Enlaces accesibilidad
Líbano

Dimite el primer ministro libanés, Saad Hariri, tras dos semanas de protestas masivas

  • Los manifestantes protestan por la subida de impuestos y contra la élite gobernante
  • Militantes chiíes de Hizbulá y Amal han atacado a los activistas

Por
Dimite el primer ministro libanés, Saad Hariri, tras dos semanas de protestas masivas

El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado este martes su dimisión y la de su gobierno de coalición tras dos semanas de protestas masivas por todo el país.

"Me dirijo al Palacio Baabda para presentar la dimisión del Gobierno al presidente, Michel Aoun, en respuesta a los muchos libaneses que salieron a las plazas para pedir el cambio", ha indicado Hariri en un breve discurso televisado a la nación.

La policía libanesa separa a militantes de las organizaciones chiíes Hizbulá y Amal y a manifestantes contra el Gobierno en Beirut. EFE/EPA/NABIL MOUNZER

La policía libanesa separa a militantes de la organización chií Amal y a manifestantes contra el Gobierno en Beirut. EFE/EPA/NABIL MOUNZER

La dimisión de Hariri se produce horas después de que militantes de las organizaciones chiíes Hizbulá y Amal hayan atacado el campamento epicentro de las protestas, en Beirut. Han quemado las tiendas de los acampados y han golpeado a varias personas.

Se trata, según Reuters, de los peores enfrentamientos entre libaneses en la capital desde 2008. La semana pasada el líder de Hizbulá, Hassan Nasralá, sugirió que los manifestantes estaban financiados por enemigos externos.

Dos semanas consecutivas de protestas

Líbano ha sido testigo desde el 17 de octubre de una ola de protestas sin precedentes desencadenada por la subida de impuestos, pero dirigida contra la corrupción de la clase política. La protesta ha paralizado Líbano con el cierre de bancos, escuelas y negocios.

El país se encuentra en la mayor crisis económica desde la guerra civil de 1975-90, con la libra muy devaluada frente al dólar.

Hariri, quien prometió vagas reformas para aplacar las protestas, asegura haber llegado a "un callejón sin salida".

Hariri ya dimitió por sorpresa en 2017, en un discurso televisado desde Arabia Saudí, en el que entonces denunció que se preparaba un atentado contra su vida y criticó la injerencia de Irán en su país y en el mundo árabe. Un mes después, retiró su dimisión después de una reunión extraordinaria del Consejo de ministros en la que todas las fuerzas políticas libanesas se comprometieron a no inmiscuirse en los conflictos regionales.

Noticias

anterior siguiente