Enlaces accesibilidad

Protestas en Hong Kong

Trump firma varias leyes de apoyo a las protestas en Hong Kong y China amenaza con "contramedidas"

  • Una de las leyes permite a la Casa Blanca sancionar a funcionarios chinos 
  • Pekín amenaza con "contramedidas" y transmite su queja al embajador estadounidense

Por
El apoyo de Trump a las protestas en Hong Kong tensa las relaciones con China

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado dos proyectos de ley en apoyo de las protestas en Hong Kong, a la vez que ha instado a Pekín a buscar una solución "amistosa". 

El primero de los proyectos, conocido como "Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong", aprobado la semana pasada por el Congreso, tiene como objetivo proteger los derechos humanos en la excolonia británica, informa Efe, y da poderes a la Casa Blanca para sancionar a funcionarios chinos por violaciones de los derechos humanos. 

Además, insta al Gobierno de EE.UU. a confirmar, año a año, que Pekín respeta la autonomía del enclave

El segundo proyecto firmado por Trump prohíbe la exportación de material antidisturbios para las fuerzas de seguridad de Hong Kong. 

El presidente estadounidense asegura que los ha firmado "con la esperanza de que los íderes y representantes de China y Hong Kong serán capaces de resolver amistosamente sus diferencias dirigiéndose a un largo periodo de paz y prosperidad para todos". 

China amenaza con "contramedidas"

Tras conocerse la postura de Trump, el Gobierno chino ha reaccionado con indignación y ha amenazado a EE.UU. con poner en marcha "contramedidas" si continúa inmiscuyéndose en los asuntos internos de China.

"Instamos a los Estados Unidos a que no sigan por el camino equivocado o China tomará contramedidas y los EE.UU. deberán asumir todas las consecuencias", afirma un comunicado publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El viceministro, Le Yucheng, ha convocado al embajador estadounidense en Pekín, Terry Branstad. Según la agencia oficial de noticias Xinhua, Le trasladó a Branstad la "firme" condena y "enérgica protesta" del Gobierno de Pekín.

Estados Unidos y China se encuentran inmersos en plenas negociaciones comerciales para poner fin a la guerra económica entre ambas potencias, un acuerdo que parece estar cerca y que podría verse afectado por este conflicto diplomático en torno a Hong Kong.

Las protestas en Hong Kong comenzaron en junio a raíz de un polémico proyecto de ley de extradición, ya retirado por el Gobierno, pero han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos de Hong Kong y una oposición a la cada vez mayor injerencia de Pekín.

No obstante, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la Policía son habituales

En las elecciones de distrito celebradas la pasada semana, los candidatos pro-demócratas barrieron a los oficialistas

Noticias

anterior siguiente