Enlaces accesibilidad

Coronavirus

"Hemos dejado de intubar a enfermos por su edad porque no hay respiradores para todos"

Por
 Bomberos forestales de GEACAM Castilla-La Mancha, realizan labores de limpieza y desinfección
Bomberos forestales de GEACAM Castilla-La Mancha, realizan labores de limpieza y desinfección EFE/ Nacho Izquierdo

La UCI del Hospital General de Albacete, donde se lucha sin descanso contra el coronavirus como en el resto de España, no tiene respiradores suficientes para atender a todos los enfermos. Este es el SOS que lanza el personal de este centro médico. "Las dos UCIS, cada una con 30 camas, están prácticamente llenas. Ya no tenemos respiradores, estamos metiendo a los pacientes en quirófanos. Estamos esperando una partida de 25 respiradores de Toledo que nunca llega", asegura a RTVE.es Ramón Peiró, jefe de Servicio de Anestesiología y Reanimación del hospital.

Ramón Peiró, Jefe de Servicio de Anestesiología del Hospital de Albacete: "Ya no tenemos respiradores"

Otro compañero, que prefiere no dar su nombre, describe una situación aún más desgarradora: "Hemos dejado de intubar a enfermos por motivos de edad, porque no hay para todos. Les tienes que dejar morir ahogados por insuficiencia respiratoria". Aunque añade: "Todos los enfermos reciben atenciones médicas para evitar el sufrimiento".

Los datos dejan al descubierto las carencias de un complejo que se ha quedado antiguo y obsoleto, denuncia el personal. La población roza los 174.000 mil habitantes y aunque se han derivado casos a localidades próximas- Almansa, Hellín o Villarrobledo- tanto el número de ingresos como la estancia media se ha duplicado o triplicado. Esto ha hecho que el servicio de urgencias se esté enfrentando a un situación límite como la que muestra este vídeo del pasado 24 de marzo.

Sanitarios del hospital de Albacete piden "desesperados" más camas en urgencias

Ha habido pacientes pendientes de una cama tres días o más. Y no siempre se llega a tiempo. "Después de estar esperando en un sillón, cuando quisieron darle una cama para ponerle un respirador fue tarde". Es el drama que relata el entorno de Miguel, un joven de 38 años víctima del coronavirus.

El hospital, un importante foco de contagio

El otro problema que preocupa es que el propio hospital es un importante foco de contagio. El coronavirus ha golpeado con dureza a una plantilla más necesaria que nunca. A la falta de material de protección se suma la mala organización interna, explica a RTVE.es uno de los médicos del centro. 

"Tienes la sensación de que vas andando por un campo de minas. Han caído casi todas las supervisoras y se ha contratado a personas cualificadas pero sin experiencia en críticos", afirma.

Hasta la fecha el parte de incidencias es de un médico fallecido por el virus, que estuvo trabajando hasta que comenzó a sentirse mal, y 500 bajas por aislamiento preventiva o confirmados positivos. En los próximas horas empezarán a recibir los test rápidos comprados por el Gobierno regional y que ya se han comenzado a distribuir.

Un respiro, tras la reubicación de servicios y espacios

La reubicación de servicios y espacios ha dado un respiro en las últimas jornadas aunque los médicos hacen cálculos y "si el ritmo no baja, volveremos al tapón" avisan. En la Facultad de Medicina se ha habilitado un hospital de campaña, con 200 camas, que -sin embargo- no están preparadas al 100%. Los casos que presenten dificultad respiratoria no se podrían trasladar porque "no hay salidas de oxígeno. Esta alternativa nos sirve para los pacientes más leves que supone un 15%", puntualizan.

El Hospital de Albacete pasa su peor momento por la crisis del coronavirus y los ánimos dentro están encendidos. Los sindicatos miembros de la Junta de Personal del Área de Salud han manifestado su desacuerdo con las declaraciones del presidente de la Junta y el Gerente del Hospital en las que minimizaba la situación.

Niegan que se trata de un hecho puntual como este lunes afirmaba en una entrevista Emiliano García Page. El Sescam responde a RTVE" que se están implementado medidas para atender a los pacientes de la mejor manera posible" y agradece a todos los profesionales que están volcados en hacer frente a un escenario sin precedentes. Pero el malestar se ha trasladado a la calle en forma de cacerolada como forma de protesta protagonizada por multitud de ciudadanos.

Castilla La Mancha es la tercera región con más muertos por COVID-19.

Noticias

anterior siguiente