Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La oposición reprocha a Sanidad la "falta de previsión" y el error en la compra de test defectuosos

Por
La oposición tacha de "irresponsabilidad" del Gobierno la compra de tests defectuosos del coronavirus

Los grupos de la oposición han reprochado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, “falta de previsión” por la gravedad de la crisis sanitaria del coronavirus, la escasez de material sanitario en los hospitales, ucis, residencias y enfermerías y han pedido explicaciones por una primera partida de 9.000 test defectuosos que han tenido que ser devueltos a China. Illa ha reconocido que la situación del mercado de compra de material sanitario está "desbordada" y ha defendido que los test tenían homologación europea.

Illa se ha sometido a las preguntas de los grupos parlamentarios en la Comisión de Sanidad y Consumo para informar de la situación del coronavirus cuando los casos en España superan ya los 50.000 y hay más de 4.000 fallecidos. Una comisión que ha ido en línea con el pleno en el Congreso de los Diputados del miércoles en el que quedó aprobada la prórroga del estado de alarma hasta el 11 de abril.

La oposición pide al Gobierno que aclare lo ocurrido con la compra de los test de coronavirus defectuosos

Uno de los principales reproches que ha recibido el ministro ha sido el de la falta de material sanitario en las distintas comunidades autónomas. La diputada del PP, Cuca Gamarra, ha destacado el dato “preocupante” de que un 14% de sanitarios se ha contagiado por coronavirus: “Ni un día más sin los equipos de protección individual ni de test. Es su deber y un clamor de los colectivos sanitarios: escúchelos”.

Gamarra ha recordado que Sanidad tiene, desde que entró en vigor el estado de alarma, el “mando único” ante “una crisis sanitaria, social y económica”, aunque ha lamentado que “en las tres han ido por detrás del virus”. Ha lamentado, además, de que “las consecuencias de llegar tarde se cobran vidas” y, en cuanto a los test rápidos prometidos por el Ministerio, ha criticado que “no solo faltan, sino que los que han llegado, parte de ellos, no se pueden utilizar por no tener la preceptiva licencia”. También ha pedido explicaciones al respecto el líder de la formación, Pablo Casado, quien ha dicho que si el Gobierno ha adquirido el material a una empresa sin licencia, la "irresponsabilidad debe tener consecuencias".

Vox critica no haber cerrado las fronteras y mantener la sanidad a inmigrantes

El portavoz de Vox, José Luis Steegman, ha acusado al Gobierno de no haber cerrado las fronteras “a tiempo”, llegando a “dejar entrar a hinchas italianos” en España -Italia fue el principal foco de la crisis en Europa- y de mantener la “sanidad gratis” a toda la población, incluyendo personas en situación irregular, “mientras los españoles mueren a millares”

“Y no se sabe cuándo llegarán los test”, ha proseguido el diputado, criticando que Sanidad no es “capaz de decir el número, dónde han ido a parar y el resultado” de los mismos. Ha recalcado a continuación la necesidad de que éstos estén “estandarizados”. Por último, ha acusado también al Gobierno de saber “el riesgo del 8M”, con las manifestaciones feministas del 8 de marzo, y de haberlo ocultado: “Por eso Salud Pública no ofreció datos ese fin de semana”.

Rafa Mayoral -Unidas Podemos-ha calificado como "acertadas" las medidas enfocadas al "cuidado del conjunto de la población" en lo sanitario, social, económico. "Porque de aquí tenemos que salir juntos y el eje de lo público es el eje de la democracia", ha defendido, añadiendo después que "los cuidados deben ser el eje de la tarea colectiva".

Rufián acusa a PP y Vox de "usar el virus para atacar al feminismo"

Desde ERC, Gabriel Rufián ha reiterado, igual que lo hiciera en el pleno del miércoles, que los sanitarios “no deberían ser héroes, sino profesionales bien dotados” y que el Gobierno debería haber confinado a Cataluña y a la Comunidad de Madrid a tiempo cuando eran los principales focos del virus. Ha aprovechado también para criticar a PP y Vox por “usar este virus para atacar al feminismo”. Y ha dicho del diputado de Vox ser “inhumano” y que “no hay nada peor que un racista descerebrado, porque una persona fuera del control de la Sanidad es un peligro y sobre todo un agente de contagio”.

Por parte de Ciudadanos, Pablo Cambronero ha vuelto a mostrar su disposición a colaborar con el Gobierno y ha dicho que “no es tiempo de reproches”. Pero ha pedido por ello “dotar de medios necesarios a los profesionales sanitarios” y poner “todos los medios públicos y privados a disposición de ellos”, así como realizar todos los test necesarios. La líder nacional del partido, Inés Arrimadas, ha lamentado también los "pasos en falso" del Gobierno con la compra de los test defectuosos y ha pedido que se suministre material "en condiciones".

Josune Gorospe, del PNV, ha pedido al Gobierno "coherencia" en los mensajes que transmite Sanidad a la población a través de las ruedas de prensa y una "madurez" que requiere "humildad frente a la arrogancia, fiabilidad en las medidas, solidaridad y generosidad". Ha reprochado que, “en el ámbito de la compra centralizada ha habido muchos fallos”.

Desde EH Bildu, Maite Aizpurúa ha vuelto a solicitar al Gobierno que paralice toda actividad no esencial en España y que saque de las cárceles españolas a las personas mayores y enfermas.

Sergio Sayas -UPN- ha exigido por su parte explicaciones por los test defectuosos y Néstor Rego -BNG- ha acusado también a Sanidad de "falta de previsión" que ha quedado en evidencia porque, ha dicho, todavía no ha llegado el material sanitario necesario y se necesitaba "ayer". Ha pedido, a su vez, el cese de toda actividad no esencial.

Illa defiende que los test tenían la garantía CE

En su turno de respuesta a los líderes políticos, Illa ha explicado que el Gobierno "verificó" al fabricante de los test defectuosos, que era "un proveedor de confianza" y que los test estaban homologados con las garantías de marca CE. Además, ha subrayado que el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) analizó la documentación aportada por la empresa respecto a los estudios clínicos realizados por el fabricante chino, así como se comprobó que no existía ninguna alerta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) sobre este producto.

Sanidad defiende que los test defectuosos para el coronavirus tenían homologación europea

"Las primeras pruebas del test rápido se realizaron en paralelo en un hospital de Madrid y en el ISCIII y en cuanto se detectó una escasa sensibilidad, se dio orden inmediata de retirada; y se contactó con el proveedor que lo va a sustituir por otro tipo de test", ha expuesto el ministro, quien ha asegurado que la oposición le hubiera recriminado no haber comprado una partida de test disponibles en el mercado homologados.

También ha reprochado a los partidos no haber mencionado la situación de un mercado "loco" y "desbordado": "No se producen suficientes mascarillas para lo que requiere el mercado mundial" así como tampoco respiradores ni test rápidos "para lo que el mercado pide". "Porque todo el mundo quiere estos productos hoy y los mejores disponibles", ha proseguido el ministro, lamentando que se diga que "el Gobierno compra mal y no es previsor".

Sanidad reconoce que el mercado de compra de productos sanitarios está "desbordado"

Ante algunas críticas por las promesas incumplidas de material que no llega a las comunidades, Illa ha defendido que el Gobierno ha "comprado capacidad de producción y pactado unas entregas semanales", pero que el transporte de material desde China, "de donde todos los países están comprando", no es "logísticamente fácil y sufre retrasos, como todos los países". Así, ha explicado que hay prevista una entrega "importante" para este fin de semana, pero que no se puede garantizar porque "el mercado está loco y la logística complicada".

Ha ofrecido además algunos datos de las compras centralizadas. Sanidad ha suministrado entre el 10 y el 20 de marzo más de siete millones de mascarillas al conjunto de las comunidades autónomas -más de dos millones han ido para Madrid-. Se ha comprado a China material por valor de 509 millones de euros, para el suministro de 585 millones de mascarillas que se van a ir recibiendo en las próximas semanas. Se han adquirido también  11 millones de guantes; más de 5,5 millones de tests rápidos de diagnóstico y un total de 1.114 equipos de respiración asistida, para reforzar la capacidad de las UCI en todo el país, ha dicho. Y España ha solicitado a través de los procesos de compra conjunta de la Unión Europea un total de 35 millones de mascarillas, 4.000 respiradores y más de medio millón de kits para realizar PCR.

Pero Illa ha buscado dejar claro que la falta de previsión ha venido por parte no solo del Gobierno ya que las comunidades autónomas han podido comprar en todo momento los suministros necesarios para el funcionamiento de los servicios sanitarios, como titulares de la gestión.

Illa: "No ha habido ni hay ninguna restricción a la compra de suministros médicos"

Por último, ha defendido que Sanidad actuó "desde el primer momento", desde que se conoció la existencia de un virus desconocido en China, en base al criterio de los expertos, de las recomendaciones de la OMS y autoridades sanitarias y en cooperación con las comunidades autónomas.

Noticias

anterior siguiente