Enlaces accesibilidad

Bruselas denunciará a España ante la justicia europea por la contaminación en Madrid y Barcelona

  • Se retoma así el procedimiento de infracción por exceso de dióxido de nitrógeno en ambas ciudades
  • La justicia comunitaria podría imponer una sanción a España una vez examine el caso

Por
14 horas - Bruselas denunciará a España ante la justicia europea por la contaminación en Madrid y Barcelona

La Comisión Europea tiene previsto denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por incumplir la normativa europea de calidad del aire en Madrid y Barcelona, según han confirmado este miércoles a Efe fuentes comunitarias.

La decisión, que se ha votado ya pero no se publicará hasta este jueves junto al resto del paquete de infracciones del Ejecutivo comunitario del mes, supone que la justicia comunitaria examinará ahora el caso y podría acabar imponiendo una sanción a España.

La Comisión retoma con esta decisión el procedimiento de infracción iniciado contra España por los excesos de dióxido de nitrógeno registrados en Madrid, Barcelona y el área del Llobregat (Cataluña), que exceden los niveles máximos de la normativa comunitaria vigente desde 2008.

En mayo del año pasado, Bruselas decidió no llevar a España ante el TJUE por exceder los límites de contaminación del aire, dado que el país había previsto o puesto en marcha medidas que le parecían apropiadas para atajar el problema.

Era el caso de Madrid Central, el área de bajas emisiones donde el nuevo Ayuntamiento anunció que dejaría de multar desde el 1 de julio, una medida suspendida después cautelarmente por un juzgado al considerar que prima "la protección a la salud y el medio ambiente". 

La UE denunció a varios países por medidas "no creíbles ni eficaces"

La Comisión Europea sí remitió en mayo del año pasado a la justicia europea los casos de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Hungría y Rumanía por incumplir la normativa europea de calidad del aire, al considerar que las medidas que habían planteado estos países para paliar el problema en sus ciudades no eran "creíbles, eficaces ni oportunas".

Más de 400.000 personas mueren prematuramente al año en la Unión Europea como resultado de una mala calidad del aire, y una gran cantidad de población sufre problemas respiratorios y cardiovasculares, según datos de Bruselas.

Se da la circunstancia de que el Gobierno de España recibió una carta de la Comisión Europea el pasado 8 de julio donde advertía de que se tenían que tomar más medidas en aquellas ciudades donde se vulneran los límites de contaminación establecidos. 

Noticias

anterior siguiente