Enlaces accesibilidad

Semana del libro

Eva y los barbudos: las escritoras rechazadas por la RAE

  • En toda su historia, la RAE solo ha aceptado la entrada como académicas de once mujeres, la mayoría ya en el siglo XXI
  • El rechazo a Gertrudis Gómez de Avellaneda y Emilia Pardo Bazán es el símbolo del sexismo que llenó la Academia durante siglos

Por
 Gertrudis Gómez de Avellaneda y Emilia Pardo Bazán
Gertrudis Gómez de Avellaneda y Emilia Pardo Bazán cropper

En 1979, Carmen Conde se convertía en la primera mujer en tomar posesión como académica de la lengua en la Real Academia Española. Había sido elegida un año antes y no sería hasta 1984 que se nombró a la segunda, Elena Quiroga de Abarca. Desde su fundación en 1713, la RAE había cerrado las puertas a las escritoras. Se podría argumentar que ninguna mujer mereció tal honor en más de 250 años, pero esta afirmación encontraría varios ejemplos en contra. Entre los más escandalosos y que generaron una importante polémica en su día, los de Gertrudis Gómez de Avellaneda y Emilia Pardo Bazán. Darío Villanueva, exdirector de la RAE ha reconocido que este rechazo ha sido el mayor error de la institución en su historia.

El portazo a Tula, la maestra del romanticismo

Cubana de nacimiento, Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873) fue una auténtica celebridad ya en su tiempo por su poesía, sus novelas y el éxito que alcanzaron sus obras de teatro. Es uno de los mayores exponentes de la literatura del romanticismo español y publicó en 1841 la primera novela antiesclavista, Sabunos años antes que la famosa La cabaña del Tío TomDefendió la igualdad de derechos de las mujeres a la educación, a participar en la vida pública, al divorcio, al acceso a la administración de los intereses públicos, etc. tanto en artículos de prensa como en su producción literaria.

Cartas en el tiempo - Palabras de Amor - Carta de Gertrudis G. de Avellaneda

Conocida cariñosamente como Tula, su fuerte personalidad y su independencia y libertad vital la acompañaron siempre granjeándole múltiples amistades, pero también odio entre sus coetáneos.Su candidatura a la Academia Española fue rechazada en 1853, con el argumento de que el reglamento de la institución no contemplaba la entrada de mujeres, y eso que tenía también ilustres valedores. Unos años después, Tula escribía este texto, y aunque el fragmento es un poco largo, demuestra perfectamente que no era una mujer que se callase fácilmente:

“¡Ah! ¡no! También ese terreno (el literario y artístico) le ha sido disputado palmo a palmo por el exclusivismo varonil (a la mujer), y aún hoy día se la mira en él como intrusa y usurpadora, tratándosela, en consecuencia, con cierta ojeriza y desconfianza, que se echa de ver en el alejamiento en que se la mantiene de las academias barbudas. Pasadnos este adjetivo, queridas lectoras, porque se nos ha venido naturalmente a la pluma al mencionar esas ilustres corporaciones de gentes de letras, cuyo primero y más importante título es el de tener barbas. Como desgraciadamente la mayor potencia intelectual no alcanza a hacer brotar en la parte inferior del rostro humano esa exuberancia animal que requiere el filo de la navaja, ella ha venido a ser la única e insuperable distinción de los literatos varones, quienes -viéndose despojados cada día de otras prerrogativas que reputaban exclusivas- se aferran a aquella con todas sus fuerzas de sexo fuerte, haciéndola prudentísimamente el sine qua non de las académicas glorias”.

Tres veces rechazaron a Emilia Pardo Bazán

La candidatura de la autora de Los Pazos de Ulloa, se planteó tres veces y las tres veces se encontró la misma cerrazón. En 1889 Pardo Bazán (1851-1921) consideraba de mal estilo salir a la palestra ella misma a defender su propia candidatura, pero encontró un mecanismo indirecto para hacerlo y al mismo tiempo reivindicar la presencia de mujeres en la Academia. Publicó en El Liberal y La España moderna una serie de “Cartas a Gertrudis Gómez de Avellaneda” en las que se dirigía a la difunta escritora solidarizándose con el rechazo que había sufrido en su día. Pardo Bazán expone que ya hubo mujeres académicas, como la marquesa de Guadalcázar, doña Isidra de Guzmán que fue nombrada en 1784 académica honoraria, pero dirigiéndose a Tula añade: 

“Viene el siglo XIX echándolas de muy progresista, y, cumplida su primera mitad, pretendes tú el sillón. No lo alcanzas ni en propiedad ni honorario, y esto indica que lejos de ensancharse se había estrechado el criterio de la Academia, puesto que ni aun nominalmente y por fórmula consintió admitirte".

Transcripción completa

Para el español, por más liberal y avanzado que sea,...

...no vacilo en decirlo, el ideal femenino no está en el porvenir...

...ni aun en el presente, sino en el pasado.

La mujer se ahoga presa en las estrechas mallas...

...de una red moral menuda, muy menuda.

Para el español todo puede y debe transformarse,...

...solo la mujer ha de mantenerse inmutable.

Afortunadamente, estas frases carecen de sentido...

...en la sociedad actual española, no en otros lugares del mundo.

Cuando doña Emilia las pronunció a finales del siglo XIX,...

...constituyeron piedra de escándalo.

Independientemente de su categoría literaria,...

...doña Emilia pasó a la historia por manifestar públicamente...

...su desacuerdo con el trato dado a las mujeres.

Era una feminista que intentó derribar barreras...

...a través de sus novelas y con su comportamiento personal,...

...llegando a adoptar posturas incluso mucho más arriesgadas...

...que sus propias protagonistas.

Emilia Pardo Bazán fue una mujer que defendió su libertad,...

...su derecho a desarrollarse como persona en una sociedad injusta.

Por más que todavía hay hombres partidarios...

...de la absoluta ignorancia de las mujeres,...

...la mayoría va prefiriendo en el terreno práctico...

...una mujer que sin ambicionar la instrucción fundamental...

...tenga un baño, barniz o apariencia que la haga presentable.

Si no quieren a la instruida,...

...la quieren algo educada en lo exterior y ornamental.

Emilia Pardo Bazán, como Concepción Arenal,...

...abogará por el acceso a la cultura de las mujeres...

...y manifestará su protesta ante el tipo de educación...

...al que, a pesar de los avances, se somete a las mujeres en el XIX.

La escritora considera injusto que los hombres...

...puedan formarse intelectualmente para desarrollar una profesión...

...mientras que a las mujeres solo se les consienta acercarse...

...a la cultura de una forma superficial.

Pardo Bazán sabe igual que Arenal que la cultura y la educación...

...facilitan conocimientos y arropan a las personas...

...capacitándolas para argumentar y protestar...

...ante situaciones injustas.

Se ha dicho que las mujeres son seres inferiores...

...incapaces de pensar y nada mejor para seguir manteniendo...

...estas opiniones que continuar cerrándoles...

...las puertas del mundo del saber.

Emilia Pardo Bazán aboga para que esto cambie,...

...quiere que la novedad de los nuevos tiempos afecte a todos,...

...hombres y mujeres por igual.

Los reducidos grupos que protestan en aquellos momentos...

...por la situación discriminatoria con el sexo femenino...

...son en su mayoría mujeres, mujeres que pudieron adquirir...

...conocimientos intelectuales. Este es el caso de Emilia Pardo.

Hija única del matrimonio formado por José Pardo Bazán...

...y Amelia de la Rúa, Emilia nació el 16 de septiembre de 1851...

...en La Coruña.

Sus padres quisieron que recibiera una esmerada educación...

...y muy pronto se le permitió el acceso a la biblioteca familiar.

Allí Emilia se aficionó a la lectura entrando en contacto...

...con el mundo literario.

Un amplio y atractivo horizonte se abría ante sus ojos.

Mujer de fuerte carácter y muy independiente,...

...Emilia contará siempre con la comprensión paterna.

Las relaciones con su padre son excelentes y él,...

...un hombre liberal, influirá en la formación de su hija.

Pasados los años, Emilia recordará una frase que su padre...

...le solía repetir: "Mira, hija, los hombres son muy egoístas.

Si te dicen alguna vez que hay cosas que pueden hacer...

...los hombres y las mujeres no, di que es mentira,...

...porque no puede haber dos morales para dos sexos".

De don José Pardo Bazán destacaría dos valores de su carácter...

...que seguramente los hereda su hija por genética,...

...pero que también han sido inculcados por educación:...

...por un lado son los fortísimos principios éticos...

...y la sólida formación autónoma. El padre de Emilia Pardo decide...

...por sí mismo, incluso en el Congreso,...

...defender el papel de la Iglesia católica...

...sin contar con la opinión de sus correligionarios,...

...sin el partido político en el que él estaba colaborando.

Eso le vale una crítica enorme a su labor como político...

...y le vale incluso que deje la política.

Al mismo tiempo le vale también el título de conde, por cierto.

Es él el que ha decidido hacer eso.

Emilia Pardo Bazán se define por sí misma en cada situación...

...que se le plantea.

No creo que en el feminismo de Emilia influyera decisivamente...

...su padre, nada más que en el sentido de que no era...

...un padre al uso. Ella cuenta en una ocasión que una adolescente,...

...una amiguita suya le preguntó a su padre:...

..."Papá, ¿Rusia está al norte?". Y el padre le contestó:...

..."Una mujer de bien no necesita saber eso".

El padre de doña Emilia no era así, tenía un talante liberal.

Yo creo que en el feminismo de ella influyó el krausismo.

Es probable que desde muy niña Emilia soñara con convertirse...

...en una importante escritora. Cuentan que a los nueve años...

...escribía versos y que a los 16 publicó poesías...

...en el Almanaque de Galicia. Es una señorita que se mueve...

...en ambientes sociales acomodados, una señorita...

...de capital de provincias. Su comportamiento debe responder...

...a lo que todos esperan de ella. Sus padres le proponen...

...el noviazgo con un muchacho de buena familia que Emilia acepta.

En 1868 se casa en la granja de Meirás, que era propiedad...

...de sus padres, con el joven y prometedor estudiante de Derecho...

...José Quiroga.

Los recién casados se instalan en Santiago de Compostela,...

...donde José puede seguir cursando sus estudios de Derecho.

Aquel año de 1868 pasaría a la historia como el de la Gloriosa,...

...la revolución cuyo objetivo era expulsar de España...

...a Isabel II, terminar con el Gobierno de los Borbones.

Los cambios políticos derivados de la nueva situación...

...iban a incidir en la vida del joven matrimonio.

El padre de Emilia, José Pardo, resultó elegido diputado...

...a Cortes por Carballiño y toda la familia se traslada...

...con él a Madrid.

Es posible que debido a su carácter y a una serie de circunstancias...

...que rodearon su vida, que sin duda le permitían...

...una mayor libertad que a la mayoría de mujeres,...

...Emilia Pardo Bazán hubiese alcanzado de igual forma...

...sus objetivos de haberse quedado en La Coruña,...

...aunque la vida en Madrid le abriría infinidad de posibilidades.

Ella es distinta, no se conforma con participar...

...en reuniones sociales ni con sumergirse...

...en el ambiente frívolo y festivo de la gran ciudad.

Asiste a las reuniones del Parlamento,...

...quiere escuchar las opiniones en directo de los políticos...

...del momento y sobre todo introducirse en el ambiente...

...que a realmente le interesa. Las tertulias y círculos literarios...

...le permitirán conocer a personas que admira.

Cuando Emilia conoció a José de Zorrilla, le convenció para...

...que diera un recital en su casa. Desde muy niña había sentido...

...adoración por el considerado como el más representativo...

...de los creadores románticos del momento.

"Tengo un palacio en Granada, tengo jardines y flores,...

...tengo una fuente dorada con más de 100 surtidores.

Y te daré blancas plumas para que adornes tu frente,...

...más blancas que las espumas de nuestros mares de oriente.

¿De qué me valen tus riquezas?, respondiole la cristiana,...

...si me quitas a mi padre, mis amigos y mis damas.

Vuélveme, vuélveme, moro, a mi padre y a mi patria.

Que mis torres de León valen más que tu Granada."

Lo cierto es que no deja de sorprender esta admiración...

...de la escritora gallega, que siempre se manifestará...

...partidaria de los autores realistas-naturalistas...

...y no de los románticos, a los que considera superados.

Doña Emilia tiene una mezcla de romanticismo y realismo.

Más realista es el aspecto que conocemos más,...

...pero tiene una inclinación romántica que se nota...

...en su admiración por escritores como Zorrilla;...

...que por cierto no sé si fue correspondida,...

...y que se ve en algunas de sus obras.

Es curioso que su último relato, "El árbol rosa",...

...se ve bien lo que es la nostalgia del romanticismo.

Es un relato que podría parecer hasta didáctico,...

...porque se trata de la frustrada seducción de una joven burguesa...

...por un chico que la cita en el Retiro de Madrid debajo...

...de un árbol rosa florecido, y que ella se enamora.

Un día él le propone ir a un sitio más íntimo, ella le dice que...

...lo quiere mucho, pero que no le pida eso.

Él cogió una flor rosa y se la guarda,...

...y desaparece. Le dice que la va a volver a llamar y no,...

...le escribe diciendo que se tiene marchar.

Ella indaga en esa ciudad de provincias de dónde le han dicho...

...que él es y no existe esa persona.

Es decir, pretendía seducirla.

Y uno piensa: "Bueno, pues es una historia...

...de seducción de una burguesa que sus principios morales...

...la han salvado". Pero esta chica se casa poco después con...

...un indiano. Y la última escena es esta joven madre con un niño...

...de tres años paseando por el retiro y mirando el árbol...

...rosa que está palpitante de vida, de pasión, de belleza.

Y es, pues eso, el realismo de la moral que se ha impuesto,...

...pero la nostalgia de esa pasión romántica que no pudo ser.

Existe un pequeño texto de Doña Emilia, donde ella deja...

...libre también su romanticismo. Está dedicado a la fachada...

...de la iglesia de Santiago de la Coruña, que la escritora...

...contempla todos los días desde su mesa de despacho.

Orientado al naciente, la vidazón marítima calla y no se oye más...

...que el goteo argentino de la lluvia en los cristales.

Pero se ve tan cerca que se me viene encima,...

...que me parece estarla tocando la fachada gótica de la iglesia...

...de Santiago, gris y pálida, con su cornisa cuarteada por...

...el peso de los años, su pórtico de arco apuntado señalando...

...ya la ojiva y sus dos santos de piedra que sostienen el arco...

...y se miran inmóviles, siempre desde la misma distancia,...

...a guisa de almas enamoradas, que no pueden jamás reunirse.

Sin duda doña Emilia Pardo Bazán es sensible al romanticismo,...

...pero demostrará en muchas de sus creaciones hasta qué punto...

...está influida y es partidaria del naturalismo, nueva corriente...

...literaria creada en Francia entorno al escritor Émile Zola.

Gracias a su estatus social, Emilia tiene la oportunidad...

...de viajar por Europa y conocer de cerca la realidad cultural...

...de algunos países. Visita Londres, Viena,...

...donde en 1872 contempla la Exposición Universal.

Pero será Francia quien ejerza un mayor atractivo.

Allí pasará temporadas de descanso en el balneario de Vichy,...

...en el conocerá al escritor Víctor Hugo.

En una de sus estancias en Francia aprovechará para pasar unos días...

...en París, donde visita a Zola.

Entra en contacto con los más destacados escritores franceses...

...del momento y participa en las tertulias de los hermanos Goncourt.

En el año de 1882, doña Emilia publicó en el periódico La Época...

...una serie de artículos que no pasaron desapercibidos,...

...pero que tampoco se convirtieron en piedra de escándalo.

Sin embargo, la recopilación de todos ellos en un libro:...

..."La cuestión palpitante", con prólogo de Leopoldo Alas Clarín,...

...sí transformaría a la autora en persona no grata para...

...determinados sectores de la sociedad de entonces.

Precisamente por eso. Aun cuando el libro no sea más que...

...la recopilación, hay un aspecto acumulativo que el libro entra,...

...y entra en lugares adonde posiblemente no habían llegado...

...los artículos. Pero el escándalo se produce porque es una mujer,...

...fundamentalmente porque es una mujer.

Una mujer que se pone al nivel del hombre,...

...una mujer que dialoga con la sociedad,...

...que defiende unos principios, exactamente igual que pudiera...

...hacer el hombre. Entonces, ahí, esa especie de defensa...

...de la masculinidad intelectual, lo mismo que va a suceder...

...posteriormente, cuando ella pretenda entrar...

...en la Real Academia Española.

Yo creo que la cuestión es la presentación en sociedad...

...de Emilia Pardo Bazán, en la élite intelectual.

Ella está haciendo una divulgación rigurosa, histórica y crítica,...

...de crítica literaria sobre naturalismo, sobre algo...

...que palpitaba en ese momento. Y lo está introduciendo...

...en los círculos intelectuales. En principio lo introduce...

...en artículos, y luego, una vez recibida la quiescencia...

...de Menéndez Pelayo y amparada por un prólogo de Clarín, ataca.

El mismo prólogo de Clarín es polémico. Y ella creo...

...que reivindica también esa polémica para sí.

Emilia Pardo Bazán es una mujer que nunca huye de la polémica.

Y yo creo que a ella le interesa también esa posición,...

...ese ser nombrada en todos los círculos intelectuales de la época.

Sobre todo porque tiene a su favor la opinión favorable de muchos...

...intelectuales también.

Incluso la cuestión palpitante tendría consecuencias...

...insospechadas en la vida íntima de la autora. Se organizó tal...

...revuelo con aquel libro, que su marido, porque así...

...lo creía o presionado por las personas de su entorno,...

...pidió a Emilia que dejara de escribir.

Posiblemente el matrimonio ya tenía problemas,...

...porque si doña Emilia hubiera querido seguir escribiendo...

...al lado de su marido, seguro que sabría cómo convencerlo.

Aunque también es verdad que nunca una mujer le pediría a su marido...

...que cambiara de profesión ante las críticas desfavorables,...

...sino todo lo contrario.

La conveniencia o no de que Emilia Pardo Bazán siguiera...

...escribiendo, dicen fue el desencadenante que llevó...

...a la ruptura del matrimonio Quiroga Pardo Bazán.

Tenían tres hijos, Jaime, Carmen y Blanca.

Se separaron de forma amigable.

En aquel momento no existía el divorcio en España.

La escritora fue consecuente con sus ideas.

Ella pretendía que las mujeres dispusieran de caminos...

...honrosos para ganarse la vida por sí mismas, propugnaba con...

...su ejemplo la rebeldía contra la opresión del marido.

En una carta escrita a un amigo, Emilia dice:...

..."Me he propuesto vivir solo del trabajo literario,...

...sin recibir nada de mis padres. Puesto que si me emancipo,...

...en cierto modo, de la tutela paterna, debo justificar...

...mi emancipación no siendo en nada dependiente.

Y este propósito del todo varonil exige de mí fuerza y tranquilidad.

Si pensase en ese dualismo mío interior,...

...no cumpliría mis compromisos editoriales...

...porque dormiría mal, estaría rendida al día siguiente...

...y adiós producción y adiós 15 cuartillas diarias".

Probablemente ella fue mucho más valiente en su vida...

...que sus protagonistas de ficción.

Hay protagonistas de su novela que asumen su condición...

...hasta las últimas consecuencias. Hay personajes...

...después de su obra que realmente rompen...

...la cultura dominante y, sobre todo,...

...los códigos de valores que estaban vigentes.

Doña Emilia era una mujer que no reparaba tampoco...

...en subterfugios y si era necesario presentarse...

...con toda la agresividad que fuera necesaria,...

...evidentemente lo hizo.

Creo que es una persona, ya lo decía Pereda:...

..."Esta mujer que se mete en todo como si no pudiéramos...

...prescindir de ella", ella también procuraba...

...ese escándalo, por motivos publicitarios,...

...muchas veces en favor de ella, otras en favor de la mujer.

Doña Emilia fue muy valiente porque tropezó...

...con dificultades sociales grandes pese a su clase social...

...y pese a las muchas ayudas con que contó.

Sus protagonistas, algunas, son muy valientes,...

...Amparo, de "La Tribuna", es una mujer valiente.

También lo es Feneiras que se empeña en trabajar...

...y da clases a niños pequeños dada su escasa instrucción.

Y Asís, la protagonista de "Insolación",...

...se acuesta con un hombre sin estar casada con él,...

...un hombre al que conoce unos días antes,...

...y además sale al balcón para que todo el mundo...

...los vea juntos. Es decir, eso es un comportamiento...

...escandaloso para la época. Son mujeres valientes.

Pero hay protagonistas como las de "La dama joven",...

...esa joven con talento para el teatro,...

...que no se atreve a dar el paso y acata lo que son...

...las directrices de la familia y de ese novio que no quiere...

...que sea actriz y su talento se frustra.

Tal vez sea Amparo, la protagonista de su novela "La tribuna",...

...quien mejor encarne ese tipo de mujer...

...que defiende la escritora. Cuenta doña Emilia...

...que a Amparo se le hinchaba el seno agitado.

En medio de la vulgaridad e insulsez de su vida diaria...

...y de la monotonía del trabajo siempre idéntico a sí mismo,...

...tales azares revolucionarios eran poesía, novela, aventura,...

...espacio azul por donde volar con alas de oro.

Definida por su autora como un estudio...

...de costumbres locales, "La Tribuna", publicada en 1883,...

...está considerada como la primera novela naturalista...

...de la Pardo Bazán. Es posible que un sector...

...de los lectores experimentase cierto rechazo...

...al ver reproducida en el relato la realidad...

...con una objetividad perfecta y en todos sus aspectos,...

...incluso los más vulgares. Quizá prefiriesen...

...otro tipo de narraciones más almibaradas...

...y con protagonistas femeninas más convencionales.

Amparo es una muchacha humilde que se convierte...

...en una de las cigarreras de Marineda.

A través de este personaje de "La tribuna"...

...doña Emilia introduce al lector en una dura actividad laboral...

...de una fábrica de tabaco. En la narración...

...no falta la conquista del señorito que promete...

...matrimonio a la cigarrera ni la ingenuidad de esta...

...al creer que la educación y la cultura harán en la práctica...

...a todos iguales.

Es un escenario totalmente distinto, Madrid,...

...y en un ambiente aristocrático se desarrolla "Insolación",...

...una novela de amor. Escrita seis años más tarde...

...que "La tribuna", es en opinión de algunos estudiosos...

...de nuestros días anticipo de lo que será la novela...

...del siglo XX. Es posible que fuera esa modernidad...

...lo que llevó a los críticos y escritores contemporáneos...

...de doña Emilia a verter sobre la obra...

...comentarios poco favorables. A José María Pereda...

...le parece mal que la protagonista,...

...Asís de Taboada, vaya a la romería de San Isidro...

...con un hombre al que ha conocido la noche anterior...

...y que se emborrache con él. "Esto es imperdonable...

...en una mujer de su clase", escribe,...

..."la Taboada es una marquesa viuda".

Leopoldo Alas Clarín opina que probablemente "Insolación"...

...sea la peor obra escrita por doña Emilia...

...y la califica de "antipático poema...

...de una jamona atrasada de caricias".

Clarín arremete sin ningún miramiento...

...contra esta novela de la escritora gallega.

Clarín era un extraordinario crítico,...

...pero Clarín era un poco venado y se dejaba llevar muchas veces...

...por impresiones que a él le llegaban.

Es muy posible que, doña Emilia que es como la proa de un barco...

...que va rompiendo y dividiendo el mar,...

...le llegaran denuncias a Clarín, algunas de ellas de Galicia,...

...de cómo ella utilizaba el prestigio de Clarín...

...un poco en su favor y esto le podía predisponer.

Que una mujer que sea capaz de defender el naturalismo...

...y que al mismo tiempo milite en el carlismo...

...era algo que le rompía los esquemas a Clarín.

La relación de Clarín y de la Pardo Bazán...

...sigue teniendo un punto misterioso...

...a pesar de las investigaciones que se han hecho...

...y yo tengo mi propia teoría. Empezaron siendo amigos,...

...él parecía admirarla, y de pronto empieza a odiarla.

Hace unas críticas feroces y, siempre que puede,...

...habla mal de ella e incluso de su literatura.

Yo tengo la teoría de que el odio proviene de que ella...

...no hizo crítica a "La Regenta" y eso Clarín no lo pudo perdonar.

En el fondo Clarín es de una enorme vanidad...

...y esto de que doña Emilia no le alabara su gran novela...

...creo que no se lo pudo perdonar nunca.

La temática desarrollada en "Insolación"...

...sin duda tenía que despertar reacciones adversas...

...en una sociedad que defendía la doble moral.

Todo ello unido al convencimiento de muchos que consideraban...

...el contenido de la novela autobiográfico,...

...la convirtió en tema de conversación...

...de todos los corrillos literarios.

En estos ambientes se daba por segura la relación...

...que doña Emilia había mantenido con Lázaro Galdiano...

...durante una estancia en Barcelona...

...donde ella había acudido a visitar...

...la Exposición Universal de 1888. Algo debió suceder...

...según se ha podido comprobar años después al conocer...

...las cartas de doña Emilia a Benito Pérez de Galdós...

...con quien sí mantuvo una relación de casi 20 años...

...de una forma discreta. En una de estas cartas...

...la escritora reconoce su falta y le pide perdón.

Mi infidelidad material no data de Oporto,...

...sino de Barcelona en los últimos días...

...del mes de marzo, tres después de tu marcha.

No me resolví a perder tu cariño confesando un error momentáneo...

...de los sentidos fruto de las circunstancias imprevistas.

Eras mi felicidad y tuve miedo a quedarme sin ella.

Creía yo que aquello sería para los dos culpables...

...igualmente transitorio y accidental.

Me equivoqué, me encontré seguida, apasionadamente querida...

...y contagiada.

Él reconoce la infidelidad, hay hombres que es posible...

...que lo hagan. Por otra parte hay que pensar...

...que Galdós no era su marido, al fin y al cabo fue un amante...

...con el que mantenía además una relación...

...de amigo permanente, era su consejero también.

Pero no cabe duda que esto significa...

...asumir unas responsabilidades,...

...asumir un riesgo, porque el equilibrio emocional...

...era fundamental para doña Emilia.

Doña Emilia reconoció su infidelidad...

...Cuando Galdós se la echó en cara.

Mientras no se la echó en cara, se calló.

La justificación que le da es que había sido un error...

...momentáneo de los sentidos. Es maravilloso.

Es el gran pretexto y la gran disculpa.

Le dice que no se lo quiso contar porque no quería...

...poner en peligro su relación.

Porque ella estimaba muchísimo a Galdós.

Es decir, fue sincera a posteriori, no a priori.

Y la justificación también es que ella se sintió muy querida...

...por José Lázaro. Pensó que iba a ser una aventura para los dos,...

...pero le dice que se sintió querida perseguida y contagiada.

Esa es su disculpa.

Emilia Pardo Bazán tiene entonces 37 años.

Su producción literaria es importante.

Han pasado 12 años desde que ganó...

...su primer premio literario con un estudio crítico sobre Feijoo...

...y publicó su primer y único poemario.

Fue el año de 1876, el mismo en que nació su primer hijo, Jaime.

En este tiempo ha escrito varias novelas,...

...entre las que destacan por su popularidad,...

..."Los pazos de Ulloa" y "La madre naturaleza".

Pero no se ha dedicado exclusivamente...

...a esta modalidad literaria, también ha escrito ensayo,...

...cuentos, libros sobre gastronomía...

...y publicado en prensa y revistas nacionales y extranjeras.

Precisamente, de una de esas colaboraciones en la prensa...

...extranjera hablará a Galdós.

Hice un trabajo sobre la mujer española.

Yo estoy contenta de él, pero es un poquito fuerte.

Armaría un alboroto si se publicase en España.

Emilia Pardo era consciente de la sociedad en que vivía,...

...pero ella es valiente. Nadie hoy de la fuerte personalidad...

...de esta mujer que, posiblemente, contó con apoyos para llegar...

...a ser ella misma. Apoyos de los que carecían otras mujeres.

De hecho, el escrito al que alude fue publicado el año siguiente,...

...en 1890, en La España Moderna, la revista que dirigía Galdiano.

Emilia va a utilizar y va a aprovecharse...

...de su situación social y de su prestigio para seguir trabajando...

...por la emancipación de las mujeres y así dirigirá...

...una importante colección, Biblioteca de mujeres,...

...y se van a publicar textos del feminismo internacional.

Lo que resulta sorprendente es la decisión de doña Emilia...

...no de escribir la segunda parte de su novela "La tribuna",...

...sino el futuro que elige para Amparo, la protagonista.

Es probable que Emilia haya escrito "Memorias de un solterón" en una...

...de sus temporadas de descanso en el palacio de Santa Cruz,...

...situado en una zona privilegiada cercana a La Coruña.

En esta novela, segunda parte de "La tribuna", el protagonista,...

...el hijo de Amparo y del señorito que la engañó,...

...consigue que este se case con su madre.

Es curioso que doña Emilia premie a su protagonista...

...con el matrimonio con un hombre que no la quiere y que, además,...

...es ya un carcamal. Hoy se diría que,...

...más que premio, era un castigo,...

...aunque es posible que los conceptos hayan cambiado.

Y también debe tenerse en cuenta la conveniencia de que el chico...

...pudiera tener un padre reconocido,...

...a pesar de ser ya un hombre que trabaja como tipógrafo socialista.

Aunque también es verdad que en esta novela manifiesta...

...abiertamente su defensa de la emancipación femenina.

Hay que partir del supuesto que doña Emilia,...

...cuando escribe "La tribuna", milita en el Carlismo puro y duro.

Y doña Emilia manipula, inteligentemente,...

...a sus personajes en función incluso de sus criterios políticos.

Hay que tener en cuenta que se opone al federalismo,...

...al anarquismo, al socialismo e incluso al progresismo.

Entonces, lo que queda muy claro es que esta mujer se desclasa,...

...pierde su condición de obrera, su condición de mujer...

...de la sociedad baja, para dar el salto al casarse...

...con una persona que no es de su condición.

Hay una moraleja oculta: cuando te ofrecen un bien,...

...olvidas tus compromisos con tu clase.

En "Memorias de un solterón" doña Emilia hace la defensa...

...de Amparo a través de la actuación de su hijo.

Su hijo que aparece llamado el compañero sobrado,...

...porque es socialista y tipógrafo,...

...profesión revolucionaria. Y el hijo es el que obliga...

...a su padre a casarse con su madre no tanto para reparar...

...la honra de esta, sino para vengarse de su seductor, el padre.

Es curioso también cómo al final de la novela,...

...tras la boda de sus padres, este compañero sobrado...

...cambia de actitud, y aquí hay una crítica de la autora,...

...cuando va a sustituir el atuendo de obrero, la gorra y la blusa,...

...por un traje lujoso de hijo de millonario.

Amparo es seducida por Baltasar, el señorito,...

...que la deja abandonada. Y claro, socialmente,...

...ella carga con ese hijo y es una marginada desde ese momento.

Y 20 años después, doña Emilia retoma...

...ese personaje y hace que su hijo,...

...que es el compañero sobrado, un anarquista,...

...obligue s su padre con amenazas a reparar el honor de su madre,...

...a casarse con ella. Podría parecer que es...

...una cuestión de moral, de que se ha hecho justicia,...

...pero yo creo que no, que doña Emilia quiere demostrar...

...en esa obra que el compañero sobrado cuando se ve señorito,...

...es decir, heredero del dinero de su padre,...

...deja de ser anarquista. Ahí doña Emilia defiende...

...la tesis de que gran parte de los anarquistas...

...lo son porque son marginados.

Cuando se ven con dinero, abandonan sus ideales.

En 1908 es nombrada por el rey Alfonso XIII...

..condesa pontificia de Pardo Bazán.

A pesar de que ha sobrepasado los 50 con generosidad,...

...doña Emilia se encuentra en plenitud. Sigue escribiendo,...

...colaborando en prensa, pronunciando conferencias.

Hace dos años ha sido nombrada...

...presidenta de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid.

Ella será la primera mujer en ocupar este cargo.

Méritos no le faltan.

Pero aún no había conseguido uno de sus anhelos mayores:...

...el ingreso en la Real Academia de la Lengua.

Desde que en 1853 la Real Academia de la Lengua decidiera, después...

...de rechazar el ingreso de Gertrudis G. de Avellaneda,...

...elaborar un informe en el que se prohibía la entrada...

...de representantes del género femenino en la institución,...

...ninguna mujer se había atrevido a intentarlo.

Será en 1912 cuando doña Emilia, al enterarse de que se había...

...dos vacantes y antes de que fuesen publicadas,...

...envíe una carta al presidente en la que solicitaba...

...ser admitida en la Real Academia.

No había seguido los trámites reglamentarios que señalaban...

...la necesidad de ser presentada por tres académicos de número.

No lo hizo porque sabía que mientras no se revocase...

...aquel escrito de 1853, nada se podría hacer.

Es probable que doña Emilia albergase esperanzas...

...de que ella podría provocar la reacción de los académicos,...

...pero su iniciativa no obtuvo el eco esperado.

La Academia decidió seguir manteniendo en vigor...

...el discriminatorio documento que impedía que las mujeres...

...pudiesen formar parte de tan docta institución.

De haber conseguido el ingreso, se habría convertido...

...en la primera mujer académica de número,...

...porque Isidra Quintina de Guzmán fue académica honoraria.

Años después, Blanca de los Ríos y María Moliner obtendrían...

...la misma respuesta que Emilia y que Gertrudis Gómez de Avellaneda.

Por fin, en el año 1979 la Real Academia de la Lengua...

...se decide a abrir sus puertas a las mujeres.

La escritora Carmen Conde fue elegida como miembro de número.

Esto tiene mucho que ver con lo que podríamos llamar,...

...en el peor sentido de la palabra, la masculinidad española.

Es inconcebible para ellos que una mujer solicite entrar...

...en la Real Academia Española. Es un escándalo para ellos...

...que una mujer pueda acceder a una cátedra universitaria,...

...incluso que pueda estudiar en la universidad.

Es tremendo, pero es así. Y eran personas liberales,...

...tipo Valera. No hablemos ya de otros.

El rechazo de la Real Academia Española a Emilia Pardo Bazán es...

...un capítulo vergonzoso para la institución y para los académicos.

Sabemos por libros de anécdotas de la época, por memorias,...

...las cosas que decían respecto a la entrada de Emilia.

Es tremendo que Valera, que publicó un folleto que se llamaba...

..."Las mujeres y las academias" y que procuraba justificarlo...

...con argumentos históricos, en la intimidad con sus colegas...

...les dio un argumento. Debían decirle que los sillones...

...de la Academia eran antiguos y no podían cambiarse,...

...y que la circunferencia de doña Emilia no cabía en esos sillones.

Se ha dicho que tal vez para compensar a doña Emilia...

...del rechazo sufrido, se la nombró catedrática...

...de lenguas neolatinas en la Universidad Central de Madrid.

Ella será en 1916 la primera mujer que ocupe una cátedra,...

...pero sin oposición. Habrían de pasar 37 años...

...para que otra mujer, Ángeles Galino, la obtuviese.

Dotada de una gran fuerza, tanto física como mental,...

...la escritora gallega demostró que ella podía no ser igual,...

...sino superar a muchos de sus contemporáneos.

Algunos críticos la consideran como el ejemplo de la mujer...

...humanista, comparándola con Menéndez Pelayo,...

...con la diferencia de que este no escribió novelas.

Doña Emilia es una extraordinaria escritora. Decía La fe en 1888...

...que doña Emilia era la primera escritora de Europa.

Posiblemente lo haya sido. Doña Emilia es de una cultura...

...inmensa, sobre todo de una curiosidad intelectual...

...en la que no se escapaba ninguna cuestión que no cayera...

...bajo su objetivo de análisis. Entiendo que esta mujer llega...

...a ser de Inglaterra o francesa y tendría estatuas...

...en todas las principales ciudades del país.

Yo destacaría en ella el hecho de que es la primera escritora...

...auténticamente profesional, es decir, que vive de su obra.

Su literatura le da éxito, prestigio y dinero.

Por otra parte, hay unos temas que resaltan por su modernidad,...

...por ejemplo, la exaltación del trabajo. Fue una gran trabajadora.

Pero es que en sus novelas, particularmente en "La tribuna",...

...va a presentar como protagonismo obrero por primera vez...

...en la literatura española. Y más singular, la protagonista...

...va a ser una mujer. Por primera vez se habla del trabajo...

...de una mujer en una fábrica. Por otro lado, va a tratar...

...un tema tan actual para nosotros como el de los malos tratos...

...en el marco doméstico. Malos tratos a la mujer provocados...

...por el hombre y por el padre. Esto lo encontramos en sus cuentos.

En uno de los cuentos, "El Indulto", hay una frase...

...que sorprende por su modernidad: "En lugar de protegerla la ley,...

...la obliga a vivir maritalmente con su asesino".

A doña Emilia hay algo que nadie le pudo negar, ni sus enemigos,...

...y es que escribía muy bien. Tenía un dominio absoluto...

...del lenguaje y que no suena nunca libresco.

Es un estilo de párrafo amplio. Y cuando quiere ser coloquial,...

...lo sabe ser como nadie. También construye muy bien las novelas.

Las estructuras de sus novelas están muy bien hechas...

...y responden perfectamente a lo que quiere contar.

Por otra parte, no es provinciana, como lo eran otros escritores...

...que consideramos de los grandes, como Pereda.

Doña Emilia asimilaba lo nuevo, asimiló el naturalismo francés,...

...asimiló la novela rusa. Valera estuvo en Rusia y no se enteró...

...de lo que estaba pasando y ella sí. Y cuando ya es una escritora...

...consagrada, incorpora el simbolismo y el modernismo.

Esa apertura mental para asimilar lo nuevo es muy destacable.

En sus más de 1.500 artículos de prensa, Emilia Pardo Bazán...

...se hace eco de lo que sucede en sus días. Nada escapa a su mirada.

Lo mismo se ocupa de la situación política, que habla...

...de la actividad cultural o se detiene a reflexionar...

...sobre noticias menos relevantes, pero que enriquecen la visión...

...de lo sucedido en aquellos años. Noticias que van...

...desde la detención de una mujer por fumar en público...

...a la popularidad de la novela "Electra" de Galdós.

El día 4 de mayo de 1921, aparece en el ABC el que sería...

...su último artículo. Emilia lo quiso dedicar a la obra...

...de Tagore, descubriendo así a un poeta que aún no había sido...

...traducido al castellano. Algo propio de la escritora gallega,...

...que estudió inglés y alemán solo por el placer de leer...

...en lengua original las obras de sus autores preferidos.

A los ocho días de aparecer este artículo, fallecía.

Moría rodeada del cariño de los suyos.

La prensa se hizo eco de la triste noticia.

La desaparición de la escritora gallega fue recogida con pesar...

...tanto en el mundo literario como en el resto de la sociedad.

Se iba una de las mujeres más valiosas y populares...

...del siglo XIX, una mujer que consiguió ser ella misma...

...y que no se adaptó al comportamiento que la sociedad...

...esperaba de las mujeres, un comportamiento que ella denunció.

Para el español todo puede y debe transformarse,...

...solo la mujer ha de mantenerse inmutable.

Mujeres en la historia - Emilia Pardo Bazán

En 1892 se volvió a plantear la cuestión. Pardo Bazán quería el sillón como reconocimiento a su propio mérito, pero también al derecho de las mujeres a un trato igual: “Si a título de ambición personal no debo insistir ni postular para la Academia, en nombre de mi sexo creo que hasta tengo el deber de sostener, en el terreno platónico y sin intrigas ni complots, la aptitud legal de las mujeres que lo merezcan para sentarse en aquel sillón, mientras haya Academias en el mundo”. Aunque tuviera tantos defensores de peso como detractores, doña Emilia no obtuvo el sillón, ni entonces ni en 1912.

'Fin de siglo': Emilia Pardo Bazán

Más mujeres en el siglo XXI

Como vemos, el cerrojazo a las autoras se extendió durante décadas y siglos. También se rechazó la entrada de Concha Espina y de Blanca de los Ríos y lo mismo sucedió con las lingüistas. En 1972 poco antes del ingreso de Conde, la RAE rechazaba a otra mujer, nada menos que a María Moliner, la lexicógrafa que había creado de forma casi personal y artesanal el diccionario que lleva su nombre y que se convertiría en el principal competidor del diccionario oficial de la lengua española para legos y estudiosos.

El siglo XXI ha visto entrar en la Real Academia Española a ocho de las once mujeres que han sido aceptadas como académicas en la historia de la institución. Aún así, en ese tiempo ha habido 38 nombramientos en total, por lo que sólo el 21% han tenido nombre de mujer. Vaya esta lista como recordatorio y homenaje.

- 1979 Carmen Conde
- 1984 Elena Quiroga de Abarca
- 1998 Ana María Matute
- 2002 Carmen Iglesias
- 2003 Margarita Salas
- 2010 Soledad Puértolas
- 2011 Inés Fernández-Ordóñez
- 2013 Carme Riera Guilera
- 2014 Aurora Egido Martínez
- 2016 Clara Janés
- 2017 Paz Battaner

Noticias

anterior siguiente