero para los demás, cuando vuelvan a abrir el bar, todo será lo mismo. No cambiaremos, John".

Elisabet Benavent: "la magia de ser nosotros"

La autora valenciana Elísabet Benavent, conocida en redes como Beta Coqueta, también relata las huellas de una experiencia inédita. “Es la primera vez que hago debate en línea con otros autores, y los lectores también noto que están más abiertos, te cuentan sus sentimientos, es como más familiar. Internet es un puente para acercar y la lectura está llenando el vacío del confinamiento como algo mágico que te hace viajar desde el sofá”, señala a RTVE.es.

El de Benavent es un caso de éxito súbito apuntalado en la sencillez. La escritora arrancó con autoedición sus novelas románticas contemporáneas, que hablan con humor sobre viajes, trabajo, crecimientos y retrocesos emocionales (En los zapatos de Valeria). En su curriculum ya suma 18 novelas convertidas en bestsellers. Su último libro, Un cuento perfecto, ya coronaba las listas de ventas antes del Covid-19.

Los lectores “me piden que escriba una historia de amor en confinamiento” pero ahora “necesito evasión”, admite con pesadumbre la escritora que también estrena serie sobre su saga del personaje Valeria.

Santiago Posteguillo: "No se puede suplir el contacto personal con el lector"

El encierro hogareño es el hábitat natural donde crean los autores, pero por obligado, quizás, no sea tan confortable para la mente por la “preocupación por la situación que estamos viviendo” como explica Santiago Posteguillo.

“Sé que soy un privilegiado porque sigo trabajando pero los problemas tan enormes que tenemos me impiden concentrarme en la escritura”, apunta el autor de novela histórica ambientada en Roma y ganador del Premio Planeta 2018 por Yo, Julia.

Santiago Posteguillo presenta 'Y Julia retó a los dioses', la secuela de la novela que le valió el Premio Planeta

Al novelista y profesor la pandemia le agarró en plena promoción interruptus de la secuela de la saga de la emperatriz romana. Casualmente, en Y Julia retó a los dioses, el personaje del médico griego Galeno debe enfrentar una epidemia de viruela.

“Siempre me baso en temas actuales pero esta vez ha sido una anticipación aunque se puede aprender la lección de que hay que actuar con rapidez. En las redes sí estoy activo con encuentros digitales pero aunque es interesante, no puede suplir el contacto personal de estar fuera, dar la mano, hablar o firmar el libro al lector”, aclara (La Feria de Libro del Madrid también se ha aplazado a otoño).

Con el sector cultural en pleno debate con la petición de medidas específicas de rescate al Gobierno y las pequeñas librerías con el agua al cuello, en el Día del Libro (virtual), Santiago Posteguillo reivindica la cultura como bien esencial.

“Observo que los que gobiernan sean de un lado o de otro, me da igual, dejan de lado la cultura, los libros, la literatura. Por ejemplo, en Alemania se apoya a las librerías y se permite que algunas estén abiertas. En nuestro país no hay ningún tipo de trato diferencial (…) Esto es debatible pero sí considero que los libros son esenciales si quieres gente con cultura en tu país”, concluye.

Noticias

anterior siguiente