Enlaces accesibilidad

Corea del Sur, "desesperada" por encontrar la mejor vía de diálogo entre las dos Coreas

  • En su discurso anual de Año Nuevo en Seúl, Moon pidió "seriamente" nuevas conversaciones entre ambas
  • Además, se comprometió a seguir trabajando para facilitar las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte

Por
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, pronuncia su discurso de Año Nuevo en la Casa Azul presidencial en Seúl.
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, pronuncia su discurso de Año Nuevo en la Casa Azul presidencial en Seúl. STR/YONHAP/AFP

El presidente de Corea del SurMoon Jae-in, se ha lamentado de la falta de progreso en las negociaciones con Corea del Norte, aunque se ha comprometido a seguir intentado hablar con su homólogo en la península, Kim Jong-un, refugiado en Pyongyang.

En su discurso anual de Año Nuevo en Seúl, Moon dijo que estaba "desesperado" por encontrar vías prácticas para mejorar los lazos entre las dos Coreas, pidiendo "seriamente" nuevas conversaciones entre ambas. Planteó, por ejemplo, que el acuerdo alcanzado para asistir conjuntamente a los Juegos Olímpicos de 2032 podría ser la primera piedra que allanaría el terreno. Sin embargo, Corea del Norte no ha respondido a otras propuestas recientes por parte de Seúl. 

A pesar de ello, Moon se mantuvo optimista en sus declaraciones, pues sostuvo que tenía altas expectativas y esperanzas de alcanzar la paz, más aún desde su ascenso al poderAdemás, se comprometió a seguir trabajando para facilitar las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte, como ya constató junto a Japón -al que Moon ha pedido que frene las restricciones en las exportaciones- y China a finales de 2019.

Los equipos y programas de cooperación entre los países vecinos se han estancado en medio de un período en el que la creciente tensión por parte de Corea del Norte es palpable. Tanto es así que las conversaciones que se venían manteniendo sobre la desnuclearización de la mano de Estados Unidos están totalmente paralizadas, al nivel de las palabras mantenidas hace casi un año en Hanói. No solo eso, sino que Corea del Norte amenazó con implantar una línea más dura de actuación sino Washington no ofrecía concesiones, y más desde que venciera el plazo fijado por parte del país asiático para remediar la postura estadounidense.

Por todo ello, Moon aseguraba que las provocaciones y las amenazas "no ayudaban a nadie", y ha animado a estrechar lazos con Estados Unidos, China y Rusia.

Noticias

anterior siguiente