Enlaces accesibilidad

Coronavirus en España

El desfase entre enterramientos y defunciones cuestiona el recuento de fallecidos con coronavirus y su impacto real

Por
El desfase entre defunciones y licencias de enterramiento pone en cuestión el impacto real del coronavirus en España

La fórmula de recuento oficial de fallecidos y el desfase entre las licencias de enterramiento y el número de defunciones han puesto en duda el impacto real del Covid-19 en España. Frente a las duras críticas de la oposición, que pide más transparencia al Ejecutivo sobre este asunto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que el Gobierno está comunicando esas cifras según establecen los protocolos internacionales y precisa que las estadísticas solo incluyen a los fallecidos que dieron positivo por coronavirus.

“Nos regimos por sistemas parametrizados que hay que seguir para que en todo el mundo se tenga información homogénea. Todos los países europeos tienen que comunicar casos confirmados por laboratorio y eso es lo que hace el Gobierno de España”, ha explicado Illa durante su comparecencia por tercera semana consecutiva en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, habilitada como comisión de seguimiento de la crisis del Covid-19.

El procedimiento que se sigue parte del Centro Europeo para el Control de Enfermedades, que establece que se deben reportar en las 24 horas siguientes todos los casos confirmados de contagio por coronavirus. Por su parte, la OMS pide que se comuniquen los casos confirmados en las 48 horas siguientes.

Mientras aumentan las críticas de la oposición sobre una posible infravaloración de las cifras de fallecidos, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este miércoles que el Gobierno está comunicando estos casos según lo establecido por el Centro Europeo para el Control de Enfermedades y por la OMS. ¿Nos regimos por sistemas parametrizados que hay que seguir para que en todo el mundo se tenga información homogénea. Todos los países europeos tienen que comunicar casos confirmados por laboratorio y eso es lo que hace el gobierno de España¿, ha explicado el ministro durante su comparecencia por tercera semana consecutiva en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados

Solo se incluyen los fallecidos que dieron positivo

La clave, según se deduce de las declaraciones de Illa, está en que el recuento de fallecidos únicamente incluye a las personas a las que se les había realizado un test de Covid-19 y habían dado positivo.

“Toda persona con diagnóstico positivo que fallece es computado, y las comunidades siguen esta definición y comunican los casos”, ha puntualizado también el ministro de Sanidad, cuyas explicaciones sobre el procedimiento no convencen a PP y Vox, que acusan al Gobierno de querer "ocultar" el número real de muertes y piden al Ministerio de Sanidad que cambie el protocolo establecido.

En este sentido y con el fin de tener “perfectamente definido el número de fallecidos”, el Ministerio de Justicia ha pedido de manera urgente a los registros civiles que hay en España que envíen la información de todas las defunciones inscritas desde el día 14 de marzo.

Concretamente, se pide una relación en la que conste el número de defunciones que han tenido acceso al Registro, el número de licencias de enterramiento que se han concedido, y el lugar de la defunción, especificando la localidad y si la misma se ha producido en un hospital, residencia o vivienda habitual.

El desfase entre enterramientos y defunciones cuestiona el recuento de fallecidos con coronavirus y su impacto real en España

Dificultades en los Registros para contar defunciones

Sin embargo, este recuento de datos de está siendo más complicado de lo que se esperaba porque son muy pocos los trabajadores los que acuden presencialmente a las oficinas y muchas de las partidas de defunción no ofrecen información suficiente. Además, el correo electrónico habilitado para remitir toda la información recabada se ha colapsado.

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) ha afeado este miércoles la "improvisación" en la gestión que está llevando el Ministerio de Justicia al respecto, pues no se ha tenido en cuenta que los Registros civiles se encuentran "desbordados" y no se han facilitado medios para poder llevar a cabo esta instrucción.

Mientras que se tratan agilizar nuevos métodos para recopilar los datos de todos los registros civiles, dos comunidades autónomas ya han remitido información sobre licencias de enterramiento, Madrid y Castilla-La Mancha y las cifras revelan que se han disparado las defunciones en comparación con el año pasado.

Castilla-La Mancha y Madrid ya han facilitado datos sobre enterramientos

Según el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, en esa comunidad se concedieron 3.319 licencias de enterramiento en marzo, un 96,3 % más que en el mismo mes de 2019.

En 1.921 de las licencias (el 57,9% del total) se trata de fallecimientos por coronavirus o supuestos donde existen sospechas de esa infección, cifra que contrasta con el número de muertos por la COVID-19 reconocidos por las autoridades sanitarias desde el inicio de la pandemia hasta fin de marzo en esa comunidad: 708.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid informó el pasado martes de que se habían dispensado en la segunda quincena de marzo, con el estado de alarma en vigor, 9.007 licencias de enterramiento, cifra que duplica ampliamente las 4.125 defunciones registradas en la región en todo marzo de 2019, según el INE.

En Murcia, sin embargo, el número de licencias de enterramiento otorgadas durante el estado de alarma no supone un incremento significativo con respecto al mismo periodo del año anterior, al no llegar a treinta la diferencia.

Sanidad sabrá en "pocos días" cuántos ancianos han fallecido en residencias

Por otro lado, la jefa de área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, se ha referido en su comparecencia de este miércoles a las cifras de fallecidos en residencias, que son uno de los focos de la pandemia, y ha asegurado que "en pocos días" podrán conocer el número de ancianos que han fallecido por coronavirus dentro fuera de ellas con la información que han solicitado a estos centros de mayores.

Según ha explicado, los datos que actualmente envían las residencias de mayores "no diferencian" si el fallecimiento se ha producido en el centro o fuera de él, y, debido al "interés y al impacto tan gordo que esta suponiendo esta pandemia en las personas mayores", el Gobierno ha pedido esta información "detalladísima".

¿Por qué se produce esta disparidad?

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, en general, facilitan la cifra de muertes confirmadas por coronavirus (personas que han fallecido en hospitales, residencias etc. a las que se había hecho la prueba del Covid 19 y había dado positiva). Sin embargo, los médicos que tienen que certificar las defunciones siguen la pauta dictada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y recogen en sus certificaciones la “causa inmediata” (puede ser una parada cardiorrespiratoria) y también la “causa fundamental”, y es aquí donde se consigna la sospecha de Covid-19, cuando los síntomas del fallecido eran compatibles con el virus. De ahí que la cifra de fallecimientos sospechosos de ser por coronavirus pueda ser tres veces superior a las muertes confirmadas. 

Verifica RTVE se ha puesto en contacto con el CGCOM y la doctora Sonsoles Castro Herranz explica que en los certificados de defunción se recogen tres apartados: causa inmediata, causa intermedia y causa fundamental y que es esta última la que codifica el Instituto Nacional de Estadística, por lo que será la que quede registrada y la que conoceremos en las próximas semanas o meses.

Noticias

anterior siguiente